Visto: 73 veces

Publicado el: Jueves, 20 de diciembre del 2018

Botas negras que te servirán todo el año

Glam/ Moda/ vogue.mx

botas

Sí, la temporada de frío es la excusa perfecta para invertir en botas, altas, de tacón, de gamuza, de combate o cualquier que sea tu modelo preferido du jour. Este tipo de zapato, cuya función principal, esa de abrigar se balancea muy bien con su segunda razón de existir, la de la forma, la de vestir y hacerlo muy bien. En cuanto a esto último, las de color negro suelen ser una elección segura que, si bien tienen su momento de protagonismo durante el otoño y el invierno, sin duda librarán más de un apuro estilístico en primavera y, aunque no lo creas, en verano también.

Tienen esa cualidad maravillosa de combinar con todo, más esa particularidad de ser tanto el acento necesario de un look, como pasar desapercibidas para dejarle el protagonismo a otra prenda.

¿De tacones? Los que quieras, stiletto para las que estén de un mood más seductor o sensato para las que están en constante movimiento haciendo que las cosas pasen. ¿Sin tacones? También e igual de sofisticadas. Hablar de las botas negras es hablar de estados de ánimos, metas, convicciones y vanidad. En fin, de la vida que llevas en ellas que, al final, es lo más importante, como decía Diana Vreeland.

Así como sus compañeros en el olimpo de clásicos de la moda, como la camisa blanca o el little black dress, las botas negras son inmunes a tendencias, su versatilidad las eleva por encima de cualquier temporalidad. Por eso el empujón del frío a comprar botas -y negras- en realidad significa una inversiónpara el resto del año y los que vendrán.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia