Visto: 226 veces

Publicado el: Sábado, 8 de diciembre del 2018

Enséñales a compartir

Elite/ Hogar y Familia/ Gibrán Valdez

  FAMILIA-6

Zócalo | Saltillo-. Uno de los grandes retos que tienen los padres de familia es enseñar a sus hijos a compartir, sobre todo en el caso de las familias en las que hay varios hermanos.

El hecho de prestar sus objetos se vuelve uno de los principales motivos para iniciar pleitos, gritos y berrinches en casa.

A lo pequeños posesivos les cuesta mucho trabajo prestar sus cosas y consideran que todo les pertenece, así que la pregunta clave es ¿cómo lograr que esos niños sean más generosos y compartidos?

Hay una etapa del desarrollo en los niños, entre los 2 y los 5 años, que se caracteriza por grandes destellos de egocentrismo en la que no han desarrollado aún la capacidad de entender que el mundo no gira en torno a ellos.

Durante esa fase no pueden comprender que las demás personas también tienen necesidades y deseos diferentes a los suyos, pues hasta los 6 o 7 años empiezan a salir de esa etapa de forma gradual.

FAMILIA-7No obstante, hay menores que rebasan esa edad y les sigue costando mucho trabajo compartir y ceder en las cosas que desean o con las que se obsesionan.

El lema de estos niños siempre será “eso es mío” y pareciera que esto es motivo suficiente para que nadie más pueda tener el objeto en cuestión.

A pesar de que ellos desean las cosas de los demás, el compartir sus propios objetos se convierte en una misión imposible.

Por esto, queremos dejarte una serie de recomendaciones que te ayudarán a enseñarle el valor de compartir a tus hijos pequeños, un elemento de su personalidad que será fundamental en sus relaciones en el futuro.

-Pon el ejemplo: Es imposible que tus hijos intenten hacer algo que ustedes como papás tampoco logran, así que también deben ponerse a trabajar en ese sentido. No le prohiban a los menores tocar sus objetos o usar algunas de las cosas que son de ustedes, pues esto sentará las bases para que ellos hagan lo mismo con sus hermanos o fuera de la casa.

-Anticipa las situaciones complicadas: Si sabes que habrá una situación en la que es probable que los niños tengan que compartir lo que tienen, empieza varios días antes a advertirle de la escena que se va a producir. Comienza por preguntarle qué juguetes o juegos está dispuesto a compartir y hazle ver lo divertido que podrá pasarla si lo hace.

FAMILIA-8

-Haz que compartir sea divertido: Para los niños compartir significa renunciar a algo propio y eso no les hace sentir del todo cómodos, sin embargo, gradualmente deben empezar a darse cuenta de cómo se sienten otros cuando comparten sus cosas con ellos. Con el fin de promover esto, pueden comprarle en algún día especial algo sencillo para que comparta entre sus compañeros de clase, como galletas o dulces.

-Respeta sus pertenencias: Siempre pídele permiso para usar sus cosas y no las prestes por él. Con esto también estarás mostrándole la importancia de respetar cosas ajenas y de pedir permiso para usarlas.

-No hagas que compartir sea negativo: Compartir siempre debe ser un acto de voluntad, por lo que tiene consecuencias negativas si se llega a imponer a través de castigos, lo que generará en los menores rencor y así estarán como padres más lejos de cumplir su objetivo.

-Realicen actividades de apoyo social: Como familia pueden realizar un sinfín de acciones altruistas, lo que será un gran precedente para activar el sentido de compartir en tu hijo. Visiten asilos, casas hogar u hospitales y lleven algo de apoyo material, como comida o algo de lo que las personas bajo esas condiciones necesiten.



Más videos >

nt-mujeres-bostezos_3Ciudad de México.- A quién no le ha pasado: dormir unos minutos más, o que te salgan planes de último minuto en la noche. Aunque no tendrás tiempo de hacer un maquillaje supercomplicado, sí podrás quedar bonita con un maquillaje simple. Y ya no parecerá que has dormido solo cinco horas. Bueno, quizá se note por el ocasional bostezo.

Otras situaciones de emergencia

Cuando vas a viajar

No sobrecargues tu maleta: puedes usar otros recipientes para llevar solo la cantidad necesaria. Es más, los estuches de lentes de contacto te servirán para llevar cremas en el avión, dado que la altitud reseca tu piel. Según el sitio de belleza Allure, a 10 mil metros de altura la humedad en la cabina es del 20 %, y nuestra piel está acostumbrada a estar en un 40 a 70 % de humedad. Lleva una crema con ácido hialurónico: este producto tiene una gran capacidad de adherirse a la poca agua que hay a esta altura. Recuerda cargarla en un recipiente de 100 ml o menos.

mujer-viajar-avion

Cuando no tienes espejo

El maquillaje no dura todo el día, así que si los tuyos son largos es posible que te encuentres haciendo retoques en cualquier lugar. Y a veces la ventanilla del transporte público o tu celular no son buenas guías, por eso te damos estos consejos.

maquillaje-calle

Aplica poca base y finalízala con la esponjita, esto evitará que quede demasiado marcada. Si notas que has aplicado demasiada base, consigue agua micelar en spray: esparciéndola sobre tu rostro, quitará el exceso. Es recomendable que no uses delineador líquido: si ya es difícil con espejo, imagínate sin él. Pasa un lápiz delineador por la línea de tus pestañas, y evita el cat eye, dado que no puedes medir si te quedó igual de los dos lados.

Usa tus manos para guiarte: el contorno debería ir por debajo de la línea del pómulo y hasta dos dedos antes de llegar a la nariz. El rubor, directamente sobre el pómulo, pero debe terminar antes. El iluminador se aplica en la cara inferior externa de las cejas, en la línea central de la nariz y en el arco de cupido. Toca la línea de tus labios suavemente para aplicar labial. Y el último consejo: si te parece que todo está suficientemente difuminado, no lo está. Pasa algunas veces más la brocha.

¿Te dormiste? Te salvará este maquillaje de emergencia en 3 minutos