Visto: 152 veces

Publicado el: Sábado, 5 de agosto del 2017

¿Por qué se toma caña con ruda cada 1 de agosto?

Sociedad Saltillo / Turismo / imujer.com

nt--Ciudad de México.- Si hablamos de tradiciones argentinas, probablemente lo primero que se nos venga a la mente sean los ñoquis del 29, los días de lluvia con mates y torta frita y, por supuesto, los asados del domingo. Sin embargo, no todas están presentes en el imaginario colectivo.

Una de ellas es, sin dudas, la de tomar caña con ruda el 1 de agosto. ¿Pero cuál es el origen de este ritual? Para ello, tendremos que remontarnos algunos siglos atrás y explorar la tradición de los indios guaraníes, uno de los pueblos originarios más emblemáticos de la región.

El brebaje nació a partir de la creencia de que con la llegada de agosto, aparecían «los males del invierno». Es que durante este mes, el frío y las lluvias destruían los cultivos y causaban la muerte de cientos de aborígenes. De allí que se acuñó la frase «julio los prepara y agosto se los lleva».

Mucho más que una planta

Te-de-Feiyan-usos-medicinales-1

Los guaraníes conocían de las propiedades medicinales de la ruda, con la que combatían parásitos y aliviaban malestares estomacales, ardores y picaduras de insectos. No solo eso, sino que era considerada como un amuleto contra las malas energías y la envidia ajena.

Es así que, con la llegada del frío de agosto, los aborígenes mezclaban esta planta con alcohol para hacerle frente a las bajas temperaturas y sus males. El ritual se extendió al norte de nuestro país y con el tiempo se convirtió en una de las tantas tradiciones argentinas.

La misma establece que cada 1 de agosto deben tomarse tres tragos de la bebida en ayunas. Quien ya lo haya hecho, podrá hasta el día 15 compartir la bebida con su familia y amigos para extenderles a ellos el beneficio.

La mezcla se prepara con aguardiente (75 % de agua hirviendo y 25 % de alcohol etílico), el cual se deja reposar con una rama de ruda. Si bien antiguamente era una preparación casera, en la actualidad varias marcas lo producen de forma masiva.

¿Conocías esta historia?



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia