Visto: 133 veces

Publicado el: Viernes, 11 de agosto del 2017

¿No tienes dinero? ¡Puedes viajar igual!

Sociedad Saltillo / Turismo / imujer.com

nt--Ciudad de México.- Abordar un viaje por nuestro propio país siempre nos parece más fácil, especialmente porque burlamos aduanas, la gente seguirá hablando nuestro idioma y el presupuesto a gastar es, en teoría, mucho mas bajo que si viajamos al extranjero. La falta de dinero continúa siendo el principal motivo por el que en la gran mayoría de veces descartamos la opción de visitar esa isla griega o fundirnos con la selva asiática; algo más que posible cuando descubras quepuedes viajar igual aunque no tengas dinero.

Bolsillos vacíos, viajes maravillosos

x_razones_por_las_que_viajar_siempre_sera_mejor_que_tener_una_cita7

Cuando se trata de viajar, muchas personas deciden sucumbir al turismo nacional como una forma fácil y barata de vivir nuevas experiencias, aún si en realidad sigues soñando con poder viajar a esos lugares más lejanos y mágicos para los que tu cerdito de ahorros nunca parece lo suficiente preparado.

Sin embargo, entre los muchos beneficios que ofrece Internet en lo que respecta al mundo de los viajes, diversas herramientas se consolidan como perfectas aliadas para viajeros con presupuesto reducido que busquen vivir esa obligada experiencia de visitar otro país, fundirse con sus gentes y vivir nuevas experiencias sin gastar una fortuna.

Por qué, ¿y si te dijera que puedes hospedarte en casa de un anfitrión en cualquier país del mundo sin pagar un centavo? Couchsurfing es una plataforma que abarca hasta 200 mil ciudades en las que sus anfitriones ofrecen el sofá de su casa de forma gratuita. Sólo tendrás que contrastar las opiniones, registrarte con tu cuenta de Facebook y elegir tu parada en el país anhelado. Un servicio que, al igual que otros como BeWelcome, facilitan la estancia de cualquier visitante en un nuevo país, permitiéndole a su vez conocer a locales de la zona, asistir a reuniones sociales entre viajeros y, por supuesto, gastar más bien poco.

Vacaciones-en-una-granja-4

La segunda opción para viajeros atrevidos con poco presupuesto reside en redes como WorkAway, una plataforma presente en más de 155 países diferentes y que abarca hasta 22 mil anfitriones que ofrecen intercambios de trabajo en diversos lugares del mundo. Mediante un pago de 22 euros, el usuario puede acceder a miles de ofertas en las que, por ejemplo, podrás traajar construyendo un iglú en Finlandia a cambio de alojamiento y comida, ejercer de recepcionista en un hostel de la India o trabajar en una granja ecológica de Irlanda.

Lo ecológico, en concreto, es la especialidad de WWOOF, otra red de intercambio de trabajo enfocado al cuidado de granjas ecológicas alrededor del mundo, fomentando el conocido como wwoofing.

Estas dos últimas herramientas se convierten en perfectas soluciones para aquellos visitantes que pretenden no sólo obtener alojamiento y comida gratis, sino también introducirse en la cultura local de un país, entablar nuevas relaciones y vivir la experiencia desde una perspectiva mucho más auténtica.

Alojamiento aparte, viajar al extranjero de forma barata o incluso gratuita requiere algo de picardía y mucho de observación: menús o comida callejera en vez de suntuosos restaurantes, carpooling (e incluso autostop) a la hora de movernos, o visitas guiadas mediante los llamados city free tours, los cuales viven de la caridad del turista.

De esta forma, planificar un viaje acorde a todas esas herramientas que Internet y las nuevas tecnologías nos facilitan se convierte en algo mucho más abordable, confirmando los buenos tiempos que corren para esos soñadores atrevidos en busca de nuevas aventuras.

Podría interesarte: ¿No te has planteado la opción de trabajar. . . VIAJANDO?

Viajar es posible aunque no tengas dinero si sabes cómo, te planificas bien y haces uso de plataformas como Couchsurfin o WorkAway, dos formas de moverte, residir y descubrir ese nuevo país sin necesidad de altos presupuestos y viviendo la experiencia de forma más auténtica, incluso orgánica.

¿Te atreves?



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia