Visto: 176 veces

Publicado el: Sábado, 17 de marzo del 2018

Esteban Garza profunda vocación social

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Rostros / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_4128-OKSaltillo,Coah.- Los proyectos educativos en los que ha participado están teniendo un gran impacto entre la comunidad saltillense.

Esteban Garza

Educación para transformar a México

Su objetivo es inspirar a los jóvenes saltillenses para que sea asuman como ciudadanos globales y respondan a los desafíos que demanda la actualidad.

En los últimos años, las condiciones de nuestro país han provocado que grandes mentes desarrollen su potencial en otras naciones, generalmente donde han realizado sus estudios profesionales o de posgrado.

Saltillo es parte de ese indicador que crece cada vez más porque no se cuenta con las plataformas adecuadas para que esos estudiantes y profesionales pongan en práctica todas sus habilidades.

Pero, si nadie se atreve a generar las condiciones apropiadas para que la gente explote sus pasiones, este fenómeno social de migración y fuga del talento no disminuirá.

Conocedor de todo esto, Esteban Garza Fishburn ha participado en diversos proyectos educativos en nuestra ciudad y en la capital vecina de Monterrey, pues considera que “la educación es la forma en la que más podemos transformar a México, generando ciudadanos conscientes, críticos y participativos es como vamos a poder cambiar esto”, comentó.

Director de la Universidad Carolina, una institución de educación superior que abrió las puertas de sus instalaciones en la parte sur del centro de la ciudad en enero del 2014, Esteban nos cuenta en esta edición todo lo que hay detrás de este tipo de emprendimientos en materia educativa, pues también es cofundador de Harmony School Saltillo.

A sus 31 años, este saltillense es heredero de una profunda vocación social, pues la fundación de la universidad que dirige lo remite a los años 50, cuando sus abuelos, Rose Mary Caroline y Robert Fishburn, llegaron a la ciudad, que era conocida en aquel tiempo como la Atenas de México, para establecerse.

Lo primero que hicieron sus antepasados fue abrir su casa ubicada en el centro a jóvenes que llegaban a la región para realizar sus estudios y necesitaban un lugar para vivir.

Más tarde, los Fishburn crearon el Centro Estudiantil RestauMex donde “se dedicaron a abrir oportunidades de educación superior a cerca de dos mil alumnos, tanto aquí de México y de Centroamérica”, apuntó Esteban Garza.

Este emprendedor social y educativo estudió Relaciones Internacionales en el Tecnológico de Monterrey y durante su carrera cursó una estancia académica en Georgetown University, en Washington.

Además, su incansable sed de conocimiento no ha parado, pues después de concluir sus estudios profesionales ha continuado su preparación realizando cursos en la Harvard Kennedy School of Government y recientemente acaba de aplicar para una maestría en Planeación Urbana en la Universidad de Harvard y en el Massachusetts Institute of Technology.

Por eso, a pregunta expresa de por qué ha decidido volver a Saltillo para desarrollar su potencial, responde sin titubear: “casi todos mis amigos se fueron de Saltillo y te da mucho coraje, Saltillo es cuna de grandes mentes, de muchísimo talento y se nos van justo porque no hay una plataforma donde se desarrollen bien, donde puedan sacar adelante sus innovaciones y sus ideas”.

Y esa es una de sus principales motivaciones, trabajar para que la ciudad se vuelva la plataforma perfecta para que las grandes mentes exploten sus pasiones y con todo esto detonar una economía diferente a la manufacturera que, a pesar de los empleos que llega a generar, sigue manteniendo en condiciones de precariedad a la población, pues el gran atractivo para los corporativos internacionales que se establecen aquí es encontrar mano de obra barata.

EAC_4150-OK

ES CUESTIÓN DE ACTITUD

Recuerda Esteban Garza que tenía 16 años cuando estaba cursando la preparatoria y en una ocasión, sentado en una banca de la escuela, pensó que le gustaría abrir una universidad y ahí estaba lo que quería de su vida, ya lo sabía, “yo pensaba que iba a ser ya de viejo, pero se alinearon los astros y junto con mi hermano Emanuel, que también trae toda la espina social, llevábamos años viendo que proyecto social íbamos a hacer y nos lanzamos junto con una serie de socios que también le apostaron al proyecto”.

Así comenzó a gestarse la universidad que lleva por nombre el mismo que su abuela, como un homenaje por ser la fuente de inspiración de esta valiosa labor.

Las puertas se abrieron el 13 de enero del 2014, pero Esteban destaca que detrás de este acontecimiento está el trabajo de educadoras y educadores que dedicaron su vida a la transformación social mucho tiempo antes.

En suma a este proyecto, este saltillense también participó en la fundación de Harmony School Saltillo y antes realizó prácticas profesionales en Vía Educación, una organización de la sociedad civil ubicada en Monterrey que se dedica a promover el desarrollo educativo y la participación ciudadana.

Dada su experiencia, Esteban Garza asegura que además del alarmante problema que existe por el bajo nivel académico con el que llegan los adolescentes y jóvenes a la universidad, hay uno más grave que tiene que ver con el tema actitudinal.

“Llegan los alumnos con muy pocas bases en temas de matemáticas, de ortografía, gramática y escritura, pero lo más preocupante es que vienen con temas de actitud, no traen el chip de echarle ganas”, precisó.

Por eso, uno de los aspectos fundamentales por los que hay que trabajar en la actualidad es el tema del desarrollo humano y el plan de vida, para que los jóvenes puedan identificar y desarrollar sus pasiones para imaginar un mejor futuro para todos, más allá de sólo pensar en pasarla bien sin invertir ningún tipo esfuerzo, energía ni apostarle a nada.

EAC_4211-OK

PREPARAR CIUDADANOS GLOBALES

Hoy en día vivimos en una realidad desafiante y emocionante a la vez, que nos deja claro la necesidad que existe de formar hombres y mujeres que respondan a los retos que demanda una comunidad global e hiperconectada.

“Sabemos que somos interdependientes ya en economía, en medio ambiente, en seguridad; lo que pasa en algún lado del mundo nos afecta a todos y es un nuevo paradigma que estamos tratando de inculcarle a nuestros alumnos, que se sientan parte de esta comunidad global”, puntualizó Esteban Garza.

También este saltillense con vocación social, menciona que las tecnologías de la información van a transformar de una manera radical nuestras vidas, incluso asegura que muchas de las carreras profesionales de la actualidad dejarán de existir dentro de cinco o 10 años.

Esteban considera que la tecnología actual es capaz de abrir la puerta a un desarrollo económico mucho más sustentable, con un mayor valor agregado al que se ofrece en nuestros días en la región a través de la industria manufacturera.

“Ahora tenemos acceso para poder generar riqueza y valor mucho más fácil, nuestras instituciones educativas están inculcando esta visión de innovación y de sumarse a la era digital”, señaló este emprendedor en materia educativa.

EAC_4123-OK

LA ÉPOCA LLAMA A LA COLABORACIÓN

Como parte del esfuerzo por responder a una realidad cambiante y hacerlo de tal manera que el impacto se refleje de forma positiva en nuestra comunidad, en la institución educativa que dirige Esteban se desarrolló el primer plan de estudios de una licenciatura en creatividad tecnológica.

“Las épocas llaman a la colaboración, nosotros no somos los expertos en ningún tema, entonces tenemos que colaborar y asociarnos con quienes sí son los expertos”, explicó.

Lo anterior lo mencionó Esteban porque junto a Grupo W se lanzó esta nueva carrera profesional, única en América Latina.

El director de la Universidad Carolina declara que esto es una apuesta para transformar nuestra economía que, asediada por las políticas agresivas del actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no puede seguir dependiendo únicamente de la industria manufacturera y de las exportaciones que tienen su razón de ser en la mano de obra barata.

“Eso no es sustentable para el medio ambiente, ni justo para nuestra ciudadanía, ahorita 41% de la población económicamente activa vive en pobreza laboral, que aún trabajando no tienen para mantener a su familia”, enfatizó.

Además, uno de los objetivos que tiene muy claro este saltillense es sumarle con sus alumnos al tema de la ciudadanía y salir del claustro académico para vincularse con la comunidad que los rodea.

“Sabemos que el capital social y el tejido social hay que fortalecerlo y esto sólo se logra saliendo hacia la comunidad, de nada sirve que nos quedemos aquí encerrados, que el desarrollo se quede aquí sólo para los internos, entonces buscamos mucho salir de las paredes de esta universidad para colaborar con la comunidad”, comentó.

Actualmente los estudiantes y el personal de la Universidad Carolina participan en un centro comunitario municipal, trabajan con ejidos al sur de Saltillo en temas de desarollo económico, por ejemplo, la generación de quesos a partir de tecnología.

En semanas pasadas presentaron la Eco Impact Initiative con la que buscan reducir de forma radical los desechos que en la institución se generan, empezando por eliminar el uso de aluminio y plástico desechable, de esta manera pretenden aminorar el impacto negativo en el medio ambiente.

Con una matrícula de mil 200 alumnos, más los egresados y todas las familias de estos jóvenes, el impacto de este proyecto educativo es exponencial en la comunidad saltillense.

EAC_4221-OK

UNA PLATAFORMA PARA RETENER EL TALENTO

Junto a la dirección general de la universidad, Esteban Garza también da clases de Historia y de Introducción a las Ciencias Sociales.

Su mayor satisfacción y lo que le motiva a seguir por este camino es ver cómo adolescentes y jóvenes que llegaron perdidos y conflictuados emocionalmente, salen con otra visión, pensando en aplicar a un posgrado en el extranjero o con el deseo de emprender e innovar.

“Verlos sin saber qué quieren y que de repente se emocionen por la vida, que quieren hacer algo grande y transformar su comunidad, para mí es invaluable”, mencionó este saltillense.

De hecho, el pilar de su modelo educativo es eso, pues saben que, como lo mencionó alguna vez Amartya Sen, Premio Nobel de Economía, una sociedad se desarrolla en cuanto sus ciudadanos puedan vivir su libertad.

“Esto es vivir; poder decidir qué quieren hacer de su vida, que puedan desarrollar sus capacidades y sus pasiones”, declaró Esteban.

Para eso se debe contar con una plataforma que promueva y retenga el talento humano que termina migrando a otras latitudes donde encuentran las condiciones apropiadas para desarrollarse.

Por esa razón, en la universidad que dirige este saltillense, hay grupos estudiantiles de videojuegos, danza área y karate, “porque es justo lo que queremos, que desarrollen sus pasiones y con eso no hay duda que van a salir adelante porque si te apasiona algo, le dedicas tiempo y fortaleces tus capacidades”.

EAC_4134-OK

Por último, Esteban agradece el esfuerzo que día a día hace la gente involucrada con el proyecto, “estudiantes, profesores y administrativos, son ellos los que deben llevarse todo el crédito del éxito de esto”.

NÚMEROS

1200 alumnos están inscritos actualmente en la institución educativa que Esteban Garza dirige.

2014 año en el que abrió sus puertas la universidad de la que es director Esteban Garza.

FRASES

“La educación es la forma en la que más podemos transformar a México, generando ciudadanos conscientes, críticos y participativos es como vamos a poder cambiar esto”.

“Las épocas llaman a la colaboración, nosotros no somos los expertos en ningún tema, entonces tenemos que colaborar y asociarnos con quienes sí son los expertos”.

“Buscamos mucho salir de las paredes de esta universidad para colaborar con la comunidad”.

“Verlos sin saber qué quieren y que de repente se emocionen por la vida, que quieren hacer algo grande y transformar su comunidad, para mí es invaluable”.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia