Visto: 150 veces

Publicado el: Sábado, 29 de diciembre del 2018

Año nuevo; Ritos y tradiciones para recibirlo

Sociedad Saltillo / Elite / Fernando Mendiola

nt--AÑO-NUEVO

Saltillo,Coah.- Las culturas de todo el mundo celebran el inicio de una nueva vuelta al sol de diversas maneras, algunas de las cuales son muy peculiares.

Estamos a dos días de que finalice el 2018, año que para muchos resultó particularmente complejo. Por eso, no es de extrañar que muchos aguarden la llegada del 2019 con gran esperanza.

Arrancar la última hoja de nuestro calendario no significa la solución a nuestros problemas ni que el mundo seguirá un mejor rumbo, pero hay un encanto en asumir que con la noche del 31 de diciembre se cierra un ciclo que nos da la oportunidad de reinventarnos.

No es extraño que alrededor del mundo, el cambio de año esté envuelto de ritos para atraer la buena suerte y propiciar que el año entrante nos sea más favorable.

A continuación, un recuento de los ritos y costumbres que la gente suele realizar en la víspera del Año Nuevo tanto en México como en el mundo y que están cargados de diversos significados.

TRADICIONES LOCALES

Antes de seguir adelante debemos aclarar que muchos de estos ritos no son exclusivos de México, pues muchos de ellos los compartimos con los países de habla hispana. Los más comunes o famosos son:

AÑO-NUEVO-4

Estrenar ropa interior

Seguramente lo han visto: conforme se acerca fin de año, en las tiendas y puestos de los tianguis se vende ropa interior amarilla y roja. La superstición dice que esa noche debe estrenarse ropa interior dependiendo del curso que deseamos que siga nuestra vida. En este caso, el color rojo (rosa si es año bisiesto) es para aquellos que deseen encontrar el amor, y el amarillo para los que buscan mejorar su economía.

Dependiendo de la zona o país donde vivamos, hay otros colores que nos auguran otras cosas, como el blanco la paz, tranquilidad y pureza; o el negro para el sexo.

AÑO-NUEVO-5

Comer 12 uvas justo a la medianoche del 31 de diciembre

Además de un mes del año, cada uva representa un deseo o propósito. Hay quienes las comen a toda velocidad, pues aseguran que de ser los primeros en hacerlo tendrán buena fortuna durante todo el año.

AÑO-NUEVO-7

Barrer

También es muy frecuente que durante los primeros minutos del año se barra desde el interior hacia el exterior de una casa. La finalidad de este ritual es alejar las energías negativas de nuestra vida.

Una variación de esta costumbre es arrojar sal al piso horas antes de medianoche, para que las malas energías sean absorbidas y su expulsión al barrer resulte más efectiva.

Correr con maletas

Dicen que si quieres tener un año lleno de viajes, en los primeros instantes del 1 de enero debes tomar unas maletas y salir corriendo a la calle. Entre más lejos llegues con las maletas, mayores serán los viajes que emprenderás durante los siguientes meses.

AÑO-NUEVO-3

RITOS EN LATINOAMÉRICA

Arrojar lentejas como una forma de atraer dinero.

Esconder siete monedas doradas debajo del arbolito navideño.

Colocar una moneda o billete en el zapato para darnos prosperidad económica.

Aquellos que buscan casarse, deben sentarse y pararse al ritmo de las 12 campanadas del reloj a medianoche.

Para alcanzar un ascenso en el trabajo la formula es subir y bajar por las escaleras o colocarse sobre una silla justo con la llegada del nuevo año.

AÑO-NUEVO-2

TRADICIONES EN EL MUNDO

Aunque el festejo del Año Nuevo es universal va adoptando las características propias de cada cultura. Algunas de las más peculiares son:

En Estados Unidos son muy adeptos a besarse a medianoche, algo que dicen, tiene un sentido de purificación.

Ya mencionamos que en muchos países se acostumbra a comer 12 uvas, pero en Perú son 13, esto para estar bien seguros que el próximo año les traerá buena suerte.

En Grecia acostumbran a hornear un pan con una moneda en el interior. Toparse con este objeto metálico es visto como signo de buena suerte.

Para los niños rusos la fiesta de Año Nuevo es tan esperada como la Navidad, ya que esa noche pasa por las casas  Ded Moroz  o  el Abuelo de Hielo, que es una especie de Santa Claus autóctono que recorre Rusia dejando juguetes, dulces y hasta muñecas matrioskas. Para darle la bienvenida a  Ded Moroz, los niños se ponen a recitarle poemas y bailan alrededor de los árboles de Navidad.


Otra singularidad rusa es que además de celebrar la llegada del Año Nuevo en la noche del 31 de diciembre al 1 de enero, también lo hacen trece días después. Esto se explica porque en aquella nación se rigen bajo los calendarios gregoriano y juliano, este último seguido por los ortodoxos.

Una de las costumbres más peculiares de Año Nuevo tiene lugar en Dinamarca, donde la gente sale a las calles para arrojar platos viejos a las casas de sus seres queridos. Mientras más pedazos de vajilla encontremos afuera de nuestra vivienda, más amigos y gente que nos aprecia tendremos.

En Escocia no se quedan atrás, y para representar la transición de año, en algunas poblaciones los lugareños le prenden fuego a un barril y lo ponen a rodar por las calles.

Los escoceses también son celebres por el  The Loony Dook, que es una loca tradición donde miles de personas disfrazadas se sumergen en el agua helada del río Forth de Edimburgo durante el primer día del año.

En Japón se le dice adiós al año viejo con campanadas, pero no con 12 sino 108. Esta tradición llamada  joya no kane  es practicada por los templos budistas que dan este número de campanadas porque consideran que su sonido ahuyentará cada uno de los 108 pecados que las personas tienen por defecto en la mente (entre ellos se encuentran la envidia, la ira y el deseo).

Para tener un buen año en Italia cenan lentejas.

En Rumania los agricultores tratan de escuchar a sus animales. Si de alguna forma logran comunicarse con ellos (?), significa que tendrán muy buena suerte durante el año que está por iniciar.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia