Visto: 2.145 veces

Publicado el: Sábado, 25 de enero del 2014

Una habitación en medio del mar y debajo del agua

nota

Esta habitación se ha colocado rápidamente en las primeras posiciones de la lista de ‘hoteles increíbles adonde me gustaría ir’ de muchos viajeros.

El Manta Resort está en la isla Pemba, junto a la costa de Tanzania, en el este de África. El hotel agregó una hermosa y sobrenatural habitación bajo el agua a su complejo inicial de 16 habitaciones.

La nueva habitación se inauguró este mes, y fue diseñada por la compañía sueca Genberg Underwater Hotels, quienes también crearon el Utter Inn, una sala bajo el agua en medio de un lago en Suecia.
nota6D4CAD8A63E552FC21D7EB2513F8E2_h498_w598_m2_q90_ciwyonFBj
Ubicada a aproximadamente 250 metros de la costa, la más reciente estructura se compone de tres pisos: una terraza en la azotea; un baño y sala de estar al nivel del mar y, finalmente, la habitación de abajo, cerca de los peces.

Por la noche, los focos bajo las ventanas atraen a fauna nocturna como calamares y pulpos, mientras que una multitud más reservada pueden apreciarse durante el día, principalmente peces de colores.

El complejo es muy popular entre los buzos debido a los arrecifes de coral que se encuentran alrededor de la isla.

Habitación bajo de agua, The Manta Resort, Isla de Pemba, Tanzania, +255 776 718 852, 1,500 dólares (19,600 pesos) la noche por dos personas, 900 dólares (11,800 pesos) la noche por una sola persona.

Con información de Cnn.com



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia