Visto: 343 veces

Publicado el: Sábado, 29 de julio del 2017

Jorge Garza Gran atleta del CrossFit.

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Rostros / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

ntEAC_3500-OK

Saltillo, Coah.- Pionero de esta técnica de entrenamiento en la ciudad se ha dedicado en los últimos 6 años a promoverla. Jorge Garza, Apasionado del CrossFit. Por accidente descubrió en McAllen esta disciplina y cuando regresó a Satlillo empezó a practicarlo y pronto conseguir su certificación.

Empezar nunca es fácil, casi a toda la gente le asusta la idea de salir de su zona de confort para aventurarse en nuevos retos y se justifican con miles de excusas o se autoengañan agendando una fecha de inicio que nunca llega o siempre se pospone.

Eso es lo que ha notado Jorge Garza cuando invita a las personas a que practiquen CrossFit, una técnica de entrenamiento que conjuga una amplia diversidad de ejercicios, movimientos de diferentes disciplinas al mismo tiempo, como la halterofilia y pruebas gimnásticas.

Esta práctica deportiva que aseguran nació en California gracias a Greg Glassman, quien la utilizara para entrenar a policías de ese estado norteamericano, ha ido creciendo y ganando popularidad durante los últimos años en Saltillo.

 EAC_3352-OK

Lo anterior se debe en gran medida a Jorge Antonio Garza Sosa, un hombre que maneja diferentes negocios y que, como él dice, un día cayó por accidente en el CrossFit cuando visitaba McAllen, Texas y se encontró con Nico Treviño, un buen amigo que entrenaba con esa técnica, “él me invitó a entrenar un día, entrené y me gustó muchísimo”, recuerda.

Toda su vida Jorge estuvo vinculado con el deporte, comenzó en el salto de altura y con garrocha en la secundaria, disciplina que extendió hasta culminar sus estudios profesionales cuando ganó el certamen nacional en 1999.
Con el paso del tiempo este atleta aumentó un poco de peso, situación que lo llevó a entrenar muay thai con Toño Cepeda en Thai Champ, por eso cuando volvió de McAllen con la nueva técnica de entrenamiento recién aprendida, no tardó en comunicárselo a su entrenador, “cuando regresé le conté a Toño Cepeda y él me dijo que acababa de ver un artículo en la televisión sobre esto y total empezamos a practicar CrossFit ahí en Thai Champ”.

Jorge Garza nació en Monterrey, pero de los 41 años que tiene, 38 los ha vivido en la capital coahuilense, ciudad en la que ha desarrollado diversos negocios, entre los que destaca el manejo de una inmobiliaria familiar además del proyecto de los gimnasios NGfit.

EAC_3498-OK

DE 10 QUE COMENZARON, A LOS TRES MESES YA ERAN 350 ENTRENANDO

La gente comenzó a darse cuenta de lo que Jorge y Toño entrenaban, movidos por la curiosidad primero les cuestionaban sobre sus técnicas y después se sumaban, de esta manera se creó un grupo de personas que practicaban el CrossFit.

Ya con el grupo sintieron la necesidad de moverse a un espacio más grande y adecuado para realizar su práctica deportiva, motivo por el cual se mudaron a una bodega vacía que es parte del negocio de la inmobiliaria y está ubicada en el bulevar Luis Donaldo Colosio, al norte de la ciudad, sitio que más tarde se convertiría en el primer Box, como se les conoce a los lugares donde se entrena el CrossFit, con entrenadores certificados en Coahuila.

Empezaron a entrenar sin cobrar, la gente que transitaba en sus coches por el bulevar se paraban y les preguntaban lo que hacían, a lo que respondían que entrenaban CrossFit seguido de la explicación de lo qué se trata y una invitación a incorporarse a las sesiones.

Así en un mes pasaron de ser 10 los que iniciaron a 80 personas, luego al segundo mes sumaban 150 y para el tercero eran 350 entrenando, se elevaron más del doble en muy poco tiempo, “ya cuando vimos ese boom decidimos meternos de lleno a este deporte, así que, tanto Toño como yo, nos fuimos a certificar a Estados Unidos como entrenadores de CrossFit, nos afiliamos y así empezamos como negocio forma”, explicó Jorge.

La importancia de las certificaciones radica en la reducción de riesgos para quienes practican esta técnica de entrenamiento que es muy exigente y demandante para el cuerpo.

Al tratarse de una marca registrada por su creador Greg Glassman, dueño de la franquicia, para certificarse hay que tomar diferentes cursos que por lo general duran dos días, “tienes que pagar el curso, atenderlo y al final pasar un examen que es todo en papel, no es nada físico, porque en realidad no te enseñan a hacer CrossFit, más bien te preparan para que enseñes cómo hacerlo, corregir movimientos para que no se lastime la gente, por eso es muy importante que los entrenadores se certifiquen”, precisó Jorge Garza.

EAC_3351-OK

ASISTIR A EVENTOS: PARTE DE LA PREPARACIÓN

El socio fundador del NGfit considera que el CrossFit brinda ganancias físicas muy rápido, siendo una de las prácticas deportivas que da un mejor retorno al cuerpo sobre la inversión de esfuerzo que hace, al mismo tiempo que mejora la masa muscular y la densidad ósea.

Ya son seis años desde que Jorge comenzó a entrenar bajo el método elaborado por Glassman y el pasado mes de junio su Box cumplió su quinto aniversario, tiempo en el que NGfit ya suma cuatro sucursales en la Región Sureste de Coahuila, tres en Saltillo y una en Ramos Arizpe.

Lo que este veterano ha observado en torno a las lesiones, es que éstas llegan cuando la gente se lastima porque su entrenador no está certificado y no les previene de un mal movimiento que daña su salud física, principalmente en la columna a la hora de levantar una cantidad considerable de peso.

Alto, de piel blanca y con una barba al más puro estilo de Hulk Hogan, Jorge Garza nos cuenta que ha participado en dos competencias, una en la sucursal de Ramos Arizpe en un momento en el que no tenía mucha condición, “la verdad me fue mal, pero después también participé en una en McAllen, organizada por el gimnasio de un amigo, ahí quedé en primer lugar en la categoría Masters”.

EAC_3398-OK

Como parte de la preparación para una persona que hace CrossFit, es muy importante que acuda a algunos eventos, asegura Jorge, quien también comentó que en NGfit se organizan dos de las competencias más importantes a nivel nacional; una se llama Work For Two que es una justa por parejas, ya sean del mismo sexo o no y la otra es The Masters, para gente mayor a los 35 años, en las categorías individual y grupal.

Hay motivación entre la gente que practica CrossFit para competir, en NGfit ya llevan tres años organizando estos eventos deportivos, “el primer año nos fue bastante bien para ser nuevos, fueron 127 atletas, al segundo asistieron 250, pero este año nos regresamos otra vez a 120 porque hubo cinco competencias alrededor de Saltillo entre Monterrey, Torreón, Monclova, la gente se divide y se diluye un poco la clientela”, mencionó Jorge Garza.

El máximo ganador de los CrossFit Games, la justa deportiva más importante de esta disciplina a nivel mundial, es Rich Froning, quien del 2011 al 2015 ocupó el primer sitio, razón por la que se ha ganado la admiración del socio fundador de NGfit que en próximos días estará fungiendo como juez en el magno evento de este año.

Tengo la bendición de ser juez internacional en el Games que en esta ocasión se realizará en Madison, Wisconsin, Estados Unidos, del 1 al 6 de agosto, suerte y me toca ‘juecear’ al mejor atleta del mundo”, lo dice mientras sonríe y la mueca parece darle vida a su bigote.

Ya cuando vimos ese boom decidimos meternos de lleno a este deporte, así que, tanto Toño (Cepeda) como yo, nos fuimos a certificar a Estados Unidos como entrenadores de CrossFit”.

Te preparan para que enseñes cómo hacerlo, corregir movimientos para que no se lastime la gente, por eso es muy importante que los entrenadores se certifiquen”.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia