Visto: 520 veces

Publicado el: Sábado, 7 de noviembre del 2015

Cuidados especiales

Sociedad Saltillo / Sexto Sentido

nt--2Saltillo,Coah.- El cuello es una zona del cuerpo un poco olvidada que también requiere atención
La piel en la zona del cuello es delicada debido a que tiene una menor concentración de glándulas adiposas. De ahí la importancia de que tengas mayores cuidados para que evites las arrugas, flacidez y manchas.
Al igual que la piel de la cara, está expuesta a diferentes agentes externos y a los rayos ultravioleta. Por eso es importante tomar conciencia de los cuidados, ya que conforme pasa el tiempo un rostro bien cuidado y brillante, puede lucir mal si está acompañado de un cuello descuidado.

shutterstock_86513959
A continuación te damos una serie de consejos para el cuidado del cuello que te harán lucir bellísima.
1. Exfoliarlo cada semana
Lo primero que debes hacer para que mantengas la piel de tu cuello suave y firme, es exfoliarlo con regularidad. Lo mejor es que te hagas un peeling una vez a la semana, ya que más a menudo podrías irritar la piel, sobre todo si la tienes seca o delicada.
Para deshacerte de las células muertas, utiliza alguno de los siguientes productos u opta por hacer una combinación de todos ellos: bicarbonato de sodio, azúcar y sal marina.
Mezcla todos estos ingredientes con un poco de aceite de almendras o gel de aloe vera para que masajees el área fácilmente. Hazlo suavemente, con movimientos circulares desde el pecho hasta la barbilla.

Limpiarlo a profundidad
Una mascarilla de arcilla funcionará a la perfección para limpiar el cuello profundamente, en caso de que la piel del cutis sea grasa o mixta, puedes realizarlo conjuntamente en la cara y el cuello.
Lo más viable es que utilices arcilla verde o rosa, y para elaborar el cataplasma, basta con que mezcles la arcilla en polvo con agua hasta que tengas una pasta, que puedes untarte sin que gotee.
Para mezclar la arcilla, utiliza recipientes de barro, cristal o madera, pero nunca de metal, la razón es que dicho material alterará las propiedades terapéuticas de la arcilla.
Una vez que tengas la mascarilla, aplícala sobre tu cara y cuello, evitando tener contacto con ojos y labios. Déjala ahí por 15 minutos, después enjuaga e hidrata.

Hidratarlo cada día
Seguramente te preguntarás con cuál producto hacerlo y la respuesta es utilizando la misma loción hidratante que usas en el rostro. El cuello puede ser tan sensible como el cutis y por eso con el tiempo pierde firmeza y se arruga si no lo cuidas apropiadamente.

Masajearlo regularmente
Desafortunadamente, el cuello sufre las tensiones del día a día por culpa de malas posturas; las horas frente a la computadora, los malos gestos, cargar cosas inapropiadamente, etcétera.
Para evitar las consecuencias de estas tensiones, te recomendamos que uses el producto hidratante que hayas elegido para masajear suavemente el cuello, dedicándole de cinco a 10 minutos al día.
Debes masajear el cuello utilizando toda la palma de tu mano, enfatizando la zona debajo de la barbilla, en donde generalmente aparece la papada, todo esto con el fin de activar adecuadamente la circulación y eliminar toxinas.
Separa bien el pulgar y el índice, desliza la mano de arriba hacia abajo, apretando ligeramente la piel.

Relajarlo cada noche
La tensión mandibular y el bruxismo influyen excesivamente en las tensiones del cuello, por lo que empeoran su aspecto con el paso del tiempo.
Para remediarlo, realiza ejercicios de mandíbula que contribuyan a relajar toda la tensión que se acumula en esa área.
No te olvides que por la noche también apretamos la mandíbula inconscientemente, por lo que será muy importante que dediques unos minutos a relajar bien esta parte del cuerpo antes de acostarte. Deberías conseguir quedarte dormida con la mandíbula totalmente relajada y la boca entreabierta, como duermen los bebés



Más videos >

nt-mujeres-bostezos_3Ciudad de México.- A quién no le ha pasado: dormir unos minutos más, o que te salgan planes de último minuto en la noche. Aunque no tendrás tiempo de hacer un maquillaje supercomplicado, sí podrás quedar bonita con un maquillaje simple. Y ya no parecerá que has dormido solo cinco horas. Bueno, quizá se note por el ocasional bostezo.

Otras situaciones de emergencia

Cuando vas a viajar

No sobrecargues tu maleta: puedes usar otros recipientes para llevar solo la cantidad necesaria. Es más, los estuches de lentes de contacto te servirán para llevar cremas en el avión, dado que la altitud reseca tu piel. Según el sitio de belleza Allure, a 10 mil metros de altura la humedad en la cabina es del 20 %, y nuestra piel está acostumbrada a estar en un 40 a 70 % de humedad. Lleva una crema con ácido hialurónico: este producto tiene una gran capacidad de adherirse a la poca agua que hay a esta altura. Recuerda cargarla en un recipiente de 100 ml o menos.

mujer-viajar-avion

Cuando no tienes espejo

El maquillaje no dura todo el día, así que si los tuyos son largos es posible que te encuentres haciendo retoques en cualquier lugar. Y a veces la ventanilla del transporte público o tu celular no son buenas guías, por eso te damos estos consejos.

maquillaje-calle

Aplica poca base y finalízala con la esponjita, esto evitará que quede demasiado marcada. Si notas que has aplicado demasiada base, consigue agua micelar en spray: esparciéndola sobre tu rostro, quitará el exceso. Es recomendable que no uses delineador líquido: si ya es difícil con espejo, imagínate sin él. Pasa un lápiz delineador por la línea de tus pestañas, y evita el cat eye, dado que no puedes medir si te quedó igual de los dos lados.

Usa tus manos para guiarte: el contorno debería ir por debajo de la línea del pómulo y hasta dos dedos antes de llegar a la nariz. El rubor, directamente sobre el pómulo, pero debe terminar antes. El iluminador se aplica en la cara inferior externa de las cejas, en la línea central de la nariz y en el arco de cupido. Toca la línea de tus labios suavemente para aplicar labial. Y el último consejo: si te parece que todo está suficientemente difuminado, no lo está. Pasa algunas veces más la brocha.

¿Te dormiste? Te salvará este maquillaje de emergencia en 3 minutos