Visto: 1.239 veces

Publicado el: Miércoles, 27 de agosto del 2014

Conoce los mitos del queso

Sexto Sentido / Buena Mesa / Víctor Cantú

ntquesos

Saltillo, Coah.- El sabor que ofrece el queso en diferentes platillos es simplemente espléndido. Al paso del tiempo, entre un ambiente de carente información se han expandido algunos mitos respecto a sus beneficios o los daños que causa a la salud.

¿Qué es el queso?
Es un producto pastoso o sólido que resulta de la coagulación de la leche, con la eliminación de la mayor parte del suero. Se producen mayormente a partir de leche entera, pero también se pueden elaborar con leche desnatada. Para que pueda producirse el queso sobre la leche actúan bacterias que realizan la transformación de los hidratos de carbono en ácido láctico y el cuajo es el que hace que se solidifique la leche.

Hace muchos años…
Cuenta la leyenda que el queso fue un alimento que nació en la península arábiga. Un pastor volvía a su casa con la leche ordeñada de sus ovejas dentro de una bolsa fabricada con el estómago de uno de sus corderos. El calor del camino y las enzimas presentes en estas bolsas orgánicas provocaron que se cuajara la leche. Al llegar a casa el afortunado ovejero se sorprendió pues se encontró con un producto sólido.

Derrumbando los mitos
‘Las personas intolerantes a la lactosa no pueden comer queso’
Aquellas personas que son sensibles a la lactosa pueden disfrutar de los quesos siempre y cuando estos sean blandos y maduros, ya que carecen de contenido de lactosa.

‘Los quesos nunca cambian de forma o sabor’
Es un alimento vivo que con el tiempo seguirá cambiando en sabor y textura. Una manera de categorizar los cientos de variedades de queso es de acuerdo con su grado de suavidad o humedad.

‘El consumo de lácteos previene sufrir un ataque al corazón’
Comer productos lácteos puede reducir el riesgo de ataque al corazón, según un estudio publicado por la American Journal of Clinical Nutrition.

‘Los quesos ayudan al crecimiento de los niños’
El consumo de este alimento es fundamental en niños, ya que es un nutriente esencial para el crecimiento y el cuidado de los huesos y los dientes.

‘Las mujeres embarazadas no deben consumir quesos’
Es de gran importancia que las mujeres embarazadas consuman lácteos, de hecho comer productos como el queso durante el embarazo es esencial para la madre y el bebé, puesto que proporciona una importante fuente de proteínas y calcio.

‘Mientras más amarillos, más grasosos’
El queso blanco indica menos contenido en grasa, mientras que un queso amarillo contiene mayor grasa, por lo tanto debemos consumirlo con moderación.

‘Los quesos reducidos en calorías son menos nutritivos’
No es verdad, simplemente contienen menos grasa, pero la calidad de las proteínas se conserva; su proporción de nutrimentos incluso puede aumentar al eliminarse o reducir en buena medida alguno de los componentes del queso como la grasa.

‘Contiene minerales’
Los quesos son alimentos ricos en minerales como el yodo y el magnesio. Además se pueden encontrar las cantidades que nuestro cuerpo necesita a cualquier edad, sobre todo en la niñez y la adolescencia puede resultar una excelente opción al ser una manera rica y diferente de aprovechar los nutrientes que nos ofrece y al mismo tiempo deleitar el paladar.

¿Cuál queso me conviene?
Cada tipo de queso tiene un perfil nutricional diferente. Por ejemplo, algunos quesos tienen mucho calcio, mientras otros tienen muy poco. El requesón está cargado de caseína, un tipo de proteína que es muy buena para el tejido muscular.

La mayoría de los quesos tienen en común su alto contenido de grasa. Si estás vigilando tu ingesta de calorías lo mejor es optar por los frescos, debido a su bajo contenido de grasa. El queso reducido en grasa es más saludable y bajo en calorías, pero también es recomendable optar por variedades más sabrosas moderando las cantidades ingeridas.

Datos:
-En Grecia existe el consumo per cápita de queso más grande en el mundo, promediando unos 27 kilogramos por persona en total.

-Es una fuente de vitaminas del complejo B, y vitamina A, además de minera