Visto: 500 veces

Publicado el: Sábado, 28 de octubre del 2017

Eloísa Cantú un dulce encanto al paladar

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Rostros / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Martín Balandrán

nt--AR7P4099Saltillo,Coah.- La empresaria ha dedicado más de 14 años a la preparación de postres, lo que la ubica en la preferencia de la gente.

Eloísa Cantú

Amante de la cocina dulce

Hace 14 años decidió emprender un proyecto gastronómico con el cual enamoraría, hasta la fecha, a las personas de paladar dulce.

Hay que ser preciso con las mezclas y cantidades de ingredientes a la hora de cocinar postres, por eso muchos chefs y cocineros consideran esta labor como un arte, pues también se debe ser muy cuidadoso con la temperatura del horno y el tiempo de cocción en cada preparación.

Los resultados siempre estarán encaminados a deleitar el paladar de los comensales en un restaurante o de los invitados a la reunión en casa, por eso resulta más práctico buscar a un especialista que se encargue de esta parte dulce de la comida.

En Saltillo, muchas personas recurren a Los Postres de Eloísa para sacar adelante sus eventos con deliciosos postres que gustan a chicos y grandes por igual.

En esta edición te presentamos a Eloísa Cantú Garza, la mujer, empresaria y madre de familia que se encuentra detrás del desarrollo de este dulce negocio que ha encantado a gran parte de la población saltillense.

AR7P4061

UN GUSTO QUE VIENE DE LA INFANCIA

Con 49 años, Eloísa Cantú es originaria de Cuatro Ciénegas, Coahuila, pero desde los 15 años se mudó a la capital del estado para estudiar, antes de eso vivía en Monclova.

La fundadora de Los Postres de Eloísa recuerda que desde niña le encontró el gusto a la cocina, siempre le ofrecía a su madre la ayuda para preparar el postre de la comida.

Tenía entre 8 y 10 años cuando me di cuenta que me apasionaba mucho cocinar postres, hacer inventos y ver qué salía”, mencionó Eloísa Cantú.

Durante sus estudios de secundaria en Monclova, a esta empresaria coahuilense le nació la inquietud por hacer negocios y fue a sus 12 años cuando decidió hornear algunos pasteles para venderlos a las mamás de sus amigas y compañeras de la escuela.

Con ese emprendimiento, la joven Eloísa obtenía algunas ganancias que le permitían seguir cocinando postres y ahorrar para sus gastos personales, dinámica que se vio interrumpida cuando, junto a su familia, emigró a Saltillo para continuar sus estudios de nivel medio y superior.

Eloísa Cantú es licenciada en Administración de Empresas, pero ahora confiesa que si en su juventud hubieran existido opciones para estudiar Gastronomía se habría ido por ahí, “si hubiera tenido mayores conocimientos sobre la cocina todo esto habría sido un poco más fácil”.

Sin embargo, todo el aprendizaje sobre gastronomía y repostería que ha adquirido con la experiencia acumulada inició con los consejos de su madre, cuando juntas cocinaban infinidad de pays; de coco, plátano, fresas, fresas con cremas y el tradicional de manzana.

En lo personal, esta empresaria coahuilense disfruta mucho consumir la variedad de postres elaborados a partir de manzana, ya que no son muy dulces, además comentó que le gusta mucho el pay de queso y el de limón.

AR7P4151

YA SON 14 AÑOS EN EL GUSTO DE LA GENTE

El inicio de Los Postres de Eloísa se dio en un momento muy importante en la vida de Eloísa Cantú, pues todo sucedió en torno al nacimiento de su tercera hija, “yo tenía un negocio en el que tenía que viajar mucho a Monterrey, iba y venía hasta que tuve un accidente, fue cuando mi marido me dijo ‘ya, tranquila’”, recordó.

Ante lo sucedido, esta amante de la dulce cocina comenzó a dedicar la totalidad de su tiempo a su familia, pero el destino le haría descubrir una gran oportunidad para emprender un negocio propio.

En esa etapa de su vida, Eloísa Cantú a cada reunión familiar, o entre amistades, a la que asistía llevaba el postre y sorprendía gratamente los paladares de todos los reunidos, según nos cuenta.

Mis amigas me decían ‘pero ya véndemelo’ y yo les contestaba que no, yo lo llevaba sin problema, pero luego me explicaban que lo querían para llevarlo a otra fiesta o evento, al final terminé por aceptar y así empezó todo esto”, rememoró.

Fue así como Eloísa encontró la actividad perfecta para no quedarse sin hacer nada, pues dice que eso no le gusta, y prefiere pasar la mayor parte del tiempo con sus hijas y su marido.

Los primeros pedidos los hacía en su casa, “pensé que era un buen momento para estar en el hogar con mis hijas y si vendía pasteles que bien, pues es algo que me gusta y lo disfruto”, expresó.

Al cabo de un año y medio operando de esa manera, la fundadora de Los Postres de Eloísa se percató que su vivienda ya era insuficiente para responder a tantos pedidos, además ya tenía un buen número de colaboradores trabajando en el lugar y eso le restaba privacidad a ella y a su familia.

Fue hace 14 años cuando el negocio de los postres comenzó y ya son 13 desde que salió de su hogar para montar un local al norte de la ciudad, en el bulevar Pedro Figueroa, mismo que se ha ido extendiendo, pues ahí se ubica el centro de producción que abastece las otras dos sucursales de Los Postres de Eloísa; una está en plaza Las Garzas, sobre el bulevar Venustiano Carranza, en la colonia República, y otra en plaza Concordia sobre el bulevar Eulalio Gutiérrez.

También distribuye su variedad de productos en diferentes negocios y restaurantes de la localidad, además de realizar pedidos para diferentes tipos de eventos sociales.

Actualmente Los Postres de Eloísa representa la fuente de trabajo de 23 personas, entre el personal de producción, ventas, distribución y protección.

Fue un 5 de mayo del 2004 cuando “la que se iba a quedar en casa con sus hijas tuvo que armar una pastelería”, recapituló entre risas Eloísa Cantú.

AR7P4078

HORNEANDO PROYECTOS NUEVOS

Igual que al principio, hoy en día los pasteles representan la mayor demanda en Los Postres de Eloísa, pero eso sí, su oferta de productos ha aumentado tanto que tiene de todo para satisfacer el mínimo antojo.

El aprendizaje y el conocimiento en la materia no se detiene para Eloísa Cantú, pues aún toma diversos diplomados que le permiten seguir actualizándose para ofrecer lo mejor a sus clientes.

Lo que la empresaria coahuilense está buscando actualmente es implementar postres más nutritivos, incluso maneja algunos productos sin azúcar ni harina y con ingredientes orgánicos que no son dañinos para la salud.

Por lo general usamos muy poca azúcar, algunos pasteles sí son muy dulces, pero en la mayoría trato de usar crema natural con poca azúcar”, explicó.

Una de las mayores satisfacciones de Eloísa es ver que sus hijas; Eloísa de 20 años, Daniela de 18 y Olga Sofía de 14, hacen lo que les apasiona y además, junto a su marido, Antonio Durón, han sido un gran soporte a lo largo de todo este tiempo del negocio.

Han vivido entre mezclas de sabores y también les ha despertado a ellas el gusto por la cocina, una estudia gastronomía y a otra le falta un poco para saber qué, pero creo que también va por ese lado”, mencionó orgullosa.

Uno de los mayores sueños de Eloísa Cantú es tener una escuela de cocina, pues le encanta transmitir sus conocimientos a las demás personas; ya sean las empleadas del negocio o sus hijas en casa.

El único día del año que Los Postres de Eloísa cierra es el 1 de enero, l negocio cuenta con un horario de lunes a sábado de 9:00 a 21:00 horas y los domingos de 10:00 a 20:00 horas.

El Día de las Madres es la fecha más importante para el negocio de Eloísa Cantú, son los días 9 y 10 de mayo cuando se dobla el registro de ventas en sus diferentes sucursales.

El éxito que en Saltillo ha ganado Los Postres de Eloísa, hacen que empresarios de otras ciudades contacten a Eloísa Cantú para solicitarle alguna franquicia, “quieren poner pastelerías en Monterrey y me han invitado también a Estados Unidos, que abramos una en el Valle de Texas, pero hasta ahorita no se ha concretado, ese es mi reto, pues para abrir una franquicia tienes que tener muy bien claro quién eres y lo qué quieres, sobre todo para que no se pierda la calidad”, enfatizó.

Por eso decimos que, junto al impulso que esta empresaria coahuilense brinda a su familia, el sueño de crear una escuela de cocina y el deseo de establecer de mejor manera su empresa y su marca en la región, Eloísa Cantú se encuentra “horneando” grandes proyectos para el futuro.

AR7P4105

Visita sus redes sociales para conocer la variedad de productos que Los Postres de Eloísa manejan:

Sitio web: www.postreseloisa.com

Facebook: Los Postres de Eloísa

NÚMEROS

3 sucursales tiene Eloísa Cantú en Saltillo.

23 personas colaboran directamente en la empresa.

FRASES

Tenía entre 8 y 10 años cuando me di cuenta que me apasionaba mucho el cocinar postres”.

Eloísa Cantú

La que se iba a quedar en casa con sus hijas tuvo que armar una pastelería”, Eloísa Cantú



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia