Visto: 607 veces

Publicado el: Sábado, 14 de octubre del 2017

Lorena Lacarra el deporte, la mejor medicina

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Rostros / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_8212-OKSaltillo,Coah.-  Considera que su labor diaria es hacer que sus alumnas y otras personas se enamoren de la actividad física

Lorena Lacarra

El que no se mueve se extingue’

Deportista desde muy joven, su reto es prepararse, actualizar sus certificaciones y motivar a otras personas para que como ellan mejoren su salud a través del ejercicio.

El ejercicio físico es una actividad que tiene un gran impacto en el desarrollo integral de las personas porque no sólo se trata del fortalecimiento y el mejoramiento del cuerpo, también favorece la salud emocional y la generación de una buena actitud ante las distintas circunstancias que se presentan en la vida.

En México, el fomento del deporte representa un gran reto, pues desde hace varios años el país ocupa los primeros lugares en sobrepeso y obesidad, por eso resulta urgente que las personas adquieran mejores hábitos para cuidar su salud.

Si bien, el cambio debe comenzar desde el interior de cada uno, hay personas que además han respondido a esta urgencia y trabajan incansablemente en la promoción de la actividad física para ayudar a que los demás mejoren su calidad de vida, ya que a nivel mundial los problemas de sobrepeso y obesidad llegan a causar 3500 millones de muertes al año.

EAC_8051-OK

En Saltillo, Lorena Lacarra Nassri es una mujer apasionada por el deporte que poco a poco se ha convertido en su forma de vida, la que siempre trata de compartir con los demás, pues busca que otras personas se enamoren del ejercicio físico.

Lorena es tenista y corredora, en su historial ya tiene un gran número de maratones realizados, cientos de kilómetros recorridos, decenas de competencias en las que ha participado con su raqueta y actualmente es instructora de gimnasio, certificada en fisiculturismo personal training y kinesis.

EAC_8245-OK

PASIÓN POR EL EJERCICIO

Lorena Lacarra nació en El Paso, Texas, y a lo largo de sus 53 años de edad ha vivido en diferentes ciudades como Ciudad Juárez, Durango, Cuernava, Torreón y Saltillo, pero siempre con una constante; el deporte.

Desde pequeña ha sido deportista, comenzó a jugar tenis cuando tenía 12 años y a los 22 fue cuando empezó a competir en diferentes torneos en el Club Campestre de Ciudad Juárez, llegando a ser la singlista número uno por tres años en la categoría 40 de la United States Tennis Association.

“Lo practico desde entonces y no lo he dejado, actualmente juego en Saltillo, soy categoría A, es una de las actividades que más me apasionan”, confesó Lorena.

Gracias a la exigencia física que representa el deporte de la raqueta fue como esta tenista se adentró al mundo de los corredores, ésto con el objetivo de tener un mejor desempeño en su quehacer deportivo, pero “esa sí me robó la pasión, fue más allá de cualquier disciplina que había realizado”, comentó.

Entre tantas ciudades en las que ha radicado Lorena Lacarra, la capital coahuilense es una de las más significativas, pues aquí cursó su preparatoria y su carrera profesional en Psicología, en la Universidad Autónoma del Noreste.

Además, sus padres se quedaron a vivir en Saltillo, por lo que hace seis años esta deportista regresó a la ciudad, en la que actualmente funge como entrenadora en el gimnasio Nautilus, ubicado al norte de esta capital.

El papel que desempeña no es casualidad, pues se ha capacitado a través de diversas certificaciones; la primera en fisiculturismo y personal training por parte de la Universidad de Phoenix, bajo una

modalidad en línea, cuando ella vivía en Ciudad Juárez y comenzó a practicar levantamiento de pesas, que renueva en determinados períodos de tiempo, ahorita va por la tercera actualización.

La segunda, y más reciente, es una certificación en kinesis, la hizo en la Ciudad de México y en Saltillo sólo ella y otras dos personas son las que pueden ofrecer este tipo de entrenamientos que consisten en rutinas de ejercicio sin aparatos de gimnasio, “estas rutinas están diseñadas para que el cuerpo pueda tener una mayor flexibilidad y elasticidad, en kinesis los ejercicios se acomodan a tus dimensiones”, explicó Lorena.

EAC_8251-OK

SE ENAMORÓ DE CORRER

Desde que Lorena Lacarra regresó a las tierras del Sarape, comenzó a realizar maratones, acumulando hasta el momento 16 participaciones en este tipo de competencias para corredores.

“Me fascinó el primero que hice en Torreón, el de Grupo Lala, fue la primera vez que participé en uno y mi desempeño fue más interesante, de hecho ha sido el mejor tiempo que he realizado en un maratón”, recordó.

Un maratón es de 42 kilómetros y en aquella ocasión, hace seis años, Lorena hizo un tiempo de tres horas con 46 minutos, lo que le permitió ser de las primeras diez corredoras en su categoría, pues quedó en el décimo puesto.

Además ha participado en los maratones de París, de San Diego, de la Ciudad de México, de Ciudad Juárez y el de Torreón lo ha corrido ya varias veces, a parte de infinidad de carreras con diferentes distancias.

Para Lorena Lacarra, correr sola es como una terapia que la relaja, que le aclara el pensamiento y que en esencia la hace sentir muy bien, “correr sola es como una terapia, hay gente que hace yoga, hay gente que practica otras cosas pero bueno, yo practico correr”, puntualizó.

A la semana esta deportista dedica tres días a correr; martes y jueves corre sola entre 10 y 12 kilómetros porque “lo máximo es estar contigo”, dice, pero los domingo participa con un grupo de corredores que se hacen llamar Los Tornados, fundado hace 11 años, con quienes recorre distancias superiores a los 20 kilómetros, ya sea en la Ruta Recreativa o en algunos lugares adecuados de la sierra.

EAC_7912-OK

NO ES MAGIA

Su amigo Luis Padilla fue quien le ofreció trabajo en el gimnasio Nautilus, “él es una persona muy importante en mi vida porque me deja realizar lo que me gusta”, dijo Lorena.

Lo que siempre le dice a sus alumnas es que el ejercicio no es magia, que de un día a otro de pronto ya estarán perfectamente bien, pues el deporte, antes que nada, se trata de constancia, disciplina y actitud, además de la adquisición de una buena alimentación y hábitos saludables.

Lorena Lacarra considera que su labor diaria es hacer que sus alumnas y otras personas se enamoren de la actividad física, por eso dice que “es una tristeza ver cómo la persona, a cualquier edad, no se mueve, yo siempre he creído y siempre lo digo; el que no se mueve se extingue”.

Los deportistas de talla internacional que se han ganado la admiración de Lorena son los tenistas Novak Djokovic, Roger Federer y el veterano Björn Borg, “yo siempre he dicho que el tenis es como la vida, te tienes que enfrentar en una cancha a tu adversario como sea; aunque te estés durmiendo o hayas tenido problemas, tienes que enfrentarlo y dar lo mejor de ti, para mí ellos son guerreros porque ahí luchan para llegar a un lugar”, explicó.

Por el lado del atletismo, esta deportista ha seguido de cerca la carrera de Ana Gabriela Guevara, incluso en algún momento llegó a decir que quería ser como ella porque Lorena se considera una persona que siempre busca sobresalir en todo lo que hace, su inquietud no se detiene con practicar algo que le gusta, por eso profundiza en lo que hace, situación que le ha valido posicionarse en el lugar que ocupa actualmente.

Una de las metáforas con las que esta deportista se dirige a sus alumnas del gimnasio es que el deporte es como una medicina, “hay unos que dicen ‘no me gusta’, pero no tienes que tomarla porque te guste, es algo que debes hacer porque lo necesitas para tu bien”.

EAC_8276-OK

La tarea de Lorena Lacarra es un gran reto, por eso ella se sigue preparando, actualizándose en sus certificaciones, buscando siempre lo mejor para su salud y para compartir con los demás.

NÚMEROS

12 años tenía Lorena cuando comenzó a practicar tenis

16 maratones son en los que ha participado Lorena

FRASES

“Correr sola es como una terapia, hay gente que hace yoga, hay gente que practica otras cosas pero bueno, yo practico correr”



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia