Visto: 213 veces

Publicado el: Sábado, 22 de julio del 2017

¿Yoga y cerveza? ¡Si! Esa combinación es posible

Sociedad Saltillo / Buena Mesa / imujer.com

nt--18095292_1714440262186555_7234218922247979008_nCiudad de México.- No nos volvimos locos, lo que decimos existe y se practica en Alemania -como era obvio – y ahora se extendió a Australia. El Beer Yoga es una disciplina que cada vez gana más adeptos. Imagina que mientras practicas yoga bebes unos tragos de fría y espumosa cerveza, ¡genial!

Como notamos que te interesó el tema, sigue leyendo para que te contemos un poco más.

Qué es el Beer Yoga

Captura-de-pantalla-2017-07-22-a-la(s)-6.13.31-p.m.

Beer significa cerveza en inglés. Es un vocablo que se empezó a usar unido al yoga desde hace un tiempo. Este tipo de yoga es el preferido de muchas celebridades y gracias a esto se ha puesto de moda.

Su creadora, cuyo nombre es Jhula, asegura que esta nueva modalidad de práctica de yoga es excelente para la mente, el cuerpo y también el alma.
Se trata de una disciplina cuyo origen alemán la remonta a unos pocos años atrás.

En cada una de las clases los yoguis o practicantes de yoga, beben unos tragos de cerveza mientras realizan las poses más comunes. Un ejemplo es realizar la asana del guerrero y antes de hacer el último movimiento, beber unos tragos de cerveza. Lo mismo pasa con la pose del árbol, la de la montaña, la del perro boca arriba o boca abajo y así podemos nombrar cientos de poses que se incorporan fácilmente al Beer Yoga.

Su creadora asegura que no hay que tomárselo en broma, pues el Beer Yoga crea un alto nivel de conciencia en cada uno de los practicantes. Otra de sus creadoras, cuyo nombre es Emily que es profesora de yoga pensó que la cerveza sería una manera de amenizar las clases y no hacerlas tan monótonas. Curiosamente, a partir de ese momento son cada vez más los hombres y mujeres que acuden a sus clases, ¡y lo hacen con toda la alegría del mundo!

El Beer Yoga puede tratarse de una moda pasajera o de algo que llegó para quedarse. Pronto lo veremos es un tiempo a futuro.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia