Visto: 178 veces

Publicado el: Sábado, 31 de marzo del 2018

Una fuente de vino en Italia te regala la bebida 24 horas al día

Sociedad Saltillo / Turismo / imujer.com

nt--Ciudad de México.- Una fuente de vino brinda a los turistas litros y litros de vino de forma gratuita, en una pequeña ciudad italiana llamada Caldari di Ortona.

Captura-de-pantalla-2018-03-31-a-la(s)-10.09.00-p.m.

Ubicada en el medio de un viñedo en la región de Abruzzo, la fuente de nuestros sueños ofrece vino tinto a cualquier viajante que precise un poco de la bebida para animar el paseo por el lugar.

Fuente de vino italiana

Captura-de-pantalla-2018-03-31-a-la(s)-10.08.43-p.m.La fuente de vino italiana fue instalada por la bodega Dora Sarchese. Los visitantes entran en una estructura de barril gigante y se sirven, a voluntad, la bebida.

Captura-de-pantalla-2018-03-31-a-la(s)-10.08.50-p.m.La idea de solidaridad etílica es que la fuente sirva como punto de reabastecimiento para los peregrinos religiosos que siguen el Camino de Santo Tomás (de Roma para Caldari di Ortona). Desde allí, seguramente, siguen su trayecto con las mejillas más rosadas y el ánimo recompuesto por el vino.

Captura-de-pantalla-2018-03-31-a-la(s)-10.08.54-p.m.También existe una fuente eterna de vino en el Camino de Santiago de Compostela, en España. Es la prueba de que cualquier recorrido puede ser más leve con algunas dosis de la bebida de uva.

 

 



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia