Visto: 149 veces

Publicado el: Sábado, 16 de septiembre del 2017

Zacatecas guiados por el cielo

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Reforma

nt--1005468582Saltillo,Coah.- Las estrellas y los planetas se admiran mejor desde la quietud de la zona arqueológica La Quemada.

Un sol enrojecido custodia el trayecto de la capital zacatecana hasta la zona arqueológica La Quemada.

Al llegar al sitio, los colores del atardecer se han apoderado por completo del paisaje semidesértico: piedras, nopales y matorrales, que se extienden hasta el horizonte, aparentan mirarse a través de un filtro violeta y anaranjado.

Sí, la experiencia de hoy, llamada Observación Sideral, estará marcada por el cielo.

La caminata por la zona inicia en compañía de un guía.

Todo es silencio. Apenas estamos a 50 minutos en auto al suroeste del centro histórico zacatecano, pero no sólo nos hemos transportado algunos kilómetros, también parece que hemos viajado en el tiempo muchísimas décadas atrás.

Ayuda aún más la arquitectura, en la que destaca el juego de pelota y el basamento piramidal llamado Pirámide Votiva, por la que La Quemada es considerada el asentamiento monumental más relevante en el centro norte de México, de acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Su periodo de apogeo fue entre el año 600 y el año 850 de nuestra era.

Las pirámides, edificios y patios están sobre una colina a 250 metros de altura. Gracias a esta estratégica ubicación, se tiene una vista de 40 kilómetros a la redonda. Recorrido privilegiado hasta ahora, este lugar sólo podía ser frecuentado por los viajeros durante el día, pero con el reciente estreno de la Observación Sideral, desarrollada por la agencia Argentours, es posible admirarlo bajo otra luz.

1005468584

La sensación de estar en otra época crece cuando en el camino aparece el “fantasma” del ingeniero alemán Carl de Berghes (1782-1869), célebre por la descripción que hiciera del sitio arqueológico a mediados del siglo 19.

De Berghes –un actor que jamás sale de su personaje– se encarga de guiar los pasos del grupo y compartir detalles históricos mientras cae el sol. Cuando el ingeniero desaparece, seguimos el camino hasta llegar al juego de pelota, donde entonces se presenta Xóchitl, el “espíritu” de una mujer indígena que explica, entre otras anécdotas, que este juego era sólo para los hombres más fuertes y valientes de la tribu.

Al fondo, está la Pirámide Votiva, la estructura más importante de La Quemada, por

la pendiente de sus taludes; los expertos consideran que esta construcción, probablemente, fue el templo mayor del sitio arqueológico.

Al caer la noche, casi a oscuras, llegamos a la Sala Hipóstila o de Columnas, donde con una limpia realizada con hierbas para desaparecer las malas energías, nos preparamos para el mejor momento de la experiencia: contemplar el espacio sideral.

Pero antes, hay que relajarse. Todos se acuestan sobre colchonetas colocadas en el suelo, el guía pide respirar profundo y mirar hacia el cielo.

Gracias a la poca contaminación lumínica que hay en el sitio, apreciamos las estrellas con un brillo más intenso.

Con la asesoría de los astrónomos identificamos algunas constelaciones, planetas y astros. Por ejemplo, la Osa Mayor –que para algunos remite a una olla con todo y mango–, o Venus, que salta a la vista por su destello plateado.

Luego, se invita al grupo a usar los telescopios y aprovechar todo el conocimiento de los expertos. Las exclamaciones de sorpresa no se hacen esperar cuando algún viajero logra avistar detalles increíbles, como los anillos de Saturno.

La experiencia termina con otro momento celestial: una cena preparada por cocineras tradicionales con antojitos regionales, café de olla y atole aguarda en el Museo de Arqueología La Quemada.

1005468583

CÓMO LLEGAR

El sitio arqueológico La Quemada se ubica a 53 kilómetros del Centro Histórico de Zacatecas, por la carretera 54.

CON QUIÉN CONTRATAR

Argentours. La agencia está justo frente a la Catedral, en el 613 de la avenida Hidalgo.

De ahí sale el transporte hacia la zona arqueológica.

Próximas fechas: 23 de septiembre, 7 y 21 de octubre; 4 y 18 de noviembre y 16 de diciembre.

DÓNDE DORMIR

Hotel Mesón de Jobito. En el Centro de la capital, a un par de cuadras de la Alameda.

Desde mil 412 pesos por noche, para dos adultos y dos niños menores de 10 años.

DÓNDE COMER

El Pueblito. Destaca por sus platos de la región, entre ellos el asado de boda (carne

de cerdo bañada en salsa de chile ancho) servido con fideos, arroz y alubias; el

itacate minero, que consiste en cuatro tacos de bistec con salsa, huevo revuelto y frijoles, o el pozole verde.

UN TRAGO

Cantina Las Quince Letras.

Con más de 100 años de tradición, este lugar –siempre abarrotado– es todo un ícono de Zacatecas.

MÁS INFORMACIÓN

aeromexico.com/es-mx

www.mesondejobito.com.mx

www.zacatecastravel.com



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia