Visto: 409 veces

Publicado el: Sábado, 19 de mayo del 2018

Experiencia saludable ¡Llegó la hora de comer!

Sociedad Saltillo / Elite / Gibrán Valdez

nt--dont_let_being_a_foster_parent_strain_or_ruin_your_marriageSaltillo,Coah.- Existen estrategias que pueden ayudarte a fomentar buenos hábitos alimenticios entre los más pequeños de la casa.

Comer en familia es una de las mejores costumbres que pueden inculcarse a los más pequeños, sobre todo en el contexto actual, donde las extensas jornadas laborales que tiene la mayoría de los adultos los imposibilita para esto.

Además de conocer el estado de ánimo de todos los integrantes del hogar en el día, la comida juntos también se puede convertir en el espacio ideal para fomentar hábitos saludables a través de la dieta.

Quizás el agitado estilo de vida que llevas en la actualidad te orilla a comprar comida rápida a diario, que en su mayoría son alimentos altamente procesados y condimentados.

Por eso queremos invitarte a romper con esa rutina y adoptar otra más saludable que no sólo se verá reflejada en el aspecto físico de tus pequeños, también lo hará en el ámbito emocional de toda la familia.

Acostumbrarse a un nuevo estilo puede ser complicado y tardado, pero sean pacientes y verán como en unas cuantas semanas todos disfrutarán de la hora de comer.

Enseguida te presentamos algunos consejos para hacer de la reunión en la mesa toda una experiencia saludable.

22TPRLY3BRCUPMP5EXSPLLCK2M

Sean conscientes de las calorías: la cantidad de comida que cada integrante necesita para cumplir con todas sus actividades diarias varian según la edad, el género y la constitución física de cada uno. Por ejemplo, en el caso de los niños, un pequeño de 2 años requiere mil 300 calorías, uno de 5 años mil 700 y en la adolescencia, en promedio, las mujeres necesitan dos mil 200 y los hombres dos mil 800.

No obliguen a los menores a comer de más: el típico argumento de los niños necesitados de África es el que usan la mayoría de los padres de familia para que los niños y adolescentes no desperdicien ningún alimento, pero es muy importante que no los obliguen a comer más de lo que quieren o necesitan, pues esto contribuye a que en el futuro presenten problemas de peso. Lo ideal es que traten de servir porciones pequeñas o permitan que los menores se sirvan lo que piensan consumir.

166621706

Algunos cambios en el apetito son normales: con el paso del tiempo, a los niños el apetito se les reduce, esto se debe a que su ritmo de crecimiento disminuye, lo que sin duda variará a lo largo de su infancia, por lo que es normal que un día el niño coma mucho y al siguiente muestre poco interés por la comida. No te preocupes de más, pero eso sí, asegúrate que tus pequeños mantengan su peso ideal en todo momento.

Protégelos de la obesidad: no cabe duda que este problema de peso se ha convertido en una epidemia a nivel mundial y México es uno de los países más afectados con una gran parte de su población padeciéndola, por eso, lo mejor es que desde temprana edad se les enseñe a comer bien a los niños, evitando las grasas saturadas y animándolos a inger