Visto: 341 veces

Publicado el: Sábado, 6 de enero del 2018

Lorena y Ana Fernanda Treviño con ADN emprendedor

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Rostros / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_7123

Saltillo,Coah.-  Con un proyecto de nutrición y un negocio propio, estas hermanas buscan destacar en la ciudad.

Lorena y Ana Fernanda Treviño

Trabajar para lograr sus sueños

Desde pequeñas han estado rodeadas de negocios y ahora el gen emprendedor se está manifestando en ellas.

En nuestra ciudad se han distinguido los jóvenes a lo largo de los últimos años gracias a su energía emprendedora y las ganas de superarse.

Basta recorrer las principales calles de la capital coahuilense para apreciar el gran número de negocios y establecimientos que están surgiendo, algunos guiándose en conceptos ya trabajados y otros más innovando con sus propuestas.

Todos son válidos y merecen la pena ser reconocidos, al igual que la historia de las personas que están detrás de ellos.

En esta edición te traemos la historia de Lorena Maryel y Ana Fernanda Treviño Siller, dos hermanas que se encuentran estudiando diferentes carreras profesionales, pero mantienen un negocio juntas, a la par que tienen sus proyectos personales en desarrollo.

Además, durante sus estudios de preparatoria en el Tecnológico de Monterrey Campus Saltillo, ambas se hicieron acreedoras a la corona de la institución en diferentes años.

EAC_7141

DESTACAN COMO REINAS

Fue en la primavera del 2013 cuando a Lorena Maryel la coronaron tras un largo proceso, pues nos cuentan que primero se lanza una convocatoria donde los alumnos postulan a tres alumnas, después el comité organizador elige a las 21 chicas más votadas, quienes tienen que hacer campaña con su propio presupuesto, pero eso sí, con un límite fijado para hacer más justa la competencia.

La conclusión de esta actividad estudiantil se da en un baile de coronación en el cual designan a la realeza del campus, quienes deben cumplir con un proyecto de responsabilidad social.

Dos años después de que a Lorena la coronaron en una ceremonia realizada en Villa Ferré, a Ana Fernanda Treviño Siller, su hermana menor, le pusieron la corona en marzo de 2015 en un baile celebrado en el Museo del Desierto.

“No nos lo esperábamos”, dicen las dos al mismo tiempo y después sueltan un par de risas.

En el caso de la mayor de las hermanas, el proyecto realizado estuvo dirigido a aliviar un poco el frío y la carencia de las personas que no contaban con prendas abrigadoras, se llamó “AbrigaTec” y consitió en juntar una gran cantidad de ropa entre los alumnos para donarla a la gente de la ciudad que en realidad la necesitaba.

Por su parte, Ana Fernanda se enfocó en reunir material deportivo para fomentar el deporte en escuelas públicas de la localidad a la que acuden niños de escasos recursos o que viven inmersos en situaciones de riesgo por los diferentes tipos de violencia.

EAC_7152

LA INSPIRACIÓN DE LORENA

Atrás quedaron los años de preparatoria y Lorena Maryel actualmente se encuentra a un par de semestres de concluir sus estudios profesionales en nutrición en la Universidad de Monterrey (UdeM).

De hecho, ahorita ya está realizando consultas y ofreciendo dietas, a la par cuenta con dos páginas en redes sociales, una en Instagram y otra en Facebook llamadas ”Healthy to you”, donde diariamente comparte contenido relacionado con el buen comer y la salud.

Uno de los mayores retos que le sirve de inspiración a esta joven saltillense, es mostrarle a la sociedad que existen recetas económicas con las que se puede tener una dieta saludable, pues considera que muchas personas acceden a la comida chatarra porque es muy barata y tienen la creencia de que la comida nutritiva es de alto costo.

“Por eso yo trato de poner en mis recetas ingredientes accesibles para que toda la gente pueda hacerlas y que sean nutritivas”, señaló la mayor de las hermanas Treviño Siller.

De forma principal, las consultas nutricionales de Lorena son en línea, a través de las redes sociales, pero también las hace de manera presencial cuando las condiciones lo permiten, ya que por sus estudios vive en la ciudad de Monterrey y la mayoría de las personas que solicitan sus servicios son de Saltillo u otras partes de México.

Lo anterior desprende un proyecto emprendedor inminente: su propio consultorio nutricional.

Aunque Lorena lleva todo el tiempo de su carrera radicando en la capital regiomontana, no niega su anhelo por regresar a la capital coahuilense para establecerse con su consultorio y su profesión, además de formar su propia familia.

“También quisiera abrir un gimnasio porque yo juego básquetbol con el equipo representativo de la UdeM, siempre me ha gustado mucho todo lo relacionado con el deporte y la salud, en el futuro quiero crecer en esos ámbitos”, puntualizó Lorena Treviño.

EAC_7147

EL FUTURO QUE VISUALIZA ANA FERNANDA

La menor de las hermanas Treviño Siller se encuentra estudiando la licenciatura en Administración de Empresas en el Tecnológico de Monterrey Campus Saltillo.

A pesar de que se encuentra a la mitad de sus estudios, la experiencia de Ana Fernanda ya es vasta, pues desde pequeña ha estado rodeada de personas emprendedoras y gente de negocios gracias a su familia.

“Desde chiquitas andábamos en todos los negocios, porque toda la familia es de negocios”, recordó esta saltillense.

Por eso al cuestionarle si esto de emprender viene en el ADN de su árbol genealógico afirma con un “sí” rotundo.

La mayor parte de su infancia la pasó junto a su abuela materna, su mamá y su hermana Lorena en un par de boutiques de renta y venta de vestidos de noche.

“Mi abuelita tenía una boutique hace muchos años, luego mi mamá también tuvo la suya pero la cerró cuando nacimos mi hermana y yo porque tenía que cuidarnos cuando estábamos chiquitas”, explicó Ana Fernanda.

La visión que tiene sobre el futuro la más pequeña de las hermanas, es seguir creciendo profesionalmente y poner un negocio propio, pero apenas está analizando qué podría estar bien, pero eso sí, lo que es indudable es que este tendrá que estar en Saltillo, pues al igual que Lorena, no piensa mudarse a otro lado y es aquí donde quiere formar una familia.

EAC_7117

UN EQUIPO PARA TODA LA VIDA

Hace ya un año y medio, en mayo del 2016, que Lorena y Ana Fernanda recibieron una estupenda noticia, pues su madre decidió reabrir su boutique, con el nombre de Maganda, pero no para operarla ella; decidió darle un voto de confianza a sus hijas.

El establecimiento ubicado por la zona universitaria de Saltillo está dedicado a la renta y venta de vestidos, ambas son responsables del mismo y Ana Fernanda menciona que a ella le ha servido mucho en su carrera, pues lo que ve en clase lo puede observar reflejado ahí, una verdadera conexión entre la teoría y la práctica.

De esta manera, este par de hermanas saltillenses saben que pueden hacer grandes cosas, no tienen miedo a equivocarse y están enfocadas en cumplir todos los sueños que se proponen, saben que hay un equipo del que nunca podrán separarse, un grupo de trabajo que siempre estará ahí para respaladar sus decisiones: su familia.

Es así como Lorena, a sus 22 años, y Ana Fernanda, a sus 20 años, están impactando de forma positiva la vida en Saltillo y le están mostrando a otros jóvenes que con entusiasmo y energía las cosas se pueden lograr.

Atrévete a comer saludable y conoce todos los consejos de Lorena Treviño en:

Facebook: Healthy to you Lorena Maryel

Instagram: healthy_toyou

¿Se acerca un evento importante?

Revisa los vestidos que Lorena y Ana Fernanda pueden ofrecerte para esa fecha especial:

Facebook: Maganda Saltillo

Instagram: maganda_dresses

NÚMEROS

2013 Fue el año en el que Lorena Treviño fue coronada como Reina del Tecnológico de Monterrey Campus Saltillo.

2015 Fue el año en el que Ana Fernanda Treviño se hizo merecedora de la corona de Reina en el Tecnológico de Monterrey Campus Saltillo.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia