Visto: 197 veces

Publicado el: Sábado, 6 de octubre del 2018

¿Problemas para ir a la cama? Llegó la hora de dormir

Sociedad Saltillo / Elite / Gibrán Valdez

nt--Saltillo,Coah.- Cuanto más pequeño sea el niño, más tiempo pasará descansando.

Durante el desarrollo infantil, hay momentos en los que a los niños les cuesta irse a la cama porque esto se traduce en separarse de sus padres.

Aunque al principio parece un hecho completamente normal, esto puede complicarse alterando por completo sus hábitos de descanso, por lo que debe educarse a los niños desde temprana edad sobre una buena forma de dormir.

El sueño es un período de la jornada que tiene una duración variable, dentro de este lapso los menores descansan mientras maduran física y psicológicamente, además de aprender a independizarse de sus padres por algunas horas.

Si un pequeño despierta con mucha frecuencia durante la noche, obligando a sus padres a acompañarlo para que concilie el sueño de nueva cuenta, ya se está formando un hábito negativo.

La constante repetición de esta situación puede poner en riesgo la estabilidad de la familia, a la par que las exigencias de nuevas demandas por parte del niño van creciendo conforme pasa el tiempo.

CONSECUENCIAS DE NO DORMIR BIEN

Un niño que no descansa el tiempo suficiente, tiene un menor rendimiento intelectual en comparación con el que sus posibilidades regulares podrían brindarle.

Con esto, la concentración del menor tiende a disminuir, llega a presentar diversos cuadros de irritabilidad y también aparecen serios problemas de conducta.

De acuerdo con estudios realizados en España y en Estados Unidos durante los últimos años, un número considerable de niños con un cuadro de hiperactividad presentaron trastornos del sueño, un factor que podría estar relacionado directamente con esta afección.

En sintonía con esto, no se debe olvidar que el buen dormir sirve para crecer, ya que durante el sueño el cuerpo produce una amplia diversidad de hormonas, entre estas las del crecimiento; para memorizar, dormir tiene la función restauradora que le permite al cerebro descansar mientras registra la información recibida durante la jornada; y para proteger al cuerpo de posibles infecciones, pues refuerza el sistema inmunológico.

¿CUÁNTO DEBEN DORMIR?

Dependiendo de la edad y de su actividad, el niño deberá dormir más o menos horas para descansar de forma adecuada.

De manera general, cuanto más pequeño es el niño, más tiempo pasará dormido, siendo entre los tres meses y los dos años de edad el sueño más profundo.

Entre el año y cuatro meses y los dos años, ocurren algunas perturbaciones pasajeras del sueño, sobre todo cuando la madre se ausenta o el pequeño se encuentra enfermo.

Es en esa edad cuando los niños pueden presentar mayores dificultades para irse a dormir o incluso pueden despertar agitados, gritando y llorando varias veces durante la noche, por lo que muchos especialistas relacionan esta situación con el sentimiento de sepración de la madre.

Ya un poco más grande, entre los tres y los seis años, el niño puede dormir toda la noche y hacer una breve siesta durante algunas horas de la tarde, aunque en esta etapa suelen aparecer las primeras manifestaciones de orden psicológico, como las pesadillas o los temores a la oscuridad, los ruidos, los monstruos o los fantasmas.

1-f_saS8LTqBj19TjKU2ETNA

ESTRATEGIAS PARA QUE VAYA A LA CAMA

Como se ha mencionado, diversas circunstancias pueden comprometer el sueño de los niños y con esto su rendimiento en otras áreas de su desarrollo.

Por fortuna, existen diferentes estrategias que pueden ser de gran ayuda a la hora de que se vayan a la cama, lo que también se traducirá en tranquilidad familiar.

Leerle historias: A muchos niños les encanta que sus padres les lean cuentos o historias antes de tener que dormir. Muchos especialistas afirman que este tipo de acciones despiertan la imaginación de los menores, lo que a su vez les ayuda a soñar y por consecuencia llega el descanso. De 15 a 20 minutos de lectura son ideales para que tu hijo se sienta tranquilo y pueda descansar de forma placentera.

Que no falten las caricias: Acariciar el rostro o la espalda de tu pequeño mientras entonas una canción de cuna lo tranquilizará y se sentirá confiado para poder dormir toda la noche.

Ponerle música relajante: Muchos pequeños consiguen dormirse gracias a los sonidos relajantes que provienen de la naturaleza. Por suerte, podrás encontrar estos efectos sonoros en la red y seguramente tu hijo caerá rendido ante el canto de los pájaros, el ruido de las olas de mar o los sonidos que provienen del bosque.

La voz de mamá: Por el estrecho vínculo afectivo que desde temprana edad se establece entre el menor y su madre, lo más probable es que su voz le sirva para relajarse y sentirse seguro, por esto se aconseja que ella le narre algún cuento o una poesía en tono relajado y pausado.

Tararea una canción: Tararear la misma canción de forma repetida y por un lapso de tiempo considerable, ayudará a que tu hijo pueda conciliar el sueño.



Más videos >

nt-mujeres-bostezos_3Ciudad de México.- A quién no le ha pasado: dormir unos minutos más, o que te salgan planes de último minuto en la noche. Aunque no tendrás tiempo de hacer un maquillaje supercomplicado, sí podrás quedar bonita con un maquillaje simple. Y ya no parecerá que has dormido solo cinco horas. Bueno, quizá se note por el ocasional bostezo.

Otras situaciones de emergencia

Cuando vas a viajar

No sobrecargues tu maleta: puedes usar otros recipientes para llevar solo la cantidad necesaria. Es más, los estuches de lentes de contacto te servirán para llevar cremas en el avión, dado que la altitud reseca tu piel. Según el sitio de belleza Allure, a 10 mil metros de altura la humedad en la cabina es del 20 %, y nuestra piel está acostumbrada a estar en un 40 a 70 % de humedad. Lleva una crema con ácido hialurónico: este producto tiene una gran capacidad de adherirse a la poca agua que hay a esta altura. Recuerda cargarla en un recipiente de 100 ml o menos.

mujer-viajar-avion

Cuando no tienes espejo

El maquillaje no dura todo el día, así que si los tuyos son largos es posible que te encuentres haciendo retoques en cualquier lugar. Y a veces la ventanilla del transporte público o tu celular no son buenas guías, por eso te damos estos consejos.

maquillaje-calle

Aplica poca base y finalízala con la esponjita, esto evitará que quede demasiado marcada. Si notas que has aplicado demasiada base, consigue agua micelar en spray: esparciéndola sobre tu rostro, quitará el exceso. Es recomendable que no uses delineador líquido: si ya es difícil con espejo, imagínate sin él. Pasa un lápiz delineador por la línea de tus pestañas, y evita el cat eye, dado que no puedes medir si te quedó igual de los dos lados.

Usa tus manos para guiarte: el contorno debería ir por debajo de la línea del pómulo y hasta dos dedos antes de llegar a la nariz. El rubor, directamente sobre el pómulo, pero debe terminar antes. El iluminador se aplica en la cara inferior externa de las cejas, en la línea central de la nariz y en el arco de cupido. Toca la línea de tus labios suavemente para aplicar labial. Y el último consejo: si te parece que todo está suficientemente difuminado, no lo está. Pasa algunas veces más la brocha.

¿Te dormiste? Te salvará este maquillaje de emergencia en 3 minutos