Visto: 349 veces

Publicado el: Viernes, 12 de enero del 2018

Fernando y Mariana una creatividad sin límites

Sociedad Saltillo / Friday! / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_8037-OKSaltillo,Coah.- La pareja saltillense está conservando historias en artículos cotidianos.

Fernando y Mariana

Plasmar historias en objetos comunes

Su pasión por el arte los ha llevado a expresar lo que el público les pide de una manera innovadora e inusual.

Para la creatividad no existen límites, cada día somos sorprendidos por todo tipo de artistas que encuentran hasta en los mínimos detalles cotidianos una excelente oportunidad para crear verdaderas obras de arte.

Un claro ejemplo de esto a nivel nacional es una de las últimas obras del artista mexicano Gabriel Orozco, quien el año pasado, en el mes de febrero, montó su propia sucursal de una popular tienda de conveniencia en nuestro país, esto lo hizo en la galería Kurimanzutto de la Ciudad de México.

La inspiración de Orozco para esta obra radicó en mostrar dos universos: el consumo cotidiano de diferentes productos y el del mercado del arte. Esa sucursal forma parte de las más de 14 mil tiendas que esta cadena tiene en México, la principal idea fue que el público pudiera entrar al lugar y adquirir bienes de consumo cotidiano intervenidos artísticamente.

Lo anterior nos sirve como referencia para explicar el emprendimiento que una joven pareja saltillense está realizando a nivel local.

Son Fernando Salas, de 23 años, y Mariana Melo, de 20 años, quienes con Chiflando y Aplaudiendo se dedican a intervenir de forma artística y artesanal objetos modernos de uso cotidiano como tenis, cosmetiqueras, mochilas, chaquetas, chalecos y muchas cosas más.

En esta edición te traemos la historia de su propuesta para que conozcas la manera en que este par de saltillenses está plasmando su creatividad en diferentes tipos de artículos que la gente usa diariamente.

EAC_8095-OK

PROPUESTA DE RAÍCES LOCALES Y MEXICANAS

De acuerdo con lo que Fernando y Mariana cuentan, el surgimiento de su idea se dio en un momento espontáneo, pues recuerdan que estaban en la casa de ella comiendo sopa y de pronto aparecieron las preguntas “¿qué podemos hacer?, ¿qué se nos ocurre?”.

Días antes ya habían estado platicando sobre la inquietud de hacer algo juntos, pero fue esa vez cuando decidieron bautizar a lo que harían con el nombre de Chiflando y Aplaudiendo.

Esta es una frase popular que usan los padres de familia para advertirles a las parejas jóvenes que no hagan nada fuera de las reglas morales de la casa, su empleo tenía mayor arraigo en generaciones pasadas.

Aunque no es un nombre común para un negocio o un proyecto emprendedor, Fernando y Mariana decidieron utilizarlo porque es una expresión local y mexicana, “buscábamos algo mexicano y que nos pudiera representar, por eso no quisimos elegir un nombre en inglés”, comenta la saltillense.

Sin embargo, los dos decidieron resignificar la frase para darle otro sentido totalmente diferente al que se le conoce de tiempo atrás, explica el mayor de los dos que “lo quisimos referir a chiflando del hecho de darnos a conocer, que nos escuchen y aplaudiendo de vamos a movernos, vamos a hacer algo, vamos a trabajar”.

Fue así como en octubre del año pasado iniciaron con la idea de intervenir artística y artesanalmente artículos de uso cotidiano, también por esas fechas abrieron su página en Facebook y una cuenta de Instagram, donde comenzaron a difundir el trabajo que realizaban.

Una parte importante por la que nace la idea es que Mariana tenía unos tenis que le gustaban mucho pero ya no los podía usar, entonces dijimos ‘vamos a ponerles algo bonito, a renovarlos’”, explicó Fernando.

De esta manera, los dos enfatizaron que parte del concepto inicial también era renovar diferentes objetos para no desperdiciarlos, aunque después, gracias a la respuesta de los clientes, empezaron por trabajar en artículos nuevos, aunque no han dejado del todo la propuesta con la que empezaron.

EAC_8113-OK

OBJETOS QUE NO IMAGINARON

Fernando Salas estudia Diseño Industrial en la Universidad Autónoma de Nuevo León y Mariana Melo es estudiante de la licenciatura en Comunicación en la Universidad Autónoma del Noreste Campus Saltillo.

Los dos mencionan que sus madres son amigas de mucho tiempo, pero ellos no se habían conocido hasta hace poco.

En el caso de Fernando, cuenta que siempre le ha gustado expresarse por medio del arte, incluso tomó algunos talleres de pintura en Casa Azul, aquí en Saltillo, “estuve como seis meses y a partir de ahí se podría decir que nació la cuestión de la pintura y todo esto”.

Por su parte, Mariana recuerda que entre clases dibujaba en sus cuadernos, pero lo hacía sólo para ella, sin mostrárselos a nadie más.

Cuando se conocieron se dieron cuenta que, entre tantas afinidades, el gusto por el arte visual es una de las más grandes que hay entre ellos, por eso cuando comenzaban a preguntarse qué podrían emprender juntos, sabían que ahí estaba el camino.

En octubre cuando se nos ocurrió, dijimos vamos a plasmar todo nuestro arte de manera innovadora e inusual”, recordó Mariana.

EAC_8104-OK

Así comenzaron a personalizar tenis, chalecos, camisas y diferentes prendas, “los clientes nos han respondido muy bien, nos han pedido muchas cosas, extravagantes también”, comentó Fernando.

Entre todo lo que ha solicitado el público y las propuestas que esta pareja saltillense han lanzado están la intervención artística en un gorro quirúrgico, la personalización de un porta pañuelos, un ukelele y su funda, pinturas en esferas por la temporada navideña y caricaturas de las personas, a las que esperan darles una especial promoción en este mes por el próximo 14 de febrero.

A veces llegan y nos piden cosas que yo nunca me hubiera imaginado y eso está muy padre porque así también podemos desarrollar la creatividad en los clientes; que ellos lleguen y nos digan ‘oigan quiero un gorro quirúrgico’, y aunque a nosotros nunca nos pasó por la mente, está bien”, explicó la también estudiante de Comunicación.

EAC_8054-OK

SUPERANDO FRONTERAS

A lo largo de estos tres meses, ha sido tal el éxito de la propuesta emprendedora de Fernando y Mariana, que en promedio han trabajado en la pesonalización de 150 artículos.

Son personas que confiaron en nosotros, les gustó nuestro trabajo y así se fue abriendo el campo”, dice Mariana Melo.

El pasado mes de diciembre los fundadores de Chiflando y Aplaudiendo se vieron ante una tarea casi titánica, pues para el musical Annie, presentado por la compañía de teatro local Espacio Escénico, las niñas que participaron les pidieron que personalizaran sus tenis, con sus nombres y el logotipo de la obra.

Fueron cerca de 40 pares de tenis y tenían tres días para entregarlos, “fue una experiencia muy bonita porque se nos ponían todas las niñas alrededor de nosotros y nos decían ‘yo quiero estos’ y ‘¿qué número tienes?’, además sus mamás también nos los pidieron”, recordó Fernando.

EAC_8060-OK

TodoS los trabajos que realizan son sobre pedido, no cuentan con nada en exhibición, sólo las cosas que ya han hecho, para mostrarles a los clientes los diferentes resultados que han tenido.

La razón de lo anterior, según lo que explica Mariana, es “que nosotros no queremos hacer los productos y luego venderlos, sino que sea algo original que solamente ellos tengan y así que ellos nos digan qué es lo que quieren, que nazca de parte de los clientes”.

Para Fernando esa es una de las partes fundamentales de Chiflando y Aplaudiendo, pues comenta que los clientes les han tomado mucha confianza porque saben que los trabajos que pidan les garantiza tener un artículo único, que nadie más va a poseer.

Con todo el esfuerzo y el empeño que han puesto en esto, Fernando y Mariana nos cuentan que acaban de mandar unos tenis que van a llegar a Irlanda, “son cosas bien padres, nunca me imaginé el impacto que podía llegar a tener”, comentó la saltillense.

EAC_8101-OK

OBRAS DE ARTE ÚNICAS QUE EMOCIONAN

Cuenta el también estudiante de Diseño Industrial que con todo lo que están haciendo se sienten muy bien, primero porque dicen hacer lo que les gusta y apasiona, pero también porque la gente se emociona tanto con los resultados que se ven impulsados a fundirse en un abrazo con los encargados de Chiflando y Aplaudiendo, o incluso se ponen a llorar de felicidad.

Las claves para seguir con la marcha de este proyecto es mejorar lo que hacen para seguir creciendo, darse a conocer aún más y, sobre todo, satisfacer a los clientes, “porque detrás de cada cosa que piden hay una historia, todo tiene un significado, y no cualquiera llega a contarte algo que a veces es muy íntimo”, enfatizó Mariana.

Hace poco entregaron un chaleco con el estampado del caballo de una chica que, al ver esta prenda intervenida con una pintura del animal que tanto ama, se le llenaron los ojos de lágrimas.

EAC_8070-OK

Es así como esta pareja saltillense está plasmando historias y emociones en objetos y artículos de uso cotidiano, piezas en las que a veces no alcanzamos a percibir el potencial artístico que tienen.

A pesar de que ambos afirman que en un futuro quieren dedicarse a algo relacionado con la preparación profesional de cada uno, no descartan seguir utilizando su tiempo libre en Chiflando y Aplaudiendo, pues para Mariana Melo “es muy padre trabajar haciendo las cosas que te hacen feliz y ver feliz a la gente con lo que hacemos, yo creo que me llena también mucho”.

Por su cuenta, Fernando afirma que “’esto nos ha ayudado mucho a zafarnos tantito de los problemas que todo mundo tiene, si nos siguen pidiendo cosas le vamos a seguir echando ganas”.

Para finalizar, Fernando Salas y Mariana Melo hacen un llamado a los saltillenses para que apoyen el talento y el consumo local para crecer como ciudad, además agradecieron a todos sus clientes por seguir dándoles trabajo, alimentado su pasión que día con día crece a través del arte.

EAC_8018-OK

Entérate de los trabajos que han hecho Fernando y Mariana a través de sus redes sociales:

Facebook: Chiflando y Aplaudiendo

Instagram: _chiflandoyaplaudiendo

NÚMEROS

150  Artículos son los que en promedio Fernando y Mariana han personalizado hasta el momento.

FRASES

Lo quisimos referir a chiflando del hecho de darnos a conocer, que nos escuchen y aplaudiendo de vamos a movernos, vamos a hacer algo, vamos a trabajar”, Fernando.

Es muy padre trabajar haciendo las cosas que te hacen feliz y ver feliz a la gente con lo que hacemos, yo creo que me llena también mucho”, Mariana.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia