Visto: 73 veces

Publicado el: Sábado, 27 de octubre del 2018

Diferentes estilos de crianza Influyen en los pequeños

Sociedad Saltillo / Elite / Gibrán Valdez

nt--Saltillo,Coah.- La forma en que los padres interactúan con sus hijos va a ser la base de su desarrollo social y emocional.

La gran influencia que ejercen los padres sobre sus hijos a través de los distintos estilos de crianza que llevan a cabo terminan siendo determinantes en el futuro de los menores.

Ante esto, es importante prestar atención a la forma de educar a los pequeños para contribuir a su bienestar y sano desarrollo.

Sin embargo, este tema siempre es controversial entre los padres, pues lo que para algunos es funcional y creen que está bien, para otros no.

Las circunstancias en cada hogar son distintas, así como las necesidades de los niños, por esto vale la pena recalcar que más allá de estar bien o mal, se trata de adoptar medidas que logren estabilizar la vida familiar.

No obstante, hay un estilo negativo que puede ser muy exigente y estresante para los menores, este termina formando personas reprimidas y agresivas, una factura que cobrarán en la edad adulta.

Los especialistas indican que los estilos de crianza se definen por la forma que tienen los progenitores de reaccionar y responder ante las emociones de los niños.

De esta manera, la formación de los hijos está inmersa en un proceso de interacción social y como tal va a interferir directamente en la otra persona y sus relaciones.

Los estilos de crianza son muy importantes dentro de la familia porque estos impactan en cómo los padres interactúan con sus hijos, lo que será la base del desarrollo social y emocional de los menores.

o-PARENTS-TALKING-TO-KIDS-facebook

DIFERENTES ESTILOS

Los diferentes estilos de crianza se caracterizan por cumplir con dos factores principales, la sensibilidad y la exigencia.

La primera variable hace referencia al interés que muestran los padres con las emociones de sus hijos, esto refleja su capacidad de entender a sus pequeños y dar respuesta a sus necesidades.

En el segundo caso, se trata de un factor determinante para definir el estilo de acuerdo con el nivel de exigencia y firmeza de los padres con respecto a sus pequeños.

Con estos dos elementos se conforman los siguientes cuatro estilos de crianza:

Autoritario: El nivel de exigencia es muy elevado y la sensibilidad percibida por los niños no siempre es positiva. Bajo este tipo de crianza no se deja al menor desarrollar su autonomía y se le llega a exigir demasiado en sus diferentes obligaciones, sobre todo las escolares.

Permisivo: Este estilo está en el extremo contrario del anterior en cuanto a exigencia y firmeza, incluso llegan a ser nulos o inexistentes estos valores. Los pequeños requieren reglas para saber qué es lo que se espera de él y en este caso suelen percibir un nivel adecuado de sensibilidad e interés por parte de sus progenitores.

Negligente: Bajo este modo de formar a sus hijos, los padres no se ocupan de los menores, manteniendo los niveles de exigencia bajos, igual que los de sensibilidad e interés.

Democrático: En este estilo se encuentra el término medio entre la exigencia y la sensibilidad, siendo el modo positivo para atender las necesidades emocionales de los niños al mismo tiempo que se emplea la disciplina positiva.

¿MAMÁS CONTRA MAMÁS?

Seguramente hasta este punto ya te habrás identificado con algún estilo y también habrás notado que otras mamás a tu alrededor emplean alguno de estos tipos.

Como ya se mencionó, implementar alguno de estos estilos responde a las necesidades que hay en cada familia, pero se debe tener cuidado en no caer en el exceso de alguno de los primeros tres, trabajando por alcanzar un modo democrático.

Es común que ante las diferentes maneras de cuidar y formar a los hijos, se asuma una postura que entra en pugna con la de otras madres de familia, siendo esto un motivo de conflicto.

Sin duda, lo más importante es hacer valer la capacidad de negociación para cuidar a los menores, porque en la mayoría de los casos estas críticas vienen del interior de la familia, es decir, de observar cómo la hermana educa a los sobrinos o la abuela interfiere con la educación de sus nietos.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia