Visto: 80 veces

Publicado el: Sábado, 2 de febrero del 2019

Hábitos en los niños el momento de dormir solos

Sociedad Saltillo / Elite / Fernando Mendiola

nt--Saltillo,Coah.-  Pasar la noche con sus padres afecta psicológicamente al niño, quien tiene que dominar sus temores y aprender a ser independiente.

Para dar pie a este tema, es importante primeramente preguntarse, por qué hay niños que duermen solos en sus habitaciones y otros necesitan visitar la cama de sus padres por la madrugada.

Los especialistas señalan que el mejor procedimiento para poder dormir bien es, por un lado, aprender a vincularse y disfrutar con la soledad sin angustias ni opresiones y, por el otro, poseer un mundo interior sereno y satisfactorio con el cual relacionarse gratamente, al menos lo suficiente para no huir de él, cuando nuestro cerebro empieza en esos instantes de interiorización a hacer balance de lo vivido recientemente.

Este agradable mundo interno no nos viene otorgado genéticamente y, en el caso de los niños, son los padres los que deben ayudar a sus hijos a construirlo y a reafirmarlo, descansa en ellos esta gran responsabilidad.

Adicionalmente, se sabe que los bebés deben dormir siempre en su propia cuna y nunca en la cama con los padres.

Cuando el niño está un poco mas grande, generalmente alrededor de los 2 años, comienza a tener un apego con los padres, sobre todo porque psicológicamente no quiere que esa intimidad física con su madre termine. Es entonces cuando comienzan los miedos a dormir solo en su cuarto por la famosa historia del monstruo debajo de la cama, de la sombra oscura que lo asustó o de la pesadilla que lo hizo llorar. Es en estas ocasiones cuando el niño comienza a meterse en la cama entre mamá y papá, quienes usualmente lo consienten.
No es malo, al contrario, es saludable que el niño tenga esa confianza de buscar refugio entre sus progenitores, incluso puede hasta resultar agradable dormir todos juntos y riquísimo despertar con tu pequeño, sin embargo, hay etapas y edades para cada cosa, y llega un momento en que esta práctica tiene que acabar. No sólo le quita la pasión y el romance a la pareja, también le afecta psicológicamente al niño, quien tiene que dominar sus temores y aprender a ser independiente.

Por lo general, los niños mayores que duermen en la cama de sus padres suelen ser más inseguros y tienden a ser adultos que no confían en sí mismos. No sólo afecta la autoestima y la confianza, sino también crea una relación de co-dependiencia y puede hasta causar inestabilidad en las relaciones de pareja en su etapa adulta.

Según numerosos estudios, la edad perfecta para dejar ese hábito es entre los 5 a los 7 años, porque en ese momento el niño se está identificando como individuo y es importante que comience a tener una seguridad e identidad propias. A esta edad tiene que dominar sus miedos. Los especialistas, aseguran que la personalidad de un individuo se crea entre los 3  y 7 años, por lo que lo que ocurra en esa primera etapa afectará el resto de su vida.

A los 7 años, el niño es muy grande físicamente para caber en la cama con ambos padres, además después de esta edad comienzan también algunos cambios físicos que determinan las características sexuales en los niños y las niñas. En esta etapa de prepubertad, entre los 7 y 10 años, el cuerpo se preparara para los cambios hormonales que ocurrirán en la adolescencia.

FAMILIA-1

ERRORES DE LOS PADRES

A la hora de ayudar a dormir solos a los niños, hay que seguir siempre la misma rutina, en la que se puede incluir un beso o desearle buenas noches, haciendo algo que esté a nuestra disposición y sea breve.

Todo lo que se haga para ayudar al niño a dormir niño es bueno, omitiendo el cargarlos para que se duerman o acostarse con ellos a dormir, porque puede llegar a convertirse en una dificultad con el paso del tiempo en situaciones especiales como una mudanza o que deban a quedarse a dormir en casa de algunos familiares.

Por otro lado, es definitiva hay que tratar de hacer ciertas acciones que lejos de ayudar a los niños a permanecer en su habitación y pasar la noche completa en ella, pueden contribuir a empeorar la situación de que el niño no desista de querer dormir en la cama de sus padres.

Algunas de estas acciones son:

-Enojarse porque se resiste a dormir solo y se comporta mal: si lo haces, el niño entiende que el padre o la madre no aguantara enojado mucho rato y acabará cediendo.

-Darle argumentos de por qué debe dormir solo y no tener miedo a hacerlo: si se hace, el niño querrá siempre más argumentos mismos que jamás va a admitir.

-Ayudarle en cosas que puede hacer él mismo: llevarlo al baño o llevarle agua para beber, ya que atender estas demandas implica que el niño obtiene la atención de sus padres y puede aplazar el momento de dormir.

FAMILIA-6

A DORMIR SOLOS

Los padres deben respetar el horario de sueño de los niños, la hora de ir a dormir debe ser siempre la misma, modificarlas ocasiona berrinches a la hora de despertar, e ir a estudiar con ese estado de ánimo afecta la atención dentro del aula y en algunos casos el sueño los vencerá y se quedarán dormidos.

Independientemente de si son un grupo de hermanos compartiendo la misma habitación o es hijo único, todos los niños pasan por la etapa de querer dormir en la habitación de sus padres, incluso en medio de ambos, sin embargo lo importante es tomar las cosas con calma y tener la seguridad de que dicha práctica debe llegar a su fin en un determinado momento.

Es por eso que existen algunas recomendaciones que hacen los especialistas en psicología que pueden ayudar a que los niños comiencen a aceptar el hecho de dormir en su propio espacio y que el mismo tiempo les ayude a adquirir mayor seguridad en sí mismos.

FAMILIA-5

Tomar en cuenta a la hora de dormir

– De acuerdo a la edad, los pequeños deben dormir las siguientes horas: de 0 – 2 meses: 10.5 – 18 horas; de  2 – 12 meses: 14 – 15 horas; de 1 a 3 años: 12 a 14 horas; de 2 a 5 años: 11 a 13 horas;  y de 5 a 12 años: 10 a 12 horas.

– Vestirlos con pijama cómoda y limpia.

– El cuarto debe ser silencioso con una temperatura agradable.

– Enseñarles hacer una pequeña oración, leerles un cuento, apagar las luces y salir de la habitación.

– Procurar que la hora de dormir siempre sea a la misma hora, estableciendo las actividades de antes de dormir a manera de que se forme una rutina y posteriormente, en un hábito.



Más videos >

nt-selfie-vacacionesCiudad de México.-  Uno se va de vacaciones para tener nuevas fotos muy lindas para postear en Instagram y recibir muchos likes.

Bueno, también por otras razones como salir de la rutina, descansar, conocer lugares nuevos y maravillosos, vivir experiencias inolvidables, estrechar lazos familiares, amistosos o románticos, y crear nuevos recuerdos futuros, en muchos casos memorables.

Pero qué bellas salen las fotos desde una playa del caribe.

Y, si uno no muestra en redes sociales la belleza del lugar que visita y lo feliz que se puede ser allí, ¿uno realmente está de vacaciones?

Después de todo la felicidad solamente es verdadera si es compartida, y con cuanta más gente la compartas mejor. Incluso hasta ese compañero de escuela que no ves hace años pero por alguna razón comenzó a seguirte en Instagram y likear tus fotos y comentar sobre la necesidad de volver a verse alguna vez.

putin-de-vacaciones9

Ocuparse de las redes sociales en vacaciones puede llegar a ser estresante.

Pues resulta que la industria de servicios piensa en todo.

Este hotel suizo ya descubrió la solución para que no tengas que estar pensando en todos estos detalles y para que la presión de las redes sociales no arruinen tus vacaciones.

Un encargado de Instagram

no_llevar_tu_celulalr_en_vacaciones3

La cadena de hoteles Ibis, en sus sucursales suizas de Ginebra y Zúrich, ya ha comenzado a ofrecer este original servicio, al que anuncian como un «encargado de redes sociales».

Aparentemente, la persona que realiza esta tarea es un influencer local, al que cada turista que así lo desee cederá el manejo de su cuenta de Instagram durante su estadía, para que este profesional se ocupe de tomar y postear las mejores fotos, y lidiar con las reacciones y comentarios.

«Disfruta de tu viaje sin el estrés digital» propone el hotel en su anuncio, «nuestro encargado de redes sociales se ocupará de tu perfil de Instagram para que puedas explorar la ciudad con tranquilidad».

«Nuestros profesionales de Instagram» continúa la descripción, «crearán los mejores posts en tu perfil mientras tu disfrutas de las vacaciones sin tener todo el tiempo un smartphone delante de tu vista».

Este es el video que el hotel lanzó para promocionar su servicio.

 

 

 

Pese a los apocalípticos y tradicionales augurios de que la tecnología acabaría con el trabajo humano, en este caso se ha creado un nuevo puesto laboral gracias a la tecnología y la obsesión del turista con Instagram.

Otra cosa que suele ser estresante durante las vacaciones es tener que volver. Ya llegará el día en que un experto en trabajos aburridos y rutinarios ofrezca sus servicios para que uno no tenga que atravesar por la presión de tener que armar las maletas y abandonar la paradisíaca playa.

¿Las vacaciones soñadas? Este hotel suizo ofrece un «encargado» de Instagram que publica por ti