Visto: 52 veces

Publicado el: Sábado, 6 de octubre del 2018

Fracturas más frecuentes presentes en todas las edades

Sociedad Saltillo / Elite / Gibrán Valdez

nt--Saltillo,Coah.- Dependiendo de la ubicación y la movilidad, existen huesos que son más vulnerables a presentar este tipo de lesiones

Las fracturas son lesiones comunes que aparecen tras sufrir un accidente, por esto es común encontrar a miles de pacientes con este tipo de afección en los servicios de urgencias de todo el mundo a diario.

Cualquier hueso del sistema óseo puede sufrir una fractura, aunque hay algunos que son más vulnerables a lesionarse por su ubicación, su constante movilidad o porque están más expuestos a las caídas.

De igual manera, existen otros huesos que son más resistentes a los impactos, por su forma o densidad, por eso existen algunas fracturas que son más frecuentes que otras.

La edad es un factor relevante a la hora de revisar el tipo de fracturas que ocurren, por ejemplo, las complicaciones de este tipo más habituales en los niños son las de antebrazo, en los adultos jóvenes sobresalen las de tobillo y en los adultos mayores las de fémur.

A continuación te presentamos algunas de las fracturas más comunes, por lo que debes prestar especial atención al cuidado de estos huesos.

APX_77015_Image1

Dedos de la mano: a pesar de que la mano posee un importante número de huesos y articulaciones, es un espacio pequeño comparado con el resto del cuerpo. Al tratarse de uno de los miembros que más se utiliza a diario, las manos son la primera barrera que se interponen en las caídas o cualquier otro tipo de accidentes, por eso es común que los dedos sean una de las fracturas más frecuentes, ya que son pequeños y frágiles.

Clavícula: la función principal de este hueso es mantener unidos los brazos con el torso, por eso las lesiones de este tipo son muy comunes entre los deportistas, especialmente jugadores de futbol americano y rugby, además de ciclistas y exponentes de algunas disciplinas de combate. Su longitud y ubicación hacen propensa a la clavícula de sufrir fracturas, por fortuna la recuperación suele ser rápida y efectiva en la mayoría de los casos.

Tibia y peroné: se trata de otra de las lesiones más habituales entre los deportistas, sobre todo los futbolistas. La tibia es uno de los huesos más largos del cuerpo, a su lado se encuentra el peroné. La mayoría de estos casos ocurren a la altura del tobillo o de la rodilla, remediándose por medio de la inmovilización con yeso, aunque también se recurre a procedimientos quirúrgicos para estabilizar el hueso mediante un clavo endomodular.

Antebrazo: al referirse a las fracturas de antebrazo, se habla de lesiones en el cúbito o el radio, que son afectados directamente por el impacto en la zona tras una caída de altura o un golpe recibido. Si se trata de una fractura menor, el tratamiento puede ser el habitual, que consiste en la inmovilización, de lo contrario demandará una intervención quirúrgica. Este tipo de rompimiento es más común entre los niños y jóvenes.

453304049

Tobillo: el tobillo es una articulación en la que convergen la tibia, el peroné y el astrágalo. Aunque son más comunes los esguinces en esta parte del cuerpo, las fracturas en esta zona también son muy recurrentes en las salas de emergencia de los hospitales. Llegar al punto de quiebre en el tobillo se da por un alto o mediano impacto, en su gran mayoría como consecuencia de la aceleración y desaceleración al correr o caer con rotación de la pierna. Este problema casi siempre exige cirugía.

Fémur: este tipo de roturas son más comunes entre las personas mayores de 50 años. Vale la pena puntualizar que este hueso es el más grande y cuenta con una gran fortaleza, por eso lo regular es que se convierta en un problema en personas que presentan algún tipo de debilidad en los huesos. Son raros los casos de este tipo de complicación en los que no se requiera cirugía.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia