Visto: 347 veces

Publicado el: Sábado, 27 de enero del 2018

Haciendo ejercicio combate la depresión

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Reforma

nt--PRINCIPALSaltillo,Coah.- Basta con practicar alguna actividad física por lo menos una vez a la semana para abatir los sentimientos de tristeza.

Apenas una hora de ejercicio físico a la semana, independientemente de la intensidad, podría prevenir problemas depresivos en el futuro, según un estudio publicado por la revista american Journal of Psychiatry.

Los resultados del investigación, que analizó a más de 30 mil adultos durante una década y fue liderado por el Black Dog institute australiano, apuntan que aquellos que no realizan ejercicio físico cuentan con 44% más de probabilidad de sufrir depresión, comparado con aquellos que se ejercitan una o dos veces a la semana.

Asimismo, destacó que 12% de los casos de depresión podría haber sido prevenido con un poco de ejercicio regular.

Hemos sabido desde hace tiempo que el ejercicio juega un papel a la hora de tratar los síntomas de la depresión, pero esta es la primera vez que hemos sido capaces de cuantificar el potencial preventivo de la actividad física en términos de reducir futuros niveles de depresión”, apuntó samuel Harvey, director del reporte y profesor de la universidad de nueva gales del sur, en Sydney.

Harvey destacó que, con el tipo de vida sedentario volviéndose la norma en todo el mundo y las tasas de depresión en auge, estos resultados muestran que es particularmente pertinente el ejercicio físico, ya que subrayan que incluso un pequeño cambio en el estilo de vida puede ofrecer significativos beneficios para la salud mental.

La reducción en los niveles de depresión se produjo con independencia de los niveles de intensidad del ejercicio realizado.

Días sin sol agudizan más

Durante la temporada invernal, la poca luz solar puede ser un fac- tor para desencadenar trastor- no afectivo estacional, también llamado depresión de invierno o SAD (por las siglas en inglés de seasonal affective disorder).

El especialista del Departa- mento de Farmacobiología del Centro de Investigación y de Es- tudios Avanzados (Cinvestav) José Alonso Fernández-Guasti aseguró que la causa principal de esta afección es la disminución de luz solar en el invierno.

Añadió que le puede ocurrir a cualquier persona, pero los pa- cientes con antecedentes de de- presión y trastorno bipolar son más propensos a desarrollarlo.

Algunos síntomas de este trastorno pueden ser tristeza, irritabilidad, cansancio, ansias de comer carbohidratos y azú- cares, dificultad para concen- trarse, dormir más de lo nor- mal, falta de energía, disminu- ción de actividad, alejamiento de la vida social y llanto fre- cuente.

running-woman-in-morning-5

Busca los rayos solares

Los meses invernales acentúan los efectos de la depresión. Estos consejos pueden ayudar:

– Exponerse a la luz del sol siempre que sea posible, hacer ejercicio o actividades al aire libre

– La fototerapia o terapia de la luz. Sentado con los ojos abiertos frente a una luz brillante, de preferencia temprano, para imitar

el efecto del amanecer

– La psicoterapia (identifica pensamientos negativos y reemplázalos con ideas positivas)

– Suplementos alimenticios que aumenten los niveles de vitamina D y de triptófano (precursor de la síntesis de serotonina) Fuente: Cinvestav

El DaTo

– La Organización Mundial de la Salud calcula que en el planeta más de 30 millones de personas viven con este trastorno mental.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia