Visto: 60 veces

Publicado el: Sábado, 1 de diciembre del 2018

Diálogo en la familia: Crea un clima de confianza

Sociedad Saltillo/ Elite/ Hogar y Familia/ Gibrán Valdez

Dialogo-6

Cuando una familia se siente a gusto, el diálogo es uno de los pilares fundamentales, pues saben que tienen la oportunidad de expresarse sin ningún problema.

Esto lo único que ocasiona en los adultos es que al terminar la jornada laboral lo que más añoren sea volver a casa para sentir el calor y el cariño de sus seres queridos y contarles lo bueno y lo malo que les ha pasado en el día.

La palabra, la escucha y la comprensión, son las piedras angulares de las relaciones al interior de la familia, por lo que el diálogo es una de las costumbres que no debe perderse nunca, fomentándolo todos los días.

Mediante una buena conversación, padres e hijos tienen la oportunidad de intercambiar experiencias y aprendizajes, lo que sin duda los llevará a conocerse mejor.

Si los mayores hablan con los niños, podrán saber lo que les preocupa a los menores y así tendrán la posibilidad de ayudarlos para evitar que los problemas se hagan más grandes.

Dialogo-5

QUE NO SE CONVIERTA EN UN MONÓLOGO

Lo importante es intentar que el diálogo no se convierta en un monólogo de padres a hijos, ya que la comunicación tiene que darse por ambos lados; los pequeños también tienen que exponer sus opiniones e ideas.

De esta manera, si los menores están en contra de lo que escuchan por parte de los adultos, deben sentir la confianza de responder con su inconformidad en un clima de libertad, tranquilidad, confianza y asertividad.

Todos los niños necesitan que sus padres les hablen y también que les escuchen, con su actitud, ellos notan si los mayores quieren conocer sus problemas o no.

Por lo anterior, una actitud de escucha es básica en la familia: para los hijos, esto será el centro de su vida, su ejemplo y su referencia ante el mundo.

Dialogo-2

CONSEJOS PARA MEJORAR LA COMUNICACIÓN

Para que el diálogo genere un clima de confianza dentro de la familia, es necesario promoverlo todos los días hasta que se convierta en un hábito en todos los integrantes del hogar.

A continuación te dejamos cuatro consejos para mejorar la comunicación familiar, lo que también favorecerá el desarrollo de valores importantes, como la tolerancia a los demás y la capacidad de admitir errores.

Un diálogo es una interacción: Los padres que sólo quieren hablar, terminan por hacer que sus hijos no escuchen o escapen con frases evasivas. En estos casos se confunde el diálogo con el monólogo y la comunicación con la enseñanza. Es importante brindar un lapso de tiempo al otro para que entienda lo que se ha dicho. Nunca olviden que el diálogo es una interacción y para que esta sea posible se necesita la intervención de todos los participantes.

En el silencio está la escucha: Hay quienes dan sus opiniones sin prestar atención a los demás, por eso hay que enfatizar que en el silencio está la capacidad de escuchar. Cuando el interlocutor se da cuenta que no se le está poniendo atención, siente una indiferencia del otro hacia él y acaba por perder la motivación de la conversación. Esta situación ocurre con frecuencia entre padres e hijos.

Dejen que hablen los niños: Es con el diálogo como padres e hijos se conocen mejor, pero también hay que poner la mirada en la convivencia que se desarrolla alrededor, pues esos momentos aparentemente pasajeros, terminan por transmitir y educar mucho más. Por otro lado, todo diálogo debe albergar la posibilidad de réplica. Si se parte de diferentes planos de autoridad, no habrá diálogo, por eso hay que dejar que los menores se expresen honestamente.

Muestren seguridad: La capacidad de diálogo está enmarcada en la seguridad que las personas tengan de sí. Vale la pena mencionar que la familia es el punto de referencia para cualquier individuo, sobre todo en edades tempranas, pues en ella aprende a conversar y con esto favorece el desarrollo de actitudes y valores como la tolerancia, la asertividad, la capacidad de admitir errores y la forma de lidiar con la frustración.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia