Visto: 143 veces

Publicado el: Sábado, 30 de septiembre del 2017

Moto Z2 Play mi primer celular modular

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Reforma

nt--original Saltillo,Coah.- Después de varios días de pruebas, esta es la rezeña del desempeño de este dispositivo móvil

Por casi 10 días tuve en mis manos el Moto Z2 Play, uno de los nuevos equipos de la compañía que usan Moto Mods. Tras un primer acercamiento, esto es lo que aprendí de la vida con un teléfono modular.

1. Al principio de esta experiencia me preocupaba el diseño del equipo, pues temí que el Moto Mod se separaría a cada rato, pero no. El sistema de imanes lo mantiene en su lugar.

2. El único inconveniente de dichos imanes es que no puedes llevar llaves o monedas en el mismo bolsillo porque saldrán pegadas al celular.

3. Como se esperaría, el Moto Mod agrandan el equipo y complica añadir una carcasa de protección en caso de caídas, algo a considerar para los que tienen manos de mantequilla.

4. Para compensar la falta de carcasa protectora, el teléfono tiene un diseño para mejorar el agarre.

5. Al incluir el Moto Mod de batería, Power Pack, el desempeño del celular es bastante satisfactorio. La batería rindió aproximadamente 21 horas por carga y carga ultra rápida.

6. No sé si se deba a los módulos, pero la capacidad de procesamiento del teléfono falló un par de veces cuando, al usar dos apps a la vez, una se cerró.

1005505146-2

¿Debería considerarlo?

Un smartphone modular es una buena opción si planeas invertir en sus accesorios para que ya no necesites otro gadget. Los Moto Mods incluyen una bocina, un proyector, una batería y hasta una cámara Hasselblad. Sin embargo, considera que deberás cargar con los accesorios a donde vayas y, aunque no pesan tanto, no te caben en los bolsillos del pantalón.

Moto Z2 Play.

$11,000 pesos en motorola.com.mx

 

 



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia