Visto: 399 veces

Publicado el: Sábado, 2 de julio del 2016

Padres tóxicos cambia antes de que sea tarde

Sociedad Saltillo / Sexto Sentido

nt--62fc7313575b4813_42-23895251.xxxlarge_2xSaltillo,Coah.- Si presentas por lo menos uno de los rasgos que se comentan en esta nota, es probable que estés haciéndole daño a tus hijos.

Nadie quiere una persona tóxica en su vida como por ejemplo un mal amigo, compañero de trabajo o jefe, pero ¿te has puesto a pensar que pudieras ser tú una madre tóxica para tus hijos?

Los padres pueden ser incluso mucho más tóxicos de lo que pensamos, por eso hoy te damos la oportunidad de descubrir algunos rasgos de los padres tóxicos que quizás identifiques en tu familia. Aún hay tiempo de enmendar daños.

Son demasiado críticos

Criticar es algo que la mayoría de las personas hacen, pero aún más con sus hijos. Si criticas absolutamente todo lo que hacen tus hijos, ellos acabarán frustrados. Se sentirán inútiles y pensarán que no son capaces de lograr nada.

No les permiten manifestar sus emociones negativas

Desde pequeños nos enseñan que debemos reprimir las emociones, a no llorar en público, o a vivir detrás de una máscara. Pero, en familia, todo esto debería poder manifestarse sin pena alguna. Los padres tóxicos impiden esto, originando una represión de las emociones que puede pasar factura en un futuro cercano. Le están dando la bienvenida a la depresión.

Terrible silencio

Si cuando te enojas con tu hijo le niegas la palabra y no le das explicación sobre lo que hizo mal, estás bajo una actitud tóxica. No hay motivos para que un padre tome esta postura, no le estás enseñando nada, todo lo contrario, le estás mostrando cómo es comportarse de forma totalmente inmadura.

La responsabilidad de la felicidad

Nuestra felicidad es nuestra y nadie debe hacerse responsable de ella. Los padres tóxicos saben muy bien cómo hacer que esa responsabilidad recaiga en sus hijos. Algo verdaderamente tóxico y dañino para su autoestima y autoconfianza.

Reclaman la atención de sus hijos

Es un hecho que debe ser al revés, pero en cuestión de padres tóxicos es totalmente lo contrario. Son ellos los que reclaman la atención de sus hijos para todo, ocasionando que estos no tengan el tiempo para dedicárselo a sus cosas. Esto sucede porque estos padres no recibieron la suficiente atención de pequeños y ahora intentan suplir esta carencia con sus hijos.

Padres tóxicos = hijos tóxicos

Gran parte de la toxicidad de los padres, se debe a que ellos fueron criados en un ambiente tóxico, es por eso que justifican su comportamiento considerando que “se lo merecían”. Como consecuencia, sus hijos viven de nuevo el calvario en el que ellos un día estuvieron sumergidos.

Mano dura no es la mejor opción

Es un error que cometen muchos padres tóxicos. Creen que ser firmes ayudará en la educación de sus hijos, que les garantizará una autoestima estable y autoconfianza en sus hijos. Nada más lejos de la realidad. Utilizar la mano dura provoca inseguridades y miedos.

Intereses y necesidades por delante de tus hijos

Un padre tóxico no piensa en sus hijos y antepone sus intereses y necesidades antes que la de ellos. Por esa razón muchos niños presencian discusiones familiares o los “obligan” a posicionarse de parte del padre o la madre. Esto solo le provocará graves traumas en un futuro, no lo hagas por el bien de tus hijos.

Bromas tóxicas

Muestran críticas encubiertas tras “bromas”, que al final acaban deteriorando la autoestima de los hijos. Unas bromas que pueden tratar temas de peso o de apariencia física que pueden ser un ataque lento, pero poderoso hacia su autoestima. Esto puede ser conocido como un tipo de bullying en el interior de la familia.

Controlan a sus hijos

A base de recompensas con regalo y dinero, los padres tóxicos intentan de esta manera controlar a sus hijos. Lo que no saben es que serán ellos luego los controlados. Los hijos necesitan amor, el soborno no les hará ningún bien. Además los convertirás en personas materialistas y pensarán que la única forma de ser feliz es a través de las cosas materiales.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia