Visto: 325 veces

Publicado el: Domingo, 21 de abril del 2019

Familia misionera; llamados a servir

Sociedad Saltillo / Elite / Gibrán Valdez

 

DSC_0164

Saltillo, Coah.- Un gran número de familias aprovechan el período vacacional con motivo de Semana Santa para salir de viaje, visitar a familiares en otras ciudades o simplemente tomar un descanso durante este receso escolar y laboral.

Sin embargo, hay otras personas que en estos días deciden donar su tiempo en el servicio a los demás, haciendo vida aquella exhortación en el capítulo 16 del Evangelio según Marcos que dice “vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda criatura”.

Lo mejor de todo es que quienes deciden responder a este llamado y no desean hacerlo solos, también pueden involucrar en la misión a todos los miembros de su hogar.

Lo anterior es posible gracias a la obra internacional de apostolado Juventud y Familia Misionera que nació en México a finales de los años 80 como respuesta a la petición de una nueva evangelización que pidió en aquellos momentos el Papa Juan Pablo segundo.

A lo largo del tiempo, este grupo apostólico se ha hecho presente en aproximadamente 20 países gracias al trabajo de casi 50 mil misioneros que promueven el mensaje de Jesús a casi un millón de personas.

En colaboración con obispos, párrocos y demás agentes de la pastoral diocesana, los integrantes de este movimiento de la Iglesia Católica mencionan que su acción se enfoca en realizar misiones rurales, urbanas y la promoción de actividades religiosas y devociones populares.

En nuestra ciudad el Instituto Cumbres y el Bachillerato Anáhuac promueven esta labor entre sus integrantes, estudiantes y padres de familia, quienes conforman los grupos de Juventud y Familia Misionera que en Semana Santa asisten a las Megamisiones y el resto del año cumplen con la misión de visitar mensualmente a las comunidades en las que fueron asignados para compartir la llama de la fe.

Para conocer a mayor detalle toda esta labor, platicamos con la familia Del Bosque Boone, quienes se incorporaron la Semana Santa del año pasado a las Megamisiones y estuvieron participando con Familia Misionera durante todo el año en las visitas mensuales a las comunidades.

Los pequeños Rodrigo, Santiago y Marian disfrutaron en marzo del 2018 junto a sus papás, Rodrigo y Nayeli, esta experiencia de servicio que reforzó sus valores personales y que este año se encuentran poniendo en práctica en la nueva misión dentro de las comunidades Poleo y Chapultepec.

 

DSC_0130

CON EXPERIENCIA MISIONERA

Rodrigo del Bosque es ingeniero industrial y de sistemas, esgresado del Tecnológico de Monterrey, trabaja en Grupo Industrial Saltillo y desde el año pasado dedica parte de sus días de vacaciones para servir en las Megamisiones.

Nayeli Boone es licenciada en administración de empresas por el Tecnológico de Monterrey y por el momento se dedica al hogar.

Ambos vivieron experiencias misioneras en su juventud, él como Lasallista y ella como estudiante de la primera generación del Bachillerato Anáhuac en la ciudad.

“Soy Lasallista de toda la vida y tuve la oportunidad de ir desde el sexto de primaria hasta segundo de prepa a misiones, primero con mis papás y luego ya con mis compañeros”, puntualizó Rodrigo.

Mientras que Nayeli comentó que ella vivió un año dentro de Juventud Misionera, “me encantó haber ido, ahí una vez un padre me dijo que se necesita sacar esa voluntad de sacrificio para esto”.

LA NECESIDAD DE DAR MÁS

Explica Nayeli Boone que no es fácil tomar la decisión de asistir a misiones con toda la familia, pues siempre sobran los pretextos para no hacerlo: los niños están muy pequeños, saldremos de vacaciones o preferimos descansar.

Sin embargo, el llamado se hace presente y con este la sensación de realizar algo extra para no quedarse en la raya, luego viene la pregunta clave ¿qué más puedo hacer?

“Empiezas a sentir esa necesidad de dar más y Dios te manda a la gente indicada para finalmente dar el sí, como las megamisiones, pues ya tenemos alrededor de siete años con nuestro hijo mayor, Rodrigo, en el Instituto Cumbres”, mencionó Nayeli.

La primavera del año pasado la familia Del Bosque Boone vivió sus primeras Megamisiones en el Cedrito, una experiencia que sin duda fue enriquecedora para todos.

“Ves que tus hijos se dan cuenta de que existe una realidad distinta, que hay necesidad y que es parte de nuestra labor como cristianos y católicos hacer algo, la verdad es que regresas con una satisfacción muy grande”, explicó Rodrigo del Bosque.

DSC_0132

EN NOMBRE DE DIOS

De acuerdo con Nayeli, hasta hace quince días eran 19 las familias inscritas para vivir esta Semana Santa de una forma diferente, respondiendo al llamado de sevir.

Las actividades comienzan con la celebración del Domingo de Ramos y se intensifican el Jueves y Viernes Santos, con las conmemoraciones del Lavatorio de Pies y el Via Crucis, respectivamente.

Señalan que a cada familia se le asignan diferentes responsabilidades por parte de los coordinadiores, quienes guían de todo el proceso.

“Los mismos coordinadores te preparan como familia para saber qué vas a decir; como nuevas familias al principio sí hay algo de temor, pero es cierto lo que dicen de que no tengamos miedo pues Dios te manda las palabras o qué decir en lo que se te encomienda”, apuntó Nayeli Boone.

Por su parte, Rodrigo resaltó que vivir las megamisiones es una experiencia completa e integral que permite vivir los días santos con mucha mayor cercanía a Dios.

“Hay tiempo para convivir con el resto de las familias al prepararte, además tienes tiempo para ti como familia, los niños tienen también sus actividades y se les prepara, esto te ayuda a vivir la Semana Santa mucho más cercana a Dios, más preparado y mentalizado de lo que debes hacer”, mencionó.

LLENOS DE ENERGÍA ESPIRITUAL

Estos padres de familia saltillenses coinciden en los beneficios que tiene para sus hijos compartir el Evangelio con los demás en este tipo de actividades apostólicas.

Como ejemplo, Rodrigo recordó que en diciembre, durante una de las visitas mensuales, llevaron obsequios de Navidad para los niños y fueron sus hijos quienes estuvieron entregándolos.

“Podías notar la alegría que ellos tenían de estar entregando esos regalos y viendo que los niños se iban felices; lo vivieron, ya lo conocieron y ya saben lo que es compartir”, enfatizó.

Aunque los dos coinciden que como familia regresan fundidos físicamente después de la semana de Megamisiones, también aclaran que la fe tan auténtica de la gente que visitan los llena de energía.

“Yo digo que todos volvemos con una batería espiritual completa”, indicó Nayeli.

Por último, la familia Del Bosque Boone invita a los saltillenses a aprovechar estos días para acercarse a Dios y si pueden ir de Misiones qué mejor, pues lo esencial es no olvidarse de la espiritualidad, esa parte de la vida que es muy importante para todos.

DSC_0177

¡POR SEGUNDA VEZ!

En marzo del año pasado la familia Del Bosque Boone participó en sus primeras Megamisiones con Familia Misionera en la comunidad el Cedrito, a donde también asistieron en las misiones mensuales a lo largo de todo el 2018.

Esa experiencia enriquecedora despertó en ellos la inquietud por volver este año, pero ahora a Poleo y Chapultepec, donde estos días se encuentran compartiendo la llama de la fe.



Más videos >

nt-mujeres-bostezos_3Ciudad de México.- A quién no le ha pasado: dormir unos minutos más, o que te salgan planes de último minuto en la noche. Aunque no tendrás tiempo de hacer un maquillaje supercomplicado, sí podrás quedar bonita con un maquillaje simple. Y ya no parecerá que has dormido solo cinco horas. Bueno, quizá se note por el ocasional bostezo.

Otras situaciones de emergencia

Cuando vas a viajar

No sobrecargues tu maleta: puedes usar otros recipientes para llevar solo la cantidad necesaria. Es más, los estuches de lentes de contacto te servirán para llevar cremas en el avión, dado que la altitud reseca tu piel. Según el sitio de belleza Allure, a 10 mil metros de altura la humedad en la cabina es del 20 %, y nuestra piel está acostumbrada a estar en un 40 a 70 % de humedad. Lleva una crema con ácido hialurónico: este producto tiene una gran capacidad de adherirse a la poca agua que hay a esta altura. Recuerda cargarla en un recipiente de 100 ml o menos.

mujer-viajar-avion

Cuando no tienes espejo

El maquillaje no dura todo el día, así que si los tuyos son largos es posible que te encuentres haciendo retoques en cualquier lugar. Y a veces la ventanilla del transporte público o tu celular no son buenas guías, por eso te damos estos consejos.

maquillaje-calle

Aplica poca base y finalízala con la esponjita, esto evitará que quede demasiado marcada. Si notas que has aplicado demasiada base, consigue agua micelar en spray: esparciéndola sobre tu rostro, quitará el exceso. Es recomendable que no uses delineador líquido: si ya es difícil con espejo, imagínate sin él. Pasa un lápiz delineador por la línea de tus pestañas, y evita el cat eye, dado que no puedes medir si te quedó igual de los dos lados.

Usa tus manos para guiarte: el contorno debería ir por debajo de la línea del pómulo y hasta dos dedos antes de llegar a la nariz. El rubor, directamente sobre el pómulo, pero debe terminar antes. El iluminador se aplica en la cara inferior externa de las cejas, en la línea central de la nariz y en el arco de cupido. Toca la línea de tus labios suavemente para aplicar labial. Y el último consejo: si te parece que todo está suficientemente difuminado, no lo está. Pasa algunas veces más la brocha.

¿Te dormiste? Te salvará este maquillaje de emergencia en 3 minutos