Visto: 115 veces

Publicado el: Domingo, 1 de octubre del 2017

¿Mastodontes en Buenos Aires? Un increíble hallazgo lo confirma

Sociedad Saltillo / Turismo / imujer.com

nt--mastodonteCiudad de México.- Un grupo de paleontólogos del Museo Fray Manuel Torres realizó un sorprendente hallazgo en la localidad de San Pedro, Buenos Aires. Allí, se encontraron restos de mastodontes de más de un millón de años de antigüedad que confirmarían varios detalles sobre la existencia de estos animales en la zona.

El descubrimiento fue realizado en una zona de canteras que poseen restos geológicos que datan de tres edades o períodos de tiempo, que van de los 8500 a los 2 millones de años de antigüedad. Fue entre estos sedimentos que se encontraron, en todas las capas, restos del animal.

Si bien ya existían registros de mastodontes en Argentina, es la primera vez que se puede determinar el género y el tiempo en el que esta especie habitó nuestro suelo, que habría sido durante cerca de 1 millón de años.

Entre los restos encontrados, se dio con un colmillo de este animal que mide más de 2 metros y pesa 85 kilos, lo que da cuenta de la magnitud de su cuerpo, que en promedio medía más de 3 metros y pesaba unas 6 toneladas.

Se cree que los mastodontes habitaron nuestro planeta hasta hace 10 mil años atrás, cuando se extinguieron por una serie de factores que van desde la caza humana, hasta la aparición de la tuberculosis. Sin dudas, un hallazgo impresionante.

 



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia