Visto: 280 veces

Publicado el: Sábado, 1 de diciembre del 2018

Diálogo en la familia: Crea un clima de confianza

Sociedad Saltillo/ Elite/ Hogar y Familia/ Gibrán Valdez

Dialogo-6

Cuando una familia se siente a gusto, el diálogo es uno de los pilares fundamentales, pues saben que tienen la oportunidad de expresarse sin ningún problema.

Esto lo único que ocasiona en los adultos es que al terminar la jornada laboral lo que más añoren sea volver a casa para sentir el calor y el cariño de sus seres queridos y contarles lo bueno y lo malo que les ha pasado en el día.

La palabra, la escucha y la comprensión, son las piedras angulares de las relaciones al interior de la familia, por lo que el diálogo es una de las costumbres que no debe perderse nunca, fomentándolo todos los días.

Mediante una buena conversación, padres e hijos tienen la oportunidad de intercambiar experiencias y aprendizajes, lo que sin duda los llevará a conocerse mejor.

Si los mayores hablan con los niños, podrán saber lo que les preocupa a los menores y así tendrán la posibilidad de ayudarlos para evitar que los problemas se hagan más grandes.

Dialogo-5

QUE NO SE CONVIERTA EN UN MONÓLOGO

Lo importante es intentar que el diálogo no se convierta en un monólogo de padres a hijos, ya que la comunicación tiene que darse por ambos lados; los pequeños también tienen que exponer sus opiniones e ideas.

De esta manera, si los menores están en contra de lo que escuchan por parte de los adultos, deben sentir la confianza de responder con su inconformidad en un clima de libertad, tranquilidad, confianza y asertividad.

Todos los niños necesitan que sus padres les hablen y también que les escuchen, con su actitud, ellos notan si los mayores quieren conocer sus problemas o no.

Por lo anterior, una actitud de escucha es básica en la familia: para los hijos, esto será el centro de su vida, su ejemplo y su referencia ante el mundo.

Dialogo-2

CONSEJOS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN

Para que el diálogo genere un clima de confianza dentro de la familia, es necesario promoverlo todos los días hasta que se convierta en un hábito en todos los integrantes del hogar.

A continuación te dejamos cuatro consejos para mejorar la comunicación familiar, lo que también favorecerá el desarrollo de valores importantes, como la tolerancia a los demás y la capacidad de admitir errores.

Un diálogo es una interacción: Los padres que sólo quieren hablar, terminan por hacer que sus hijos no escuchen o escapen con frases evasivas. En estos casos se confunde el diálogo con el monólogo y la comunicación con la enseñanza. Es importante brindar un lapso de tiempo al otro para que entienda lo que se ha dicho. Nunca olviden que el diálogo es una interacción y para que esta sea posible se necesita la intervención de todos los participantes.

En el silencio está la escucha: Hay quienes dan sus opiniones sin prestar atención a los demás, por eso hay que enfatizar que en el silencio está la capacidad de escuchar. Cuando el interlocutor se da cuenta que no se le está poniendo atención, siente una indiferencia del otro hacia él y acaba por perder la motivación de la conversación. Esta situación ocurre con frecuencia entre padres e hijos.

Dejen que hablen los niños: Es con el diálogo como padres e hijos se conocen mejor, pero también hay que poner la mirada en la convivencia que se desarrolla alrededor, pues esos momentos aparentemente pasajeros, terminan por transmitir y educar mucho más. Por otro lado, todo diálogo debe albergar la posibilidad de réplica. Si se parte de diferentes planos de autoridad, no habrá diálogo, por eso hay que dejar que los menores se expresen honestamente.

Muestren seguridad: La capacidad de diálogo está enmarcada en la seguridad que las personas tengan de sí. Vale la pena mencionar que la familia es el punto de referencia para cualquier individuo, sobre todo en edades tempranas, pues en ella aprende a conversar y con esto favorece el desarrollo de actitudes y valores como la tolerancia, la asertividad, la capacidad de admitir errores y la forma de lidiar con la frustración.



Más videos >

nt-mujeres-bostezos_3Ciudad de México.- A quién no le ha pasado: dormir unos minutos más, o que te salgan planes de último minuto en la noche. Aunque no tendrás tiempo de hacer un maquillaje supercomplicado, sí podrás quedar bonita con un maquillaje simple. Y ya no parecerá que has dormido solo cinco horas. Bueno, quizá se note por el ocasional bostezo.

Otras situaciones de emergencia

Cuando vas a viajar

No sobrecargues tu maleta: puedes usar otros recipientes para llevar solo la cantidad necesaria. Es más, los estuches de lentes de contacto te servirán para llevar cremas en el avión, dado que la altitud reseca tu piel. Según el sitio de belleza Allure, a 10 mil metros de altura la humedad en la cabina es del 20 %, y nuestra piel está acostumbrada a estar en un 40 a 70 % de humedad. Lleva una crema con ácido hialurónico: este producto tiene una gran capacidad de adherirse a la poca agua que hay a esta altura. Recuerda cargarla en un recipiente de 100 ml o menos.

mujer-viajar-avion

Cuando no tienes espejo

El maquillaje no dura todo el día, así que si los tuyos son largos es posible que te encuentres haciendo retoques en cualquier lugar. Y a veces la ventanilla del transporte público o tu celular no son buenas guías, por eso te damos estos consejos.

maquillaje-calle

Aplica poca base y finalízala con la esponjita, esto evitará que quede demasiado marcada. Si notas que has aplicado demasiada base, consigue agua micelar en spray: esparciéndola sobre tu rostro, quitará el exceso. Es recomendable que no uses delineador líquido: si ya es difícil con espejo, imagínate sin él. Pasa un lápiz delineador por la línea de tus pestañas, y evita el cat eye, dado que no puedes medir si te quedó igual de los dos lados.

Usa tus manos para guiarte: el contorno debería ir por debajo de la línea del pómulo y hasta dos dedos antes de llegar a la nariz. El rubor, directamente sobre el pómulo, pero debe terminar antes. El iluminador se aplica en la cara inferior externa de las cejas, en la línea central de la nariz y en el arco de cupido. Toca la línea de tus labios suavemente para aplicar labial. Y el último consejo: si te parece que todo está suficientemente difuminado, no lo está. Pasa algunas veces más la brocha.

¿Te dormiste? Te salvará este maquillaje de emergencia en 3 minutos