Visto: 111 veces

Publicado el: Viernes, 29 de diciembre del 2017

Entre deseos y propósitos ¡Bienvenido 2018!

Sociedad Saltillo / Friday! / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--Friday-29-Dic-1Saltillo,Coah.- Toma nota de algunos consejos y alcanza todo lo que te propongas en el 2018.

Un nuevo comienzo

Claves para recibir el Año Nuevo

Estamos a pocos días de que comience el 2018 y de seguro ya estás pensando en tus deseos y propósitos.

Está por concluir el año, ya se van 12 meses que estuvieron llenos de retos y en cada uno dimos lo mejor de nosotros para superarlos con éxito.

Es en estas fechas cuando podemos hacer un balance sobre nuestros proyectos y cómo se desarrollaron.

También, son los días en los cuales podemos planificar lo que haremos el siguiente año, de esta manera empezamos a configurar nuestra lista de deseos y propósitos.

Lo anterior es una tradición que año tras año llevamos a cabo y que, según los especialistas, es una forma de motivarnos y reinventarnos.

Por eso, en esta edición queremos contarte las diferencias que existen entre deseos y propósitos, ambos válidos, pero estos últimos te ayudan a conseguir lo que tanto anhelas.

ENTRE RITUALES Y TRADICIONES

Es muy común que, a tan sólo unos minutos de que inicie el año nuevo, muchas personas efectúen algún ritual para atraer la prosperidad, la buena suerte y la mejor de las vibras.

Uno de los más populares es comer 12 uvas a la medianoche, mientras se piensa en los deseos que se quieren conseguir a lo largo del siguiente año.

Esta tradición llegó a América Latina desde España y se utiliza para tener 12 meses de buena suerte y prosperidad, para eso es necesario comer cada uva con el sonido de las campanadas que anuncian la llegada de la medianoche y, con ella, el nuevo día y el nuevo año.

Según algunos historiadores, existen dos teorías sobre el origen de este ritual.

El primero se remonta a finales del siglo 19, específicamente en la primera década de 1880, cuando la clase burguesa española, imitando a la de Francia, comenzó a celebrar la llegada del Año Nuevo comiendo uvas y bebiendo vino.

Tiempo después, esta costumbre fue adoptada por la población española, quienes a la medianoche, cuando escuchaban las campanadas anunciando la llegada de un nuevo año, comían uvas como la clase alta, algunos aseguran que esto lo hacía la gente con ironía o con un sentido de burla.

La segunda de las teorías ubica el origen de esta tradición algunos años después, en 1909, a inicios del siglo 20.

De acuerdo con los especialistas, en ese año los productores de uvas en Alicante, al sureste de España, tuvieron una cosecha excedente de su variedad típica.

Con una gran oferta y poca demanda, los productores buscaron una forma creativa de venderlas y les funcionó, tanto que hasta el día de hoy, las uvas de Alicante son conocidas como “las de la buena suerte”.

Por otro lado, cada que se ingiere una uva se piensa en un deseo para el próximo año.

En esencia, un deseo es el interés o el afán que una persona tiene por conseguir la posesión o la realización de algo, pero ahí quedan en un anhelo general o, incluso, superficial.

Con esto no estamos diciendo que esté mal realizar este ritual tradicional, pues es hasta divertido hacerlo en familia, pero te queremos invitar a que vayas más allá y formules unos propósitos sólidos, basados en tus deseos, que puedas cumplir de verdad.

EAC_4625

ENFÓCATE EN TUS PROPÓSITOS

Es más fácil hacerte los propósitos de Año Nuevo, que cumplirlos de verdad, pero hay formas en que puedes conseguirlos y hasta convertirlos en hábitos para toda tu vida.

El mayor riesgo para no hacerlo, es mantenerse motivado solamente durante un corto periodo de tiempo, ya que en esta temporada es cuando la motivación está a tope, pero conforme avanzan los días y pasan las semanas, esta disminuye en gran medida.

Lo anterior es más común de lo normal, tanto que sólo 20% de las personas verdaderamente se mantienen trabajando durante el año para conseguir lo que se plantearon al comienzo, el resto va quedando resignado y frustrado en el camino.

De acuerdo con una investigación publicada en la Revista de Psicología Clínica, entre los principales propósitos que se hace la gente para recibir el Año Nuevo, destacan: perder peso, hacer ejercicio, dejar de fumar, cambiar de empleo, mejorar las finanzas y liquidar todas sus deudas.

Sin embargo, este tipo de aspiraciones son muy generales, por lo que mucha gente desiste al no observar resultados inmediatos o percibir que en realidad no están cumpliendo con lo prometido.

Para que eso no te pase a ti y seas de esa pequeña parte de la población que sí cumple sus propósitos, a continuación te dejamos una serie de consejos que te ayudarán a conseguir con éxito cada cosa que te propongas.

Traza objetivos concretos: entre más concretos sean los propósitos, mayores posibilidades tendrás de alcanzarlos. En lugar de caer en las generalidades como “comer mejor” o “hacer más ejercicio”, formula el objetivo de comer cinco porciones de frutas y verduras al día o de caminar al menos 30 minutos diariamente.

Enfócate todos los días: no tienes por qué esperar hasta la víspera de Año Nuevo para establecer tus metas, cuida que sea un proceso durante todo el año, cada día es una oportunidad nueva.

Registra tu progreso: mantén un registro de tus objetivos y así monitoriza el progreso que vayas teniendo, por ejemplo, si estás decidido a realizar más ejercicio, apunta cada sesión en un calendario que esté visible en tu casa, de esta manera también te mantendrás motivado.

Busca un respaldo de apoyo: es más probable que te aferres a tus propósitos si tienes el respaldo de otras personas, por eso es una gran idea contar con el apoyo de un amigo, pareja, hermanos o papás que te acompañen en este camino. A ellos puedes pedirles que midan tus avances, pero eso sí, cuida que sea alguien cercano y de confianza.

Ajusta tu entorno para tener éxito: para cumplir tus objetivos, necesitas erradicar cualquier tipo de barrera que pueda ser impedimento para alcanzar tus propósitos, por ejemplo, si lo que quieres es reducir tu consumo de azúcar, no permitas que haya dulces en tu casa.

Celebra tus triunfos: no esperes hasta que tu propósito se cumpla por completo, cada avance es un verdadero triunfo, por eso otórgate un premio o estímulo que te impulse a seguir con entusiasmo hasta conseguir lo que te has propuesto.

Sé paciente: tal vez traes toda la energía para iniciar el año haciendo ejercicio, pero ten calma y plantea bien tus objetivos, ya que no te servirá de nada querer ir más rápido si no cuentas con la preparación adecuada para cumplir tus metas.

Concéntrate en el presente: simplemente aprovecha tu día a día, no te castigues o sabotees pensando en los “hubiera” o que llevas semanas intentando con pocos resultados, mejor reflexiona sobre las cosas que puedes hacer en el día y cómo alinearlas con tus metas.

Toma conciencia de tu alcance: sé consciente de tu condición física, emocional, mental y de ahí parte en tus planes. Observa lo que pasa en tu interior con cada suceso y evento externo, también trata de reconocer cuál es el fin de lograr tus objetivos.

Recuerda que una fórmula que no falla para alcanzar tus propósitos es la disciplina, así que lo mejor es que dejes de posponer las acciones que debes realizar para cumplir con tus metas.

Así que ya lo sabes, pon en práctica estas recomendaciones para que en un año, al final del 2018, eches la mirada atrás y veas todo lo que lograste conseguir.

EAC_4587

Carolina Rodríguez

Makeup Artist

Deseos:

– Mucho amor.

– Tener éxito en mi trabajo.

– Que sea un año próspero.

Propósitos:

– Tener una vida más saludable.

– Hacer más diplomados de maquillaje.

– Dar a conocer más mi trabajo.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia