Visto: 178 veces

Publicado el: Sábado, 2 de septiembre del 2017

Ulises Valencia hablemos de creatividad

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Rostros / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_2529Saltillo,Coah.- A través del Invader Institute de Grupo W busca desarrollar el talento de quienes llegan ahí, para abrirles las puertas de la industria creativa del mundo

Ulises Valencia

Misión: Desarrollar el talento creativo

Su objetivo es hacer que la gente creativa de Saltillo supere las fronteras de la casa y se comparta por todos los rincones del mundo.

La Región Sureste de Coahuila ha destacado en los últimos años por ser un referente industrial gracias a la instalación de grandes compañías manufactureras en esta zona del país.

Tal escenario ha sido un parteaguas para que la educación técnica sea la más demandada y socorrida entre la población del lugar, quien termina cursando una carrera que le permite ubicarse en las empresas que llegan al estado, aunque actualmente la demanda está superando a la oferta, por lo que muchos egresados terminan dedicándose a otra cosa totalmente diferente a lo que estudiaron.

Aunado a lo anterior, a pesar de la experiencia acumulada en el ensamble de automóviles y la producción de diferentes piezas que los componen, aún no existe un coche saltillense, ¿por qué en Saltillo no se ha diseñado un solo automóvil si se producen muchos?

Ese cuestionamiento se lo hace Ulises Valencia, cofundador de la agencia Grupo W, uno de los referentes más importantes para la industria creativa en la región y en el país, pues ya son cerca de 18 años de estar comandando, al lado de sus socios, esta importante empresa creativa.

A lo largo de ese tiempo han sorteado grandes retos y superado enormes pruebas, trabajando para múltiples marcas nacionales e internacionales, proyectos con los que también han conseguido importantes reconocimientos a nivel mundial, erigiéndose como una de las agencias más importantes en toda Latinoamérica y gran parte del mundo.

Nacido en Torreón hace 42 años, Ulises se la pasó cambiando de residencia constantemente durante su infancia, pues cuenta que sus padres son médicos del Seguro Social y por aquellos años aún no contaban con una base que les permitiera establecerse por completo en una ciudad, por eso le tocó vivir en Mexicali, Acapulco, Monclova, Sabinas y Saltillo.

Después de esta gira que parecía interminable, concluyó sus estudios de preparatoria en Torreón y, por decisión propia, se trasladó en 1992 a la capital coahuilense, para cursar la licenciatura en Ciencias de la Comunicación, en la Universidad Autónoma de Coahuila.

Ulises ingresó a esta carrera porque deseaba ser locutor de radio, “durante la carrera me fui involucrando en diferentes aspectos de la profesión del comunicólogo, hice radio como quería, luego algo de periodismo y también mucho video social para ver si me podía involucrar en la televisión y en el cine porque me gustó mucho el lenguaje audiovisual”, comentó.

EAC_2580

EL ENCUENTRO EN LA CIUDAD DE MÉXICO

Una vez concluidos sus estudios decidió viajar a la capital del país, en busca de una oportunidad en los ámbitos de la comunicación que más le interesaban.

Fue en ese momento cuando se encontró con Miguel Calderón, su socio, a quien ya conocía porque coincidieron un par de semestres en las aulas de la Facultad de Ciencias de la Comunicación.

El encuentro se dio gracias a Ernesto Amezcua, quien en ese entonces trabajaba en el canal Ritmoson de Televisa, y sería la puerta de entrada al mundo del cine y la televisión para Ulises.

Las cosas se complicaron un poco y se tuvo que modificar el plan inicial porque Ernesto salió de la televisora de San Ángel, y junto a Ulises, se pusieron a buscar empleo en la capital del país.

Entre la búsqueda, Ernesto Amezcua recordó la ocasión en que se topó a Miguel en una estación del Metro y le comentó de la llegada de Ulises, a lo que este le dijo que sería una gran idea salir a comer los tres algún día.

El día llegó y Ulises recordó que Miguel y él tenían una empatía desde la universidad gracias al dibujo, “él es un artista, yo solía dibujar, cuando lo conocí platicábamos mucho acerca de arte y cosas creativas”.

En aquellos años Miguel Calderón trabajaba en una compañía que producía CD Roms de capacitación para diferentes empresas, se trataba de un grupo de 10 personas en una casa al sur de la Ciudad de México, de esta manera él le propuso a Ulises que aplicara para trabajar en ese lugar, “me consiguió una cita y platiqué con su jefe, me dijo ‘pues igual podemos crecer el departamento de creatividad donde está Miguel’, y así empezamos a trabajar juntos hace casi 20 años”.

EAC_2576

SE GESTA GRUPO W

Esta dupla creativa realizó muchos trabajos para empresas como Elektra, American Express, Banamex, Seguros Tepeyac, GNP, entre otras, y aunque no se trataba de ideas publicitarias, siempre buscaban la manera de hacer atractivos esos cursos de inducción para las personas que los tomaban.

Sin embargo, la mayoría de los miembros de la compañía en la que laboraban eran ingenieros y fue así como descubrieron que para alguien con un perfil más audiovisual y creativo resulta un tanto complicado trabajar con este tipo de profesionistas.

El ingeniero regularmente ve las cosas cuyo objetivo principal es que funcionen, lo cual es correcto, pero para un creativo el espíritu es más bien que la gente lo quiera ver, si una cosa funciona pero nadie la quiere ver, no le sirve a nadie, por eso para nosotros era importante el balance”, mencionó Ulises.

De esta forma, el roce entre unos y otros era inevitable y, aunque no fuera mucho, ese fue el detonante que los hizo decir “hay que poner lo nuestro, una compañía en donde sea tan importante el funcionamiento como la pantalla”.

Bajo esa premisa empezaron en Saltillo, aunque no hubiera un mercado como tal, porque la gente ya los conocía, desarrollando una oferta donde más que hacer CD Roms, comenzaron a trabajar en internet, diseñando páginas.

No fueron Grupo W desde el inicio, en esos momentos donde todo se comenzó a gestar se llamaban W Interactive Media, la letra W alude al sistema de la World Wide Web, “pero la gente nunca se lo aprendía, suena a cualquier cosa, nadie lo podía pronunciar, nadie lo podía escribir, por eso decidimos cambiarle el nombre y como éramos dos, el nombre tenía que hacer ver como que éramos más y le quedó bien Grupo W”, explicó Ulises.

Actualmente esta importante agencia creativa eso es; un colectivo de muchas personas, con muchos perfiles, toda una red de gente talentosa con diferentes ambiciones y deseos que sumados generan grandes cosas.

EAC_2533

HACER LAS COSAS CON CARIÑO

Ulises Valencia siente que la historia del Grupo W ha sido muy afortunada, porque los puso en una situación geográfica donde no estaba sucediendo nada, en un momento donde ya había pasado el boom de las “punto com” (.com) y ya nadie creía en el internet.

Les ha tocado vivir la irrupción digital y la aparición de las redes sociales, plataformas que hoy los mantienen trabajando para grandes marcas que buscan ser parte de la conversación en estos medios, y algo que ha hecho que el proyecto siga vivo tras el paso de los años “es que somos muy apasionados con lo que hacemos, hacer las cosas con cariño es el gran diferenciador del Grupo W”, enfatizó Ulises.

Instalados en Saltillo han realizado muchos proyectos con grandes marcas internacionales, de los cuales han obtenido importantes reconocimientos que los ubica como la agencia más premiada de México en el mundo independiente digital.

El más importante de los más de 100 premios a los que se han hecho acreedores es el primer Cyber Lion de Cannes, que es uno de los festivales de creatividad más importantes a nivel mundial que se realiza en Francia, donde México nunca había ganado este galardón en la categoría digital, hasta que en el 2008 Grupo W lo consiguió, siendo de gran impulso no sólo para ellos, sino para toda la industria creativa del país.

Actualmente son cerca de 70 personas las que colaboran en la agencia, sin importar las fronteras para realizar su trabajo, ya que como lo dice Ulises “el mundo es más grande que las opciones de negocio que puede haber alrededor de la oficina en la que estamos establecidos”.

El gran empeño que este comunicólogo de profesión le pone a lo que hace ha permitido que muchos jóvenes desarrollen su talento gracias a las plataformas digitales, por medio de las cuales ponen su creatividad a la venta ante compradores de todo el mundo, alguien que no los conoce en persona, que habla otro idioma y que maneja otra moneda, eso para el cofundador de Grupo W es algo genial.

EAC_2522

INVADER INSTITUTE Y EL ANHELO DE UN CAMBIO DE ECONOMÍA

En la oficina de Ulises hay un mural en honor a Rubén Ruíz, quien fue parte fundamental en el proyecto del Invader Institute, la escuela de Grupo W que inició en 2009 y de la cual han egresado 22 generaciones hasta el momento.

Rubén era abogado y había estado trabajando en la industria creativa, por eso los socios de la agencia lo invitaron al proyecto de la escuela, aceptando la propuesta y dando un gran empuje al programa The Digital Invaders, en el cual permaneció por tres años, “falleció hace cuatro años, pero como cofundador al final le tenemos un agradecimiento de por vida, esta escuela no existiría si no fuera por el empuje que le dio al inicio, fue la persona ideal para arrancar el proyecto y lo recordamos con mucho cariño”, comentó Ulises.

Actualmente, el Invader Institute abre sus puertas al talento joven y creativo que desee cursar su programa educativo, que es único en toda Latinoamérica, cada cuatro meses, en esta parte es en la que se encuentra totalmente enfocado Ulises, porque como lo mencionó Miguel Calderón, la escuela Invader necesita de un esfuerzo diferente y mayor.

De esa manera, Miguel está a cargo de lo que es Grupo W y Ulises tiene la misión de desarrollar el talento que llega al Invader Institute, y que puede salir para trabajar en la agencia o para adentrarse en la industria creativa a nivel internacional, porque al final, lo que también buscan es que el enfoque que tiene este grupo de gente creativa en Saltillo supere las fronteras de la casa y se comparta por todos los rincones del mundo.

Nuestros egresados hoy trabajan en un mercado mundial, en 17 países; están en Inglaterra, Alemania, Holanda, Dinamarca, Australia, Estados Unidos, Argentina, España y más, resultados que hacen ver que el proyecto Invader tiene opción de crecer mucho todavía”, mencionó Ulises Valencia.

La semana pasada se realizó la graduación de la generación 22 del programa The Digital Invaders y recibieron a la 23, de esta forma el trabajo no cesa, ya que también están en período de inscripciones para la nueva Licenciatura en Creatividad Tecnológica, que iniciará el próximo mes de enero en conjunto con la Universidad Carolina.

Es una licenciatura con validez oficial, una carrera nueva que no existe ni en México ni en toda Latinoamérica, queremos que la gente entienda que la creatividad se puede aprender y se puede crear un proceso para tener ideas que se pueden profesionalizar y darte de comer”, precisó Ulises, además de enfatizar que si a eso se le suman las tecnologías emergentes, se puede empezar a construir algo mucho más sólido que puede ser orientado hacia una opción de negocio.

Es así como el cofundador de Grupo W confía en que esto detone un cambio en la economía, que la región deje de ser una sociedad de maquila y apunte a convertirse en una sociedad creativa económicamente hablando, “me gustaría que Saltillo dejara de ser el Detroit de México y se volviera más bien el Silicon Valley o el centro de creatividad y negocio creativo de Latinoamérica”.

Por eso es que la actual tarea de Ulises Valencia está enfocada en descubrir el talento joven, pulirlo y encaminarlo hacia un futuro en el que la región pueda ser el referente creativo de todo México y América Latina, en ese sentido confiesa que “dejé de ser un coplayer para volverme un coach, y eso me gusta mucho”, además de reconocer que trabajar con nuevos creativos le permite mantenerse fresco en el conocimiento de lo que está pasando y retarse a sí mismo, para ser alguien que estimule e inspire a los demás.

Por último, este comunicólogo con gran visión, declaró que su gran anhelo es que “en 100 años esto pueda seguir vigente y tengamos un reconocimiento y una validez, que la gente de afuera diga ‘hay que ir a Saltillo a ver qué están haciendo los estudiantes que van de todo el mundo a estudiar ahí’” y que eso finalmente sirva para pensar que esta región del país y del mundo puede ser la punta de lanza para que las cosas sucedan de una manera diferente.

NÚMEROS

22 Generaciones han egresado del programa The Digital Invaders

FRASES

Somos muy apasionados con lo que hacemos, hacer las cosas con cariño es el gran diferenciador de Grupo W”.

Me gustaría que Saltillo dejara de ser el Detroit de México y se volviera más bien el Silicon Valley o el centro de creatividad y negocio creativo de Latinoamerica”.

Dejé de ser un coplayer para volverme un coach, y eso me gusta mucho”.

 



Más videos >

141991968136

Saltillo, Coah.- El equipo que diariamente trabaja en el suplemento Elite del periódico Zócalo Saltillo se siente profundamente agradecido con los lectores que han permanecido a lo largo de estos años. Como muestra de esto, se elabora el ya tradicional anuario en donde se encuentran personalidades destacadas de nuestra ciudad en distintos eventos.

En esta ocasión la modelo saltillense Gaby Melendez, quien lleva varios años en este medio, nos acompaña en este cierre de año, posando para la portada.

En el siguiente vídeo se puede apreciar a Enrique Alvarez del Castillo, fotógrafo de nuestros suplementos, en el momento en que realiza la sesión de donde se seleccionó la foto utilizada en la portada del ya mencionado anuario que se ha convertido en el favorito de la sociedad saltillense.

VIDEO: Photoshoot del Anuario Elite 2014