Visto: 341 veces

Publicado el: Sábado, 26 de mayo del 2018

Mariangela González paz y ternura en la fotografía

Sociedad Saltillo / Elite / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_2015-OKSaltillo,Coah.- Cuando nació su primer hijo, la saltillense adquirió una cámara fotográfica para capturar los mejores momentos familiares, pero su talento superó las fronteras de su hogar.

Mariangela González

Rebasando expectativas

Experta en fotografías familiares, actualmente se está especializando en el trabajo con recién nacidos y destaca su labor de otros fotográfos por su enorme creatividad a la hora de armar los sets

El futuro es incierto, nadie sabe lo que pasará en su vida en los próximos días, semanas o meses, las personas cambian y con ello sus gustos, aficiones y pasiones.

Si bien es cierto que cuando alguien encuentra lo suyo será difícil que lo suelte, el destino está lleno de sorpresas y siempre viene con lo mejor para aquellos que están dispuestos y saben interpretar todo lo que les acontece.

Puede ser complicado abandonar la ruta por la que hemos transitado por mucho tiempo, tratando de sobresalir o hacer las cosas mejor, pero si el cambio es para bien, no hay por qué dudar.

Esta reflexión surge después de charlar con Mariangela Gónzalez García para conocer su historia, pues actualmente se dedica de lleno a la fotografía cuando en sus estudios de licenciatura la dejó de lado por tratarse de una disciplina en la que, según recuerda, difícilmente destacaría.

La fotógrafa saltillense estudió Diseño Gráfico en la Universidad de Monterrey y después realizó estudios de posgrado en la escuela de diseño Parsons en Nueva York, enfocada en el diseño de lencería.

Mariangela señala que tomó cursos de fotografía durante la carrera profesional, como parte del plan de estudios, pero nunca se le dio, incluso llegó a odiarla, “no le entendía a la cámara, no le entendía a nada”.

Sin embargo, durante su estancia en Nueva York conoció a Carlos Filipe Pais Ferreira, un portugués que con el paso del tiempo se convirtió en su esposo y con quien ha formado una familia, donde sus hijos, Luca de 3 años y Leo de 1, son los que la motivaron para reconciliarse con la lente.

“Cuando llegó mi primer hijo compré una cámara semiprofesional para tomarle fotos, le empecé a mover sola y fui aprendiendo sobre la marcha”, comentó.

Hoy, a dos años y medio desde que inició todo este proceso de reconociliación, esta saltillense considera que ha mejorado mucho y ha obtenido nuevos conocimientos en diferentes cursos, talleres y tutoriales que ha revisado en internet.

EAC_2032-OK

FAMILIAS, NIÑOS Y BEBÉS

Mariangela Gónzalez García nació en Saltillo hace 30 años, sus padres son Macario Gerardo González y Gloria Eugenia García, de quienes siempre recibió el apoyo y el impulso para cumplir sus sueños.

Cuando concluyó sus estudios de licenciatura en Monterrey, emigró a Nueva York para prepararse en la escuela de diseño Parsons, especializándose en el diseño de lencería; en aquella ciudad norteamericana pasó tres años de su vida, estudiando y trabajando como diseñadora de ropa interior.

Fue ahí donde conoció a su esposo, el portugués Carlos Filipe Pais Ferreira, con quien procreó una familia con dos hijos hasta el momento: Luca y Leo.

En el 2014 Mariangela regresó a Saltillo, donde se casó y nacieron sus hijos, esto fue lo que motivó a esta saltillense a retomar la fotografía, tras una experiencia no tan grata durante sus estudios universitarios.

Fue Luca su “conejillo de indias”, pues hace dos años y medio a él le comenzó a hacer fotos con una cámara semiprofesional que adquirió con el objetivo de retratar los momentos de su hijo y de la vida familiar.

De esta forma, se fue configurando un estilo en Mariangela, al que ella misma describe como familiar, enfocado en niños y bebés.

“Todo empezó siendo familiar, eran sesiones familiares, sesiones de niños y hace como un año y medio traté de enfocarme más en bebés y en retratos de los recién nacidos, que la verdad es un arte bien difícil”, precisó esta fotógrafa.

Durante todo este tiempo, Mariangela ha ido puliendo sus técnicas con la cámara, pues recuerda que al principio tomaba las fotos en baja resolución y todo dependía de la edición posterior que le daba a las imágenes.

“De lo que sí traía un poco más de conocimiento gracias a la carrera, era de la edición digital, cualquier cosa que yo no tomaba bien lo corregía en edición”, explicó.

Sin embargo, con los conocimientos prácticos que ha ganado en algunos talleres y cursos presenciales, sumados a los tutoriales revisados en la red y, sobre todo, a la experiencia sobre la marcha, Mariangela González considera que ya trabaja hasta en los mínimos detalles con su cámara, antes de soltar el disparo que capture la imagen, con lo que ya se ahorra largos momentos de edición digital.

EAC_2011-OK

EL TRABAJO CON RECIÉN NACIDOS

Entre los cursos que Mariangela ha tomado para aumentar su destreza con la lente, destaca dos; uno con Iram López, fotógrafo saltillense que le ayudó a comprender mejor la fotografía, y el otro con Alexandra Behr, una de las mejores fotógrafas de recién nacidos a nivel mundial que vino a compartir sus conocimientos en Monterrey.

Retratar a los bebés es todo un arte, así lo considera esta fotógrafa saltillense, “es ponerlo como tu escultura, él es el arte, se trata de una fotografía tediosa pero muy padre, para la que se necesita mucho conocimiento”.

Para manejar toda la situación en una sesión con recién nacidos, Mariangela ve como una fortaleza el hecho de también ser mamá, porque ya sabe cómo manejar a los pequeños, los cuidados y tratos que demandan.

Cuando se trata de bebés, todo debe estar bien preparado, la cámara debe contar con los valores adecuados de acuerdo a la luz disponible y a lo qué se quiere lograr con la sesión.

“Tienen que estar recién comidos y otro de los retos es dormirlos porque son sesiones donde deben estar completamente dormidos”, agregó.

Para cumplir con lo anterior, Mariangela González siempre busca establecer una conexión con los pequeños, pues esa es la mejor manera de desarrollar la sesión para inmortalizar esos momentos tan bellos, pero fugaces.

Debido a que los bebés tienen un estrecho vínculo con sus madres, “casi siempre yo los duermo, trato de tranquilizarlos, trato de cambiarlos y hacer todo el proceso”, dijo la fotógrafa saltillense.

EAC_2006-OK

CREATIVIDAD PLASMADA EN LOS SETS

Uno de los puntos fuertes de Mariangela González es el diseño de sets, donde echa a volar su imaginación y se inspira en las tendencias de moda a nivel global.

Para esto, ha conformado un gran equipo de trabajo entre su par de decoradoras, un carpintero y un eléctrico que vuelven realidad todo lo que nace en la cabeza de esta especialista en fotografía.

Estos escenarios sobresalen en las fechas importantes marcadas en la agenda de Mariangela, que son el Día de la Madre, el Día del Padre, Navidad y, en algunos años, el Día del Niño.

“Lo que me mueve mucho con mis sesiones es crear el set, trato siempre de innovar y traer ideas frescas, me inspiro mucho en los windows displays de Nueva York y de todo el mundo, entonces siempre trato de traer a Saltillo algo innovador para rebasar expectativas”, enfatizó.

Con esto, el objetivo es agradar a los saltillenses para que la siguiente fecha, temporada o año, regresen con Mariangela a tomar su sesión fotográfica.

Estos montajes le sirven para generar toda una atmósfera donde los personajes principales de las fotos se sientan a gusto y actuén de la forma adecuada, lo más natural posible.

Mariangela inició la instalación de estos montajes en el Lienzo Charro Prof. Enrique González, propiedad de su familia, bajo las inclemencias del clima, por lo que está agradecida con todos los clientes que confiaron en ella en sus inicios.

Desde haces tres meses ya cuenta con un estudio en el que arma los sets, por lo que considera que ahora le es más fácil desarrollar esta profesión con la lente.

Para el pasado 10 de mayo, junto a su equipo Mariangela González armó una escenografía en la que destacaron las figuras de hongos y mariposas en colores suaves, con un fondo con grises y azules que se conectaba con piedras y un poco de césped en el suelo, evidencia que quedó registrada en sus redes sociales.

“Soy muy minuciosa, si hay algo que no me gusta no lo voy a poner, hago hasta lo imposible para lograr mi objetivo, en este último set del día de las madres tuve el placer de contar con la asesoría de una decoradora de Anthropologie, una tienda en Estados Unidos que es reconocida por sus windows displays”, recalcó esta joven mamá apasionada por la fotografía.

EAC_2025-OK

LAS MEJORES FOTOS

Entre las aspiraciones profesionales de Mariangela González, destacan dos: ser una de las mejores fotográfas de recién nacidos y seguir destacando en la región con sus sets, trayendo a Saltillo siempre lo mejor y las tendencias actuales.

El camino ha tenido un alto grado de complejidad, pero conforme pasa el tiempo todo se va puliendo, desde las técnicas con la cámara fotográfica hasta la organización de las sesiones, que ahora ya se hacen completamente en línea.

Cuando es temporada alta, esta saltillense dedica las tardes a cumplir con las sesiones y por las mañanas edita el material, cuidando en todo momento que el trabajo no se acumule.

A su gusto, las mejores fotografías que ha tomado son las que resultaron de las sesiones con motivo del día de las madres del año pasado y de este, “porque se vieron muchas expresiones, muchas risas, traté de nunca presionarlos y hacerlos sentir que estaban en su espacio”, argumentó.

Mariangela se encuentra agradecida con toda su familia por el gran apoyo que le han brindado; sus papás, sus hermanos, su esposo y sus hijos.

Además, siente que la respuesta de los saltillenses ha sido positiva, pues son sus buenos comentarios el combustible que motiva a esta fotógrafa saltillense a seguir adelante.

Aunque Mariangela destaca que siempre ha logrado sacar sus sesiones adelante con buenos resultados, para esta saltillense “una fotografía bien hecha es la que provoca algo en ti, aquella donde tú sientes algo, que te expresa un sentimiento, definitivamente las fotografías que más me conmueven son las que te dan paz y ternura”, expuso.

Es así como cada día esta fotógrafa saltillense trabaja por capturar todos esos momentos que a largo plazo, en la memoria, lograrán evocar esas sensaciones de paz y ternura en quien las observe.

Por último, aconseja a todos los que van iniciando en este ámbito profesional o que desean hacerlo, a que no se desanimen ante las críticas negativas, pues el arte es subjetivo, “lo primero es que creas en ti, que seas consciente que te vas a a equivocar y que seguramente habrá comentarios negativos hacia tus fotos, hacia tu trabajo y eso no hay que tomárselo personal”.

EAC_2018-OK

Conoce la propuesta fotográfica de Mariangela González

-Facebook: Goga Photography

-Instagram: goga.photography

NÚMEROS

2014 fue al año que regresó de Nueva York a Saltillo para casarse y formar una familia.

3 años está por cumplir desarrollando su talento a través de la lente.

FRASES

“Siempre trato de traer a Saltillo algo innovador para rebasar expectativas”.

“Definitivamente las fotografías que más me conmueven son las que te dan paz y ternura”.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia