Visto: 144 veces

Publicado el: Sábado, 13 de octubre del 2018

Comunicación y apoyo para afrontar el cáncer

Sociedad Saltillo / Elite / Gibrán Valdez

nt--medical_cancer_patient_miniSaltillo,Coah.- Esta es una enfermedad que tiene un gran impacto en la vida emocional del paciente y de su familia.

Cuando llega el diagnóstico de cáncer a la vida del paciente y a su familia, esta situación afecta a todos, no sólo a quien sufre el padecimiento.

Quienes forman parte del hogar o son de los familiares más cercanos de la persona que ha sido diagnosticada, también pueden experimentar preocupación, enojo, temor y otras emociones.

El paciente puede percibir la comprensión de sus seres queridos, o por el contrario, podría empezar a notar que se comportan de manera diferente con él.

Por lo general, estos procesos de adaptación en las familias surgen ante la incomprensión de la problemática, sentimientos de culpabilidad y dificultad para sentirse útiles, lo que los imposibilita para ofrecer ayuda a su familiar con cáncer.

ASÍ INFLUYE LA COMUNICACIÓN

Las ideas negativas ante el padecimiento de cáncer pueden estar presentes en el enfermo y en los miembros de la familia, condicionando así el modo en el que reciben el diagnóstico y la forma de vivir todo el proceso de la enfermedad.

En ese sentido, la comunicación del diagnóstico y el avance de la enfermedad, las fases de tratamiento y los efectos secundarios, alteran el desarrollo habitual del hogar.

Numerosos cambios en la vida familiar pueden quedar plasmados en la vida cotidiana, como la redistribución de roles y asignación de tareas, dependiendo de lo que hacía el paciente ordinariamente.

Bajo las nuevas circunstancias, pueden surgir obstáculos a la hora de comunicarse al interior de la familia, como los silencios y las expresiones no verbales; dejar de mirar a los ojos y evitar temas relacionados con la muerte o con la enfermedad, por ejemplo.

El objetivo de expresarse efectivamente y con claridad radica en la búsqueda de bienestar para el paciente y mantener la estabilidad en el entorno que lo rodea.

Los especialistas recomiendan mejorar los canales de comunicación entre el enfermo y su red social inmediata; su pareja y sus hijos, considerando que cada relación debe ser fluida.

Una forma de mitigar las repercusiones del cáncer en la vida emocional de la familia, es canalizar todos los sentimientos que surjan, sobre todo los negativos, con un especialista en psicología, ya que esto les ayudará a desahogarse mientras reciben una orientación profesional.

Una vez asimiladas las primeras emociones, el paciente puede centrarse en aquellos aspectos que puede controlar y trabajar por comprender los que se salen de sus manos.

Lo anterior le permitirá al paciente diferenciar a quién, cómo informar y qué esperar de cada persona, aspectos claves que pueden variar en función de cada tipo de cáncer y los avances del padecimiento.

Diversos estudios han demostrado que el bienestar en el entorno de los pacientes impacta de manera directa en las probabilidades de éxito en los tratamientos para recuperar su salud, esto quiere decir que manejar los procesos comunicativos de forma efectiva pueden ser de gran ayuda, claro, siempre apoyándose de los profesionales en el rubro.

70228709_xl-Custom

LA FAMILIA, UN APOYO FUNDAMENTAL

Al entererase que un miembro de la casa tiene cáncer, las rutinas diarias cambian para todos en el hogar como parte del proceso de adaptación a la nueva situación.

En la mayoría de los casos, los horarios se concentran en torno al tratamiento, lo que provoca que algún familiar requiera ausentarse del trabajo para apoyar al paciente, por ejemplo.

De la misma manera, los gastos en la casa aumentan y las tareas del hogar suelen verse afectadas, siendo los asuntos siguientes los más representativos de esta experiencia.

Cambio de roles

Cuando alguien tiene cáncer, todos en la familia deben asumir nuevas funciones y responsabilidades; es probable que alguno de los hijos tenga que realizar las tareas de la casa o la pareja deba ayudar a hacer las compras. Esto puede ser difícil para algunas personas, pero su dedicación se puede convertir en un verdadero impulso para el paciente.

Incrementan los gastos

Los costos de los tratamientos para contrarrestar el cáncer suelen ser elvados, por eso es común que impere el estrés por esta situación al interior de la familia, porque además están presentes los gastos ordinarios de la casa. En estos casos, vale la pena investigar los servicios médicos del sistema público y cómo estos pueden aminorar los gastos. Sin duda, este es uno de los factores que pueden desencadenar todo tipo de emociones al interior de la familia.

Es necesaria la ayuda

En muchos casos, la ayuda no es una opción; es necesaria. En este sentido, hay que derribar el mito de que pedir ayuda es signo de debilidad. La familia siempre liderará el apoyo, así que no hay porqué negarles la oportunidad de participar en el proceso. Además existen otras alternativas, como participar en una asociación o grupo comunitario. Incluso, dentro de las posibilidades, se podría contratar a un profesional para que asistan al paciente en su cuidado físico y otras necesidades.

perlmutter-cancer-center-patient-guide_1

¿Sabes qué es la psicooncología?

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, entre el 30 y el 50% de pacientes con cáncer y sus familiares, viven la enfermedad con cierto grado de malestar psicológico, por lo que requieren ayuda profesional. La psiquiatra Jimmie Holland se considera la fundadora de la psicooncología y la define como el campo de estudio e intervención en los trastornos psicosociales asociados al diagnóstico y tratamiento del cáncer en el paciente, sus familiares y los servicios clínicos, así como los factores conductuales que promueven el desarrollo de la enfermedad y también los que influyen en los casos de sobrevivencia.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia