Visto: 93 veces

Publicado el: Viernes, 13 de octubre del 2017

Alberto Prado emprender a lo dulce

Sociedad Saltillo / Friday! / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Martín Balandrán

nt--AR7P3709Saltillo,Coah.-   Gracias a los alfajores artesanales que elabora, ha logrado fascinar muchos paladares

Alberto Prado

Alfajores, una delicia que viene del sur

De sus raíces colombianas aprendió a elaborar la receta de este postre que le permite desarrollar un emprendimiento gastronómico gourmet

El alfajor es un producto muy popular en algunos países de Sudamérica, se dice que esta golosina se arraigó en Argentina, donde fue difundida durante el período colonial por los españoles, pues según los historiadores, este tipo de repostería fina es tradicional de la gastronomía de la Península ibérica, en la que data desde la Edad Media, cuando los árabes dominaban la región.

Incluso, el nombre alfajor proviene de al-hasú, una palabra entre los hispanoárabes de la época, que significaba “el relleno”.

Además de Argentina, este producto de repostería fina se ha popularizado durante decenas de años en países como Uruguay, Chile y Colombia, lugares donde se les pone su toque característico a la receta elemental de este postre.

En Saltillo, Alberto Josué Prado Concha, un joven de 26 años con raíces mexicanas y colombianas, lleva 10 años elaborándolos para el deleite de amigos, conocidos y personas que con el paso del tiempo han descubierto esta golosina gracias a él, y se han convertido en sus clientes.

AR7P3724

En sí, un alfajor se compone de dos galletas elaboradas a base de mantequilla y en el centro se les coloca un relleno, siendo el dulce de leche uno de los más utilizados, pero también pueden llevar mermeladas frutales u otro tipo de elementos.

Los ingredientes que deben tener de entrada los alfajores son la fécula de maíz, harina, la mantequilla, el dulce de leche, lleva azúcar glas arriba y abajo, y coco húmedo alrededor, en sí es como un sándwichito”, explicó Alberto Prado.

Este joven saltillense aprendió esta receta de repostería, con la que ha fascinado el paladar de muchas personas, gracias a que su madre, Cilia Fernanda Concha Durán, es colombiana.

Alberto Prado hoy inaugurará su establecimiento al norte de la ciudad, donde tendrá la producción y comercialización de los alfajores, una propuesta con la que busca que este postre tradicional de países sudamericanos se posicione en Saltillo.

En esta edición te traemos la historia de este emprendimiento gastronómico que este fin de semana abre sus puertas en nuestra localidad.

AR7P3737

DESDE CALI, COLOMBIA

Alberto Prado es licenciado en Comercio Internacional, egresado hace casi dos años de la Universidad del Valle de México Campus Saltillo, desde antes de graduarse comenzó a colaborar en la presente Administración municipal que está a unos meses de concluir; actualmente funge como el subdirector de la Dirección de Deporte Municipal.

Fue hace 10 años cuando este joven saltillense preparó por primera vez los alfajores, los hizo en Cali, Colombia, a donde había acudido con su familia por el lamentable fallecimiento de su abuelo materno.

Tenía 16 años cuando falleció mi abuelito en Colombia, fuimos y para tener algo de distracción, un día nuestros familiares de allá nos enseñaron a hacer alfajores y así fue como aprendí”, recordó Alberto.

A su regreso a la capital coahuilense, la familia comenzó a recibir a muchos amigos en su casa para darles el pésame y brindar su solidaridad a su mamá, tras la pérdida de su padre, fue ahí cuando se les ocurrió aplicar lo aprendido en tierras colombianas para ofrecerles a sus visitas un pequeño aperitivo que consistía en alfajores con una taza de café.

Los paladares de los que salían palabras de aliento para su madre quedaron totalmente fascinados por el postre que degustaban, “le pedían la receta a mi mamá y ella sólo les decía, ‘es que los hace mi hijo’, entonces le empezaron a decir que si les podía hacer una cajita, y así nació esto, les gustaron y se dio todo”, contó Alberto.

En ese entonces, este emprendedor estaba por terminar sus estudios de preparatoria y a punto de comenzar los profesionales, por lo que la idea de producirlos en casa y comercializarlos surgió como algo extraescolar, un pasatiempo que le podría ayudar para obtener algunos ingresos extra para sus gastos personales o para ahorrar y viajar en el futuro.

Lo primero que hizo Alberto Prado fue difundir su producto a través de comercios y establecimientos cercanos a su casa, como restaurantes, fruterías y estéticas que poco a poco le iban abriendo sus puertas.

Se los llevaba en bolsitas de a dos y los colocaba cerca de la caja para que los clientes al momento de pagar los probaran y además incluían una tarjeta con mis datos de contacto para que de ahí me pudieran hacer pedidos si querían más”, comentó.

AR7P3697

DOBLE ESFUERZO

Con los años de experiencia, Alberto se dio cuenta de que en el mes de diciembre es cuando aumenta mucho la demanda de su producto, por las fiestas decembrinas.

Además, desde hace cuatro años que se dio de alta en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público como comerciante, para poder emitir facturas a empresas o personas que así se lo solicitaban, se han sumado muchos clientes nuevos.

Lo anterior ha provocado que año con año se incrementen los pedidos, tanto, que en el anterior este joven saltillense contrató a cinco señoras para que le ayudaran en la producción de los alfajores en su casa, y así fue como se dio cuenta de que ya no podía estar elaborándolos en su domicilio, por lo que nació la idea de montar un local este año.

Fue ahí cuando dije, el año que entra ni de chiste voy hacerlos en la casa, tengo todo un año para cambiarme”, precisó Alberto.

De esa manera, conforme pasaban los meses, la idea se fue materializando, gracias al dinero que este joven tenía ahorrado y a algunos préstamos que ha solicitado para montar su propio negocio.

Por otro lado, también ya tiene planeado dedicarse totalmente a lo que estudió a partir de enero próximo, pues un amigo de su hermano, dueño de un corporativo aduanal en la Ciudad Acuña, Coahuila, buscaba un agente de ventas en esta zona del estado.

Me cayó como anillo al dedo la agencia aduanal, se trata de importar y exportar cosas, el agente aduanal es el que te da los pedimentos o te consigue todas las facilidades para que puedas hacerlo”, señaló Alberto Prado.

Esto es totalmente compatible con su perfil y con la carrera que estudió, por lo que le motiva mucho, además, este emprendedor saltillense indicó que esta región, por tratarse de una zona muy industrializada, cuenta con un gran potencial que puede ser explotado en ese ámbito.

Ya con esa propuesta laboral, Alberto Prado decidió poner su oficina junto a su negocio, en el mismo edificio ubicado al norte de la ciudad, por lo que ahora su esfuerzo tiene que ser al doble: la producción de alfajores y la atención de las ventas de la agencia aduanal.

AR7P3680

PROPUESTA GOURMET ARTESANAL

Alberto Prado califica su emprendimiento gastronómico como una propuesta gourmet artesanal, que en una primera etapa constará de la producción de alfajores y su comercialización junto a otros productos similares elaborados por productores locales, con lo que quiere hacer algo parecido a lo que algunos negocios hicieron con él en sus inicios.

Tengo un espacio en la pared con repisas donde quiero hacer lo mismo que hacían conmigo, de ahí colocar las mercancías de algunos productores de postres o cosas gourmets, pero artesanales, quiero que sean puros productores locales que puedan traer sus productos por semana”, precisó.

También explicó que esto, además de ser un apoyo para las personas que también están emprendiendo sus negocios, le sirve a él para tener variedad de productos y que sus clientes puedan conocer otras opciones de postres, lo que sin duda busca que atraiga la atención en la segunda etapa que tiene planeada para Prado Alfajores Artesanales.

En un segundo momento, ya cuando haya crecido lo suficiente, quiero tener una cafetera y una tostadora de café, y yo comprar café mexicano 100% en grano verde, tostarlo, embolsarlo y poder vender aquí el café fresco y orgánico”, dijo Alberto.

Además, también habló de la posibilidad de adquirir una máquina para hacer café negro y capuchino, junto a una buena licuadora para elaborar un té chai frío y nada más, con lo que la clientela podrá degustar de los alfajores con una bebida en el lugar.

Imagínate el aroma que va a generar la tostadora con el café y el horno con los alfajores”, mencionó, prometiendo que a los saltillenses les encantará.

Una oportunidad muy grande que ha detectado Alberto Prado es el servicio de su repostería para eventos sociales, “están funcionando mucho para bautizos, primeras comuniones, despedidas, bodas y confirmaciones, y eso está mejor porque son más cantidad, por lo tanto, eso es en lo que estoy enfocándome más ahorita”.

Quienes asistan al negocio, en el cruce de los bulevares José María Rodríguez y Rufino Tamayo, en la colonia Residencial Lagos, al norte de la ciudad, podrán ser testigos de todo el proceso de elaboración de los alfajores, pues la cocina está instalada estratégicamente en una zona baja del establecimiento, con una ventana horizontal que va de un extremo a otro de la pared, permitiendo así la vista al público.

El día de hoy Alberto Prado tendrá un evento privado con familiares y amigos cercanos, en el que les mostrará las instalaciones y les explicará a profundidad cómo funcionará el negocio, además recibirá la bendición de un sacerdote para esta nueva etapa que comienza en su vida.

Será mañana, a partir de las 10 horas, cuando Alberto y sus colaboradores comenzarán a recibir a todos los saltillenses que deseen degustar de este producto de repostería gourmet y artesanal que viene de Sudamérica.

Por último, Alberto Prado confía en que seguirá deleitando el gusto de los saltillenses con sus alfajores artesanales, situación que le permitirá seguir creciendo como empresario, por eso su intención es hacer bien todo lo que trae en mente.

AR7P3690

Si quieres probar los Alfajores Artesanales puedes:

Acudir al establecimiento ubicado en el Blvr. José María Rodríguez 704 esq. con Rufino Tamayo, Residencial Lagos.

– También puedes visitar su página de Facebook Prado Alfajores Artesanales para más detalles.

NÚMEROS

10 años han pasado desde que aprendió a cocinar los alfajores

FRASES

Los ingredientes que deben tener de entrada los alfajores son la fécula de maíz, harina, la mantequilla, el dulce de leche, lleva azúcar glas arriba y abajo, y coco húmedo alrededor”.

Tenía 16 años cuando falleció mi abuelito en Colombia, fuimos y para tener algo de distracción, un día nuestros familiares de allá nos enseñaron a hacer alfajores y así fue como aprendí”



Más videos >

141991968136

Saltillo, Coah.- El equipo que diariamente trabaja en el suplemento Elite del periódico Zócalo Saltillo se siente profundamente agradecido con los lectores que han permanecido a lo largo de estos años. Como muestra de esto, se elabora el ya tradicional anuario en donde se encuentran personalidades destacadas de nuestra ciudad en distintos eventos.

En esta ocasión la modelo saltillense Gaby Melendez, quien lleva varios años en este medio, nos acompaña en este cierre de año, posando para la portada.

En el siguiente vídeo se puede apreciar a Enrique Alvarez del Castillo, fotógrafo de nuestros suplementos, en el momento en que realiza la sesión de donde se seleccionó la foto utilizada en la portada del ya mencionado anuario que se ha convertido en el favorito de la sociedad saltillense.

VIDEO: Photoshoot del Anuario Elite 2014