Visto: 84 veces

Publicado el: Viernes, 29 de septiembre del 2017

Marcela Espinosa el verde es vida

Sociedad Saltillo / Friday! / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_3315Saltillo,Coah.-  Su interés por las suculentas y cactus la llevó a crear terrarios para su hogar y ofrecerlos a aquellos amantes de la naturaleza.

Marcela Espinosa

Naturaleza en cada rincón

Para aquellos que se sienten asfixiados por un entorno cada vez más antinatural, existe Succu Terrariums, que te mantiene cerca de la belleza natural.

Con la dinámica de desarrollo que vivimos actualmente, donde los automóviles, el pavimento y grandes edificaciones parecen apoderarse de la ciudad, los parques y pequeños bosques están en peligro de extinción, sin importar que se trate de los elementos fundamentales para la producción de oxígeno.

El verde es vida y parece que poco a poco ha ido desapareciendo de nuestra gama de colores, por más esfuerzos que realicen las autoridades, cada día es más complicado encontrar un rincón natural con esa tonalidad entre toda la mancha urbana de la ciudad.

Ver crecer las plantas, cómo echan sus raíces y sus tallos se robustecen, a la par de que emergen de ahí las más bellas flores, es todo un espectáculo digno de admirar.

Para fortuna de todos esos amantes de la naturaleza, que en ocasiones se sienten asfixiados por un entorno cada vez más antinatural, con un ritmo de vida tan acelerado que no permite tomar ni un segundo para contemplar las muchas o pocas bellezas naturales que se encuentran a nuestro alrededor, existen emprendimientos como Succu Terrariums, una propuesta de Marcela Espinosa Hernández, una joven saltillense de 23 años.

EAC_3337

Lo que hace Marcela son terrarios, pequeños jardines que se colocan en recipientes transparentes que permiten observar el desarrollo completo de las plantas.

Aunque esta joven saltillense estudió Comunicación, en la Universidad del Valle de México Campus Saltillo, y ejerce profesionalmente en el área de producción de una televisora de cadena nacional en la localidad, eso no le ha impedido su pasión por esta labor que con tanto gusto realiza y de la que nos cuenta en esta edición.

EAC_3387

NO ES UNA MACETA

Lo primero que precisa Marcela Espinosa, es que un terrario no es una maceta, ya que la gente suele confundirlos mucho, “un terrario no es una maceta; es un recipiente de vidrio, también puede ser de plástico, pero tiene que ser transparente para que se puedan ver las capas que lo conforman, la piedra es la primera, luego el carbón activado, después la tierra, la decoración y las plantas, que con el paso del tiempo te permiten ver las raíces y todo el proceso de crecimiento de una planta”, explicó.

La diferencia entre uno y otro es que el primero no tiene drenaje, por eso deben ir en interiores, ya que si llueve mucho tienden a inundarse y con esto la planta termina por ahogarse.

Al igual que las plantaciones que se hacen en una maceta, las que se realizan en los terrarios también necesitan de la luz solar, pero de forma indirecta, para que conserven su color.

Marcela mencionó que existen dos grandes tipos de terrarios: los tropicales y los desérticos, éstos últimos conformados en mayor media por suculentas y cactus, los que prefiere esta saltillense para trabajar, ya que por sí solas se pueden conservar por mucho tiempo, por lo que son ideales para aquellas personas que gustan de la naturaleza, pero que suelen ser olvidadizas, por su estilo de vida acelerado, ya que esas plantas no requieren de tantos cuidados.

De acuerdo con la también comunicóloga, la primera capa se elabora con piedras de río o piedras reynosa, sirviendo como la base para el carbón activado, elemento que previene la aparición de hongos por el exceso de humedad, porque la tercera capa es la tierra, producto que debe contener un buen número de piedras pequeñas para permitir que penetre el aire para beneficio de las raíces, evitando así que se apelmacen, lo que provocaría la muerte de la planta.

Para finalizar, se coloca la suculenta o el cactus y se puede decorar sobre la tierra con piedras de colores u otros elementos que hagan lucir mejor al terrario.

EAC_3360-OK

SU COLECCIÓN DE SUCULENTAS, EL INICIO

Marcela tiene a la venta diferentes terrarios, que varían por la forma del recipiente, hasta el momento esta saltillense cuenta con cinco opciones, dependiendo del gusto de cada persona y el espacio donde la vaya a colocar, “manejo un cilindro, uno parecido que es más chiquito, una burbuja, otro que es tipo pecera y un tortuguero”, de los cuales, el de la pecera es el que más le han solicitado los clientes hasta el momento.

Este emprendimiento es relativamente nuevo, primero, hace un año, surgió la afición de Marcela Espinosa por las suculentas, cuando en un viaje por Jerez, Zacatecas, conoció a una señora que en su casa tenía muchas macetas con este tipo de plantas, con las que la saltillense quedó fascinada, ocasionando que al regreso a su tierra natal se dedicara a buscarlas por todos los viveros y de esta manera comenzar su colección.

Fue así que, conforme aumentaban sus ejemplares de este tipo de plantas, también su interés por la botánica se acrecentaba, lo que la llevó a tomar un taller de terrarios durante el verano de este año, en una tienda de flores, plantas, decoración, productos orgánicos y artesanales que se ubica en el Centro de la ciudad, “me apareció la publicidad por Facebook y, al verlos, me parecían bonitos, pero nunca me había puesto a hacerlos”, comentó.

La experiencia del taller la disfrutó demasiado, cuenta que era como una terapia para ella, ya que la elaboración de este tipo de productos la relajan mucho.

Después de capacitarse, una señora contactó a Marcela para hacerle un pedido grande, porque su tía le comentó que ella hacía terrarios, “ahí no tenía absolutamente nada, no sabía nada de costos, entonces me puse las pilas, porque ya tenía la idea de empezar el negocio, pero no había puesto nada en marcha y eso fue lo que hice: en una semana conseguí proveedores, costos, hice el diseño del logotipo y le puse nombre al negocio”, recordó.

Sin embargo, ya cuando esta joven emprendedora le había mandado la cotización a su potencial cliente, la señora ya no le respondió ni la contactó, pero confiesa que eso le ayudó a dejar de postergar el desarrollo del negocio que tanto anhelaba.

EAC_3378

REGALA VIDA

Marcela Espinosa tiene un terrario junto a su cama en su habitación, otro en el desayunador y uno más en la sala de su casa, debido a que su mamá también quedó encantada con este tipo de productos y desde que la saltillense estaba en el curso, le pidió que hiciera unos cuantos para la decoración del hogar.

Los precios en los que oscilan estos artículos, hechos totalmente de forma artesanal por Marcela, van desde 75 a 290 pesos, dependiendo del tipo de recipiente donde se colocarán las plantas.

Además de ser un excelente elemento decorativo, la visión con la que comanda esta emprendedora su negocio es tomar pedidos para realizar los recuerdos de diferentes eventos sociales, como baby showers, primeras comuniones, despedidas de solteras, bodas o también para elaborar los centros de mesa, “yo creo que se ve más bonito regalar un terrario, que es una planta con vida con la que después una señora puede decir ‘yo la quiero transportar a una maceta’, siento que eso se ve más bonito, a otros artículos”, enfatizó.

Todas las suculentas le gustan mucho a Marcela Espinosa porque considera que hay demasiadas especies y que nunca se acaban de conocer todas, ya que en cada vivero se puede encontrar una diferente y, aunque son distintas, mucha gente no sabe cómo se llaman y las termina identificando sólo como suculentas, “pero tienen muchos nombres, a mí me fascinan todos los colores, siempre busco las formas, los tamaños y también me gustan combinarlos, como que darle asesoría a la gente cuando no saben cómo pedir el terrario”, dijo.

A pesar de que ahorita está incursionando en el mundo de su profesión, pues egresó hace menos de un año, en diciembre del 2016, no descarta la posibilidad de que en el futuro tenga un espacio que funcione como local y taller botánico de terrarios, donde también se ubique un pequeño vivero, con el objetivo de que la gente que acuda a su servicio cuente con la libertad de construir el terrario a su gusto.

Para finalizar, Marcela Espinosa ahondó en lo que a ella le parece algo muy bello: regalar vida, “en lo personal me parece más bonito que te regalen algo vivo, como una planta, en lugar de un ramo de flores que se te va a marchitar en menos de una semana, en cambio, si a la planta le das los cuidados adecuados, te puede durar toda la vida, va a crecer, tal vez después la tengas que trasplantar a una maceta, es como adoptar una planta, cuidarla y darle una mejor vida”.

EAC_3324

Conoce los terrarios que realiza Marcela Espinosa en:

NÚMEROS

5 Presentaciones diferentes de terrarios
son las que ofrece Marcela actualmente

FRASES

  • Un terrario no es una maceta: es un recipiente de vidrio, también puede ser de plástico, pero tiene que ser transparente, para que se puedan ver las capas que lo conforman”.
  • Me parece más bonito que te regalen algo vivo, como una planta, en lugar de un ramo de flores que se te va a marchitar en menos de una semana, en cambio, si a la planta le das los cuidados adecuados, te puede durar toda la vida”.


Más videos >

141991968136

Saltillo, Coah.- El equipo que diariamente trabaja en el suplemento Elite del periódico Zócalo Saltillo se siente profundamente agradecido con los lectores que han permanecido a lo largo de estos años. Como muestra de esto, se elabora el ya tradicional anuario en donde se encuentran personalidades destacadas de nuestra ciudad en distintos eventos.

En esta ocasión la modelo saltillense Gaby Melendez, quien lleva varios años en este medio, nos acompaña en este cierre de año, posando para la portada.

En el siguiente vídeo se puede apreciar a Enrique Alvarez del Castillo, fotógrafo de nuestros suplementos, en el momento en que realiza la sesión de donde se seleccionó la foto utilizada en la portada del ya mencionado anuario que se ha convertido en el favorito de la sociedad saltillense.

VIDEO: Photoshoot del Anuario Elite 2014