Visto: 398 veces

Publicado el: Sábado, 14 de abril del 2018

Paty Villarreal ¡A rodar!

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Rostros / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--Saltillo,Coah.- Esta saltillense se metió de lleno a esta práctica deportiva gracias al impulso de su padre.

Paty Villarreal

El ciclismo es su pasión

Hace un par de meses participó en su primera competencia y obtuvo el primer lugar

Como un extenso menú en un gran restaurante, así el mundo del deporte tiene cientos de opciones para que las personas se ejerciten y alcancen cierto nivel de bienestar en sus vidas.

Cada uno pone especial énfasis en el desarrollo de la fortaleza y la resistencia en un grupo muscular específico, aunque el movimiento dentro de cada actividad termina por impactar el cuerpo completamente.

Hay opciones que requieren cierta habilidad con los pies y las piernas, otras utilizan la fuerza de los brazos e incluso algunas hacen uso de la corpulencia entera de los participantes.

Desde tiempos remotos ya los eruditos hacían referencia a la necesidad de mantener en óptimas condiciones la salud corporal para gozar la vida en plenitud, tanto así que el poeta romano Juvenal acuñó entre el siglo 1 y el 2 de nuestra era la frase “mente sana en cuerpo sano”, un aforismo que sigue vigente en nuestros días.

EAC_7612-OK

Por lo anterior, en esta edición queremos resaltar la relación que Patricia Villarreal Martínez tiene con el deporte a través del ciclismo en donde encontró una de sus grandes pasiones.

Paty tiene 24 años, es hija de Humberto Villarreal Escandón y Patricia Martínez González, nació en Piedras Negras, pero casi toda su vida la ha pasado en Saltillo y actualmente radica en la vecina ciudad de Monterrey.

Hace unos años terminó sus estudios de Diseño Gráfico en la Universidad Interamericana para el Desarrollo Campus Saltillo y desde entonces ha trabajado en su línea de joyería Patricia Cires, que oficialmente presentó en febrero de 2017.

EAC_7684-OK

DISFRUTAR LA COMPAÑÍA

Además de ser una talentosa emprendedora, Paty Villarreal también es una fiel amante del deporte, pues comenta que a lo largo de su vida ha practicado diversas disciplinas como yoga, box y golf.

De esta forma ha pasado de entrenamientos llenos de concentración, fuerza y precisión al de la resistencia en los pedales, pues entre agosto y septiembre del 2016 comenzó a participar en diferentes rodadas junto a su papá y su hermano Humberto Villarreal Martínez.

“Todo empezó por mi papá y mi hermano que ya llevan más tiempo en esto, hace un año y medio mi papá me motivó para empezar a entrenar porque él en su cumpleaños hace un evento de ciclismo”, recordó.

Actualmente participa en los llamados fondos, que no se tratan de carreras, ya que su principal objetivo es entrenar cumpliendo distancias muy extensas que los ciclistas llegan a transitar en varios días.

“Empecé a entrenar y realmente entré primero a lo que son los fondos, que no son carreras, son nada más cumplir distancias muy largas, ya he hecho varios de dos días y de tres días como de unos 400 kilómetros”, precisó Paty.

De hecho, esto es de lo que se trata el evento con el que su papá se festeja; el señor Humberto Villarreal lleva tres años organizándolo y cada año agrega más distancia.

Cuenta Paty que su papá primero inició con el recorrido de Saltillo a Monclova, en la segunda edición se agregó el tramo de La Capital del Acero a Piedras Negras y para el pasado festejo se sumó la distancia de Cuatro Ciénegas a Ocampo.

Ese fue el motivo que llevó a Paty Villarreal a abrirse paso en el mundo del ciclismo, “me siento libre cuando ando en la bici y a parte es ir con mi papá, es mi momento con él para disfrutar su compañía”, enfatizó.

EAC_7667-OK

UN TRIUNFO QUE SIRVE DE MOTIVACIÓN

A la semana Paty Villarreal dedica entre 12 y 15 horas al entrenamiento que realiza de lunes a sábado, en Saltillo practica con Power Motion, una agrupación de ciclistas a la que también pertenencen su padre y su hermano.

“Aquí entreno con un equipo que se llama Power Motion, el entrenador se llama Luis Hernández y como mi papá y mi hermano entrenan ahí, desde que yo empecé me metí ahí directo”, puntualizó.

Este grupo de ciclistas saltillenses organiza el Gran Fondo del Desierto en el mes de octubre desde hace tres años, este recorrido consta de 160 kilómetros partiendo desde la capital del estado hasta el municipio de Parras de la Fuente.

Como parte de su preparación, Paty se animó a participar en enero de este año en unas competencias que organiza la famosa cadena Rogelio Bicicletas, “entré a las carreras de aquí de Saltillo y gané el primer lugar general, me gustó y ya ando más motivada”.

Fueron dos circuitos de 50 y 60 kilómetros los que realizó esta joven saltillense, aunque confiesa que nunca había competido, con esta experiencia descubrió que le gusta cómo la adrenalina se desborda en el ciclismo, por lo que esta disciplina ya es una de sus preferidas entre todo el menú de opciones que existen para hacer deporte.

EAC_7576-OK

PRÓXIMOS RETOS

Actualmente Paty Villarreal tiene una gran competencia en puerta el siguiente mes de mayo en Monterrey, se trata del medio Ironman 70.3 para el que se ha preparado durante meses.

El próximo septiembre repetirá un fondo con uno de sus recorridos preferidos, el de Durango a Mazatlán que ya realizó el año pasado.

Para octubre dice que participará de nueva cuenta en la edición del Gran Fondo del Desierto de Saltillo a Parras y en noviembre planea acompañar a su papá con el recorrido para festejar su cumpleaños.

A pesar de que Paty es consciente de la enorme seguridad que se debe tener al practicar el ciclismo, no ha estado exenta de los accidentes.

“Ya me caí, me quebré la muñeca y sufrí algunos golpes en el cuerpo, pero gracias a Dios no pasó a mayores”, relató.

Ante tales riesgos, comenta que el casco es una inversión para prevenir las consecuencias de una dura caída, además considera que es muy importante aprender a rodar en grupo, donde se cuenta con un sistema de señas particulares para protegerse al andar en carretera y así disfrutar al máximo la experiencia.

Una de las rutas que esta saltillense prefiere es la de San Antonio de las Alazanas, por las bellas estampas que ofrece la naturaleza de los alrededores.

EAC_7631-OK

La mayor motivación que Paty Villarreal encuentra en este pasatiempo es superarse a sí misma, asumiendo la mejoría de su desempeño como un reto personal.

“El ciclismo me gusta muchísimo, te lleva a encontrar muchas partes de ti; yo nunca me imaginé que podría ser muy disciplinada para levantarme tan temprano e ir a entrenar”, finalizó.

NÚMEROS

2 circuitos realizó Paty Villarreal en enero de este año para obtener el primer lugar en una compentencia.

FRASES

“Hace un año y medio mi papá me motivó para empezar a entrenar porque él en su cumpleaños hace un evento de ciclismo”.

“Entré a las carreras de aquí de Saltillo y gané el primer lugar general, me gustó y ya ando más motivada”.

“El ciclismo me gusta muchísimo, te lleva a encontrar muchas partes de ti; yo nunca me imaginé que podría ser muy disciplinada para levantarme tan temprano e ir a entrenar”.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia