Visto: 136 veces

Publicado el: Sábado, 3 de noviembre del 2018

Carlos Solís y Alberto Prado una opción para sentirse bien

Sociedad Saltillo / Elite / Rostros / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Ángel Alemán

nt--Saltillo,Coah.- El gimnasio de este par de socios saltillenses ofrece clases de box y entrenamientos con pesas y aparatos para los diferentes grupos musculares.

Carlos Solís y Alberto Prado
Un proyecto de guantes y pesas

A tres meses de abrir el gimnasio en la nueva ubicación, estos saltillenses apasionados por el boxeo y el ejercicio ya han sumado a poco más de 200 nuevos usuarios.

México ocupa los primeros lugares en obesidad a nivel mundial, un penoso reconocimiento internacional que se ha ganado el país por los hábitos poco saludables con los que vive la mayoría de la población.
Junto a una alimentación desbalanceada y rica en grasas, la inactividad física es uno de los factores que nos colocan como mexicanos a la cabeza de ese rubro.
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la ausencia de ejercicio es el cuarto factor de riesgo asociado a la mortalidad mundial, además de ser la causa principal de diversas enfermedades crónicas degenerativas, entre las que destacan el cáncer de mama y de colon, la diabetes y la hipertensión.
El mismo organismo define la actividad física como cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos y que exige cierto gasto de energía.
El ejercicio es una forma de actividad física planificada, estructurada, repetitiva y realizada con el objetivo de mejorar o brindarle mantenimiento a uno o más componentes del cuerpo en general.
Frente a la realidad mexicana, aumentar la actividad física se ha convertido ya en una necesidad social, no solo individual.
Por lo anterior, los emprendimientos que surgen para combatir este mal siempre serán bien recibidos, pues son pocos los empresarios que optan por adentrarse a este tipo de proyectos.

1
En Saltillo, Carlos Solís Martínez de 39 años y Alberto Josué Prado Concha de 28, abrieron las puertas de White Box Gym el pasado 25 de julio en la Plaza Carranza.
La historia de este complejo que se enfoca en el entrenamiento de box, el levantamiento de pesas y el ejercicio de los diferentes grupos musculares a través de diferentes aparatos, se remonta a julio del 2016, cuando se inauguró por primera vez en la plaza comercial de los cruces Musa de León y Colosio, al norte de la ciudad.
Con la construcción del recinto comercial en el que se ubican actualmente, a Carlos Solís le llegó la invitación para situar el gimnasio en esa plaza, por lo que en mayo comenzaron la mudanza al nuevo lugar.
Para ese entonces su socio, Alberto Prado, ya se había sumado al proyecto motivado por su pasión con el ejercicio.
A continuación te contamos la historia de estos empresarios saltillenses que apuestan por la actividad física para mejorar el estilo de vida de los saltillenses que acuden a White Box Gym.

2a

‘NINGÚN GIMNASIO ME LLENÓ’
Carlos Solís Martínez es de Saltillo, estudió administración de empresas y actualmente labora en un negocio familiar de autotransportes.
Su pasión por el boxeo lo llevó a iniciar un peregrinar de un gimnasio a otro buscando el que mejor se adaptara a su gusto y a sus necesidades deportivas.
“Anduve para arriba y para abajo en gimnasios de box aquí en Saltillo y pues no me llenaban el ojo, en uno era bueno el entrenador, pero el gimnasio no estaba limpio y donde sí estaba el gimnasio en buenas condiciones, no me gustaba como daba las clases el entrenador”, recordó.
Así este saltillense vivió la experiencia en al menos tres recintos que ofrecían este tipo de entrenamiento, algo que fue fundamental a la hora de emprender el proyecto de su propio gimnasio.
“Ningún gimnasio me llenó, entonces se me ocurrió poner mi propio gimnasio de box a mi gusto y con lo que le gusta a la gente”, señaló este apasionado por el boxeo.

3

EL GUSTO POR EL EJERCICIO
En el caso de Alberto Josué Prado Concha, un joven empresario de la localidad, la oportunidad de asociarse con Carlos Solís se dio gracias a su gusto por el ejercicio y la relación de amistad que había entre su familia y el precursor de White Box Gym.
“Desde que él abrió el gimnasio en la otra ubicación yo empecé a ir, me gustó un chorro y me quedé ahí a entrenar”, explicó.
Carlos y el hermano mayor de Alberto, Guillermo Prado, mantienen una relación de amistad desde hace tiempo, tanto que en la actualidad son compadres.
Cuando a principios de este año a Carlos Solís le ofrecieron la oportunidad de abrir su gimnasio en la Plaza Carranza, comenzó a buscar socios.
Aunque Alberto Prado mantiene el éxito con su negocio de alfajores artesanales, recuerda que tiene un historial de varios intentos de emprender, por lo que fue considerado de inmediato por el fundador de White Box Gym.
“Me platicó del proyecto y me preguntó si me interesaba y le dije que sí, fue ahí cuando me empecé a meter, él necesitaba alguien que le ayudara a administrar el lugar”, comentó Alberto.
De esta manera el joven saltillense se sumó al proyecto del amigo de la familia, algo que considera no le cuesta trabajo realizar y confiesa que “como quiera yo pensaba venir a entrenar aquí”, una decisión que ya estaba tomada desde antes de que Carlos Solís lo invitara a asociarse con él.

DSC_0218

ENFOCADOS EN EL BOX Y EN LAS PESAS
Señala Carlos Solís que la nueva ubicación les ha permitido darle entrada a muchos estudiantes universitarios que asisten para entrenar box o realizar ejercicio con las pesas y los aparatos que tienen en el gimnasio.
Al entrar a White Box Gym la gente se puede percatar de inmediato de la división en dos grandes zonas, en una cuelgan varios costales y perillas que parecen ser la antesala del cuadrilatero en el que los alumnos ponen en práctica el conocimiento adquirido durante sus clases y en la otra sobresalen las pesas y los aparatos para fortalecer los diferentes grupos musculares.
Destaca Alberto Prado que del 25 de julio a la fecha han sumado a 200 nuevos usuarios del gimnasio, quienes tienen la opción de asistir a este centro deportivo a tomar alguna de las ocho clases de box que ofrecen de lunes a sábado; tres por la mañana y cinco por la tarde.
De la totalidad de los usuarios, de acuerdo con Carlos Solís, el 60% son hombres y el resto mujeres, siendo la motivación por verse y sentirse bien la principal causa para que la gente asista al gimnasio.
“Está de moda lo fitness, nutrirte, verte y sentirte bien, eso es lo de hoy, lo que está ahorita en auge y que nos ayuda mucho”, precisó Carlos.
En ese sentido, para Alberto Prado es muy importante la atención en el servicio que brindan a los usuarios, pues se trata de un proceso de mejora continua.
“Eso es lo que me gusta, estar escuchando todos los comentarios y checando en las redes sociales lo que se dice para así dar a conocer al gimnasio y trabajar en lo que haga falta mejorar”, comentó.
De hecho, uno de los comentarios que siempre llama la atención de Carlos y de Alberto es que el gimnasio mantiene un estilo limpio y elegante, algo que es poco usual en este tipo de recintos que ponen en el centro de su hacer la práctica del boxeo.
“Vamos bien, aunque nos falta mejorar algunas cosas, como cuestiones estéticas, pero aquí la gente tiene todo lo que necesita para trabajar todos sus músculos, este concepto va enfocado al box y a hacer pesas, eso es lo que más me gusta”, puntualizó Alberto Prado.
A pesar de que en estos momentos el principal esfuerzo es afianzar este proyecto de guantes y pesas en la Plaza Carranza, Carlos Solís no descarta la idea de expandirse y buscar en el futuro consolidar otro centro de entrenamiento al sur de la ciudad, “he visto que allá tiene más auge este deporte porque hay mucha gente a la que le gusta el box de corazón”, mencionó.

DSC_0241
¿Deseas comenzar a ejercitarte?
Checa el proyecto de Carlos Solís y Alberto Prado en:
-Facebook: WHITE BOX GYM
-Instagram: whiteboxgymsaltillo

Números
200 usuarios han sumado desde el 25 de julio, fecha en la que abrieron el gimnasio en su nueva ubicación.

Frases
“Ningún gimnasio me llenó, entonces se me ocurrió poner mi propio gimnasio de box a mi gusto y con lo que le gusta a la gente”, Carlos Solís.

“Aquí la gente tiene todo lo que necesita para trabajar todos sus músculos”, Alberto Prado.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia