Visto: 112 veces

Publicado el: Sábado, 2 de junio del 2018

Sin efectos positivos el castigo físico en los niños

Sociedad Saltillo / Elite / Gibrán Valdez

nt--Saltillo,Coah.- Provoca más problemas que beneficios durante el desarrollo infantil.

En cada hogar existe un sistemas de reglas y sanciones para asegurar una buena dinámica entre todos los integrantes de la familia.

En algunas casas, el diálogo y la democracia son los distintivos de la educación que los padres ofrecen a sus hijos, pero hay otras donde reina el uso de la disciplina severa y el castigo físico.

De los dos planos, el segundo escenario ha sido objeto de múltiples análisis e investigaciones en los últimos años, probando que este estilo formativo causa más problemas que beneficios en los niños, en la familia y en la sociedad en general.

Por lo tanto, recurrir a las cachetadas, nalgadas y golpes para tratar de educar a los más pequeños es una mala decisión que los afectará de manera inmediata y en su futuro.

Los principales riesgos radican en que hagan de la violencia el único método para establecer relaciones, además de presentar mayores índices de comportamientos antisociales y más trastornos mentales como la ansiedad y la depresión.

De acuerdo con la asociación Save The Children, entre las principales consecuencias del castigo físico en los niños como método para corregir un mal comportamiento o una conducta negativa, destacan los siguientes:

-Daña el autoestima del menor, genera una sensación de invalidez y fomenta expecativas negativas de sí mismo.

-Las agresiones, más que prepararlos para afrontar con éxito la vida, les enseña a ser víctimas volviéndolos más propensos a experimentar esa sensación ante cualquier situación que se les presente en la vida diaria.

img

-Este tipo de violencia interfiere en sus procesos de aprendizaje y en el desarrollo de su inteligencia, sentidos y emotividad.

-Se corta el desarrollo de su habilidad para razonar y consensuar, ya que se excluye el diálogo y la reflexión, lo que también dificulta su capacidad para establecer relaciones entre su mal comportamiento y las consecuencias derivadas del mismo.

-Los niños experimentan sentimientos de soledad, tristeza y abandono, pues este tipo de reacciones por parte de sus padres limita la eficiencia de la comunicación al interior de la familia.

-Perciben a la sociedad en general como un lugar amenazante y tienden a tener una visión negativa de la vida.

-Este tipo de reacciones de los papás hacia los hijos, daña los vínculos emocionales creados entre ambos, lo que hace sentir rabia y ganas de alejarse de casa en los pequeños.

-Los menores no aprenden a cooperar con las figuras de autoridad; o se someten completamente a las normas o son muy dados a transgredirlas.

-Es común que estos pequeños presenten dificultades para integrarse socialmente, hacer amigos y jugar sanamente con los demás.

-Son propensos a sufrir daños físicos accidentales, pues cuando un adulto lanza una bofetada o un golpe a un menor, puede hacerlo con fuerza desmedida y provocar mayor daño del esperado.

well-klass-guilt-master768

De manera lamentable, la violencia es una espiral que se sigue alimentando con el paso del tiempo, por lo que aún es común observar como muchos padres de familia reaccionan de una manera violenta hacia sus hijos.

Lo mismo sucede en las relaciones interpersonales, donde las agresiones físicas repercuten de manera negativa en el desarrollo de la misma.

Cuando la brutalidad aumenta en el calor del enojo y la ira, puede generar un estado de ansiedad y culpabilidad en los padres que aplican este tipo de correctivos, por eso siempre será más recomendable acudir al diálogo, la prudencia y los castigos que muestren a los menores la forma de enmendar sus errores o provoquen una verdadera reflexión autocrítica respecto a su comportamiento.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia