Visto: 247 veces

Publicado el: Sábado, 24 de noviembre del 2018

Un desgaste innecesario, la obsesión por agradar

Elite/ Hogar y Familia/ Gibrán Valdez

depresion

Zócalo | Saltillo-.  Debido a la naturaleza social de los seres humanos, muchas personas se encuentran en una constante búsqueda de la aprobación de los demás, esforzándose por querer agradar a todos, algo que realmente resulta imposible, agotador e innecesario.

Quienes no se exigen demasiado por agradar, son conscientes de que no pueden gustarle a todo el mundo, pues esto también ocurre con ellos; no todas las personas les caen bien, ni con todos están de acuerdo en sus opiniones.

Al intentar quedar bien con todo mundo, mucha gente acaba por dejar de agradarse a sí misma, la mayoría de las veces porque se someten a una gran cantidad de estrés al estar modificando su conducta en cada lugar en el que se desenvuelven.

Esta obsesión por agradar a todos se manifiesta por la ausencia de asertividad, cuando la persona no es capaz de expresar desacuerdos o dar una opinión contraria a situaciones conflictivas, ya que es incapaz de negociar sin adoptar posturas pasivas.

depresion2

CUESTIÓN DE HABILIDADES SOCIALES

Ayudar a los demás y ser agradable con las personas a nuestro alrededor, son algunas de las habilidades sociales del ser humano; a partir de estas se obtienen resultados positivos como la aceptación, la pertenencia a un grupo, el incremento de la estima y la generación de confianza con los otros.

Por lo anterior, estas conductas emocionales que en un principio son algo normal, natural y hasta saludable, comienzan a reforzarse y a generalizarse, convirtiéndose en hábitos que pueden repercutir en la vida de forma negativa.

De esta manera, las acciones para agradar a los demás en un principio tienen efectos positivos, pero con el tiempo, estos no tardan en transformarse en algo negativo.

OBSESIONARSE POR AGRADAR

Cuando el rol de la persona consiste en quedar bien con los otros, en lugar de ganar beneficios sociales, se obtienen consecuencias negativas, pues los demás se acostumbran a estas acciones y dejan de valorar lo que se hace por ellos, considerando que esto es obligación del otro.

Este tipo de conducta puede llegar a agobiar y a sobrecargar a los demás, algo que es importante tener en cuenta, ya que al relacionarse la gente no siempre busca que le den la razón o se esmeren excesivamente por generar un vínculo.

Quien se obsesiona por agradar afanosamente a los demás, tiende a olvidarse de sus propias necesidades, al menos de manera inconsciente, lo que poco a poco ocasiona un malestar personal.

Los especialistas aseguran que cuando alguien presenta este tipo de problema en su conducta y sus emociones, esconde un dolor y una carencia afectiva que lo impulsa a actuar de esa manera tan dañina para sí mismo.

Aunque se perciba cierta felicidad por este comportamiento, en realidad quien lo presenta vive constantemente estresado, actuando de manera automática.

                                                                                                   depresión1

CÓMO ENFRENTARLO

Portarse bien con el resto de la gente es algo positivo, pero no hay que sobrepasar los límites, pues los demás sólo buscan la compañía sin la necesidad de estar reafirmando a cada instante el agrado de uno hacia el otro.

Realizar un trabajo para aumentar la autoestima será necesario para dejar de querer agradar a todo mundo, junto al desarrollo de la asertividad para aprender a poner límites en las relaciones con el fin de disfrutarlas de manera saludable.

Comenzar a pensar en uno mismo será fundamental, para esto hay que erradicar la idea de que esto es algo egoísta, pues si bien no hay nada de malo en considerar a los demás, siempre hay que buscar el equilibrio entre las necesidades propias y las de la gente.

Finalmente, no juegues a hacerte el simpático y cuando te genere malestar mostrar agrado, frena esa conducta por completo.



Más videos >

nt-mujeres-bostezos_3Ciudad de México.- A quién no le ha pasado: dormir unos minutos más, o que te salgan planes de último minuto en la noche. Aunque no tendrás tiempo de hacer un maquillaje supercomplicado, sí podrás quedar bonita con un maquillaje simple. Y ya no parecerá que has dormido solo cinco horas. Bueno, quizá se note por el ocasional bostezo.

Otras situaciones de emergencia

Cuando vas a viajar

No sobrecargues tu maleta: puedes usar otros recipientes para llevar solo la cantidad necesaria. Es más, los estuches de lentes de contacto te servirán para llevar cremas en el avión, dado que la altitud reseca tu piel. Según el sitio de belleza Allure, a 10 mil metros de altura la humedad en la cabina es del 20 %, y nuestra piel está acostumbrada a estar en un 40 a 70 % de humedad. Lleva una crema con ácido hialurónico: este producto tiene una gran capacidad de adherirse a la poca agua que hay a esta altura. Recuerda cargarla en un recipiente de 100 ml o menos.

mujer-viajar-avion

Cuando no tienes espejo

El maquillaje no dura todo el día, así que si los tuyos son largos es posible que te encuentres haciendo retoques en cualquier lugar. Y a veces la ventanilla del transporte público o tu celular no son buenas guías, por eso te damos estos consejos.

maquillaje-calle

Aplica poca base y finalízala con la esponjita, esto evitará que quede demasiado marcada. Si notas que has aplicado demasiada base, consigue agua micelar en spray: esparciéndola sobre tu rostro, quitará el exceso. Es recomendable que no uses delineador líquido: si ya es difícil con espejo, imagínate sin él. Pasa un lápiz delineador por la línea de tus pestañas, y evita el cat eye, dado que no puedes medir si te quedó igual de los dos lados.

Usa tus manos para guiarte: el contorno debería ir por debajo de la línea del pómulo y hasta dos dedos antes de llegar a la nariz. El rubor, directamente sobre el pómulo, pero debe terminar antes. El iluminador se aplica en la cara inferior externa de las cejas, en la línea central de la nariz y en el arco de cupido. Toca la línea de tus labios suavemente para aplicar labial. Y el último consejo: si te parece que todo está suficientemente difuminado, no lo está. Pasa algunas veces más la brocha.

¿Te dormiste? Te salvará este maquillaje de emergencia en 3 minutos