Visto: 76 veces

Publicado el: Sábado, 8 de diciembre del 2018

Compasión por uno mismo

Elite/ Hogar y Familia/ Gibrán Valdez

  BUENA-VIDA-7

Zócalo | Saltillo-. Cuando se piensa en la compasión por uno mismo, regularmente se viene a la mente la imagen de una persona que siente lástima de sí misma y que no quiere hacerse responsable de su vida.

En cambio, cree que por su situación los demás deben compadecerse de él para que le resuelvan sus problemas.

Sin embargo, hablar de compasión va más allá de la pena y la lástima, por lo que esa imagen de la autocompasión no podría estar más equivocada.

De acuerdo con su raíz etimológica, este valor significa sufrir y amar junto al otro, lo que demanda entender el dolor de los demás y sus circunstancias de una manera responsable para tratar de encontrar una solución a la situación de malestar.

Así, la autocompasión aparece como una manera de autovalorarnos y aproximarnos a nuestros problemas sin la necesidad de tener que ser mejores que los demás, ni caer en la lástima por uno mismo.

AUTOCOMPASIÓN CONTRA PENA

La autocompasión impacta directamente en el bienestar emocional y es algo totalmente diferente a sentir pena por uno mismo, de acuerdo con la investigación realizada por Kristin Neff, profesora de psicología en la Universidad de Austin, Texas.

Además, diversas investigaciones sugieren que este valor tiene un impacto tangible en la salud física; desde la respuesta inmune al estrés hasta la estabilización de la glucosa en personas con diabetes.

La profesora de psicología también es autora del libro Sé Amable Contigo Mismo, publicación en la que narra como la autocompasión le ayudó a manejar una de las mayores crisis de su vida: el autismo de su hijo.

A la par, señala que es fundamental distinguir este valor de la pena, porque lo segundo no es saludable.

De forma puntual, la escritora norteamericana explica que la pena es un estado mental en el que se exagera lo que ocurre y las personas tienden a aislarse de los demás, sintiendo que sólo ellos sufren en el mundo.

Por el contrario, la autocompasión se conforma por tres elementos: compresión y apoyo, un sentido de humanidad compartida y la atención plena.

La idea es aprender a gestionar esos sentimientos de la forma más auténtica posible, pues si bien se trata de hacerle frente al sufrimiento, las personas aprenden que no sólo ellos se encuentran en dicha situación, pues existe una experiencia humana en común.

De esta manera, la autocompasión es una de las fuentes más poderosas de afrontamiento y resiliencia ante una crisis en la vida.

BUENA-VIDA-6

PASO A PASO

¿Te hablas con la misma amabilidad con la que te comunicas con tus amigos? ¿usas contigo las mismas palabras de aliento y comprensión? ¿o te toca lidiar a diario con un implacable enemigo interno?

Las respuestas a esas preguntas te indicarán el nivel de autocompasión que tienes en tu vida, lo que revela también el camino que deberás emprender para desarrollar esta habilidad emocional en ti.

Recuerda Kristin Neff que, en su caso personal, esta práctica de autovalorarse inició tras el diaganóstico de autismo en su hijo.

Lo primero fue no juzgarse a sí misma por la confusión y frustración inicial de no saber cómo responder ante las necesidades de su hijo.

Posteriormente se percató que siendo amable consigo y dándose apoyo como lo hacía con sus amigos, pudo acceder a más recursos emocionales para ayudar a su pequeño.

Todo esto parte de asumir con responsabilidad la actitud que tendrá la persona frente a la adversidad, ponderando su estado entre el optimismo y la negatividad.

La meditación es uno de los recursos terapéuticos que pueden ayudar a las personas a explotar la autocompasión para favorecer su vida.

Con base en todo esto, es necesario finalizar puntualizando que al tratarse de una situación emocional, el apoyo de un profesional en sicología puede ser de gran ayuda.

Una forma fácil de comenzar a ser más autocompasivos, según la sicóloga, es tratar de usar un lenguaje comprensivo que nos dé aliento, así como se usaría con un amigo al que apreciamos mucho.

BUENA-VIDA-4



Más videos >

nt-selfie-vacacionesCiudad de México.-  Uno se va de vacaciones para tener nuevas fotos muy lindas para postear en Instagram y recibir muchos likes.

Bueno, también por otras razones como salir de la rutina, descansar, conocer lugares nuevos y maravillosos, vivir experiencias inolvidables, estrechar lazos familiares, amistosos o románticos, y crear nuevos recuerdos futuros, en muchos casos memorables.

Pero qué bellas salen las fotos desde una playa del caribe.

Y, si uno no muestra en redes sociales la belleza del lugar que visita y lo feliz que se puede ser allí, ¿uno realmente está de vacaciones?

Después de todo la felicidad solamente es verdadera si es compartida, y con cuanta más gente la compartas mejor. Incluso hasta ese compañero de escuela que no ves hace años pero por alguna razón comenzó a seguirte en Instagram y likear tus fotos y comentar sobre la necesidad de volver a verse alguna vez.

putin-de-vacaciones9

Ocuparse de las redes sociales en vacaciones puede llegar a ser estresante.

Pues resulta que la industria de servicios piensa en todo.

Este hotel suizo ya descubrió la solución para que no tengas que estar pensando en todos estos detalles y para que la presión de las redes sociales no arruinen tus vacaciones.

Un encargado de Instagram

no_llevar_tu_celulalr_en_vacaciones3

La cadena de hoteles Ibis, en sus sucursales suizas de Ginebra y Zúrich, ya ha comenzado a ofrecer este original servicio, al que anuncian como un «encargado de redes sociales».

Aparentemente, la persona que realiza esta tarea es un influencer local, al que cada turista que así lo desee cederá el manejo de su cuenta de Instagram durante su estadía, para que este profesional se ocupe de tomar y postear las mejores fotos, y lidiar con las reacciones y comentarios.

«Disfruta de tu viaje sin el estrés digital» propone el hotel en su anuncio, «nuestro encargado de redes sociales se ocupará de tu perfil de Instagram para que puedas explorar la ciudad con tranquilidad».

«Nuestros profesionales de Instagram» continúa la descripción, «crearán los mejores posts en tu perfil mientras tu disfrutas de las vacaciones sin tener todo el tiempo un smartphone delante de tu vista».

Este es el video que el hotel lanzó para promocionar su servicio.

 

 

 

Pese a los apocalípticos y tradicionales augurios de que la tecnología acabaría con el trabajo humano, en este caso se ha creado un nuevo puesto laboral gracias a la tecnología y la obsesión del turista con Instagram.

Otra cosa que suele ser estresante durante las vacaciones es tener que volver. Ya llegará el día en que un experto en trabajos aburridos y rutinarios ofrezca sus servicios para que uno no tenga que atravesar por la presión de tener que armar las maletas y abandonar la paradisíaca playa.

¿Las vacaciones soñadas? Este hotel suizo ofrece un «encargado» de Instagram que publica por ti