Visto: 356 veces

Publicado el: Sábado, 22 de julio del 2017

Alejandra Villasana dejando huella en la moda

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Rostros / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_4949Saltillo,Coah.-  La distinción de su trabajo radica en la calidad, los buenos terminados y el trato especializado para cada persona

Alejandra Villasana

Si te apasiona, ve tras ese sueño

Que su marca sea reconocida a nivel nacional para dejar huella en la moda mexicana es su sueño más grande

Cualquier persona a punto de celebrar un evento importante desea verse bien y lucir impecable en ese momento, hecho que, aunque pasen inadvertidos, sólo se puede lograr gracias al trabajo y la magia de los diseñadores de modas.

De manera general, la moda se trata de gustos, usos y costumbres que se utilizan por un periodo determinado y en la industria textil tiene que ver con el conjunto de prendas de vestir, adornos y complementos que resaltan en una época.

Por lo regular, durante cada estación del año se marca una preferencia generalizada por el tipo de vestimenta, colores y formas. Todo eso termina por convertirse en un movimiento estético de alto impacto en la sociedad, sobre todo por el consumo de los artículos relacionados con la tendencia del momento.

No hago moda, soy moda”, afirmaba la famosa diseñadora francesa de alta costura, Coco Chanel, porque ella entendía que su esencia completa se hacía palpable en todo lo que lograba producir. Es en un atelier, donde los diseñadores echan a volar su creatividad y confeccionan sus sueños que se suman a los gustos del público en general.

La inventiva de estas personas no conoce límites porque viven apasionados de su trabajo y de todo lo que son capaces de hacer en la industria textil y de la moda.

EAC_4914

Alejandra Villasana González es una joven saltillense, de 28 años, que desde muy pequeña se sintió atraída por todo este mundo, donde los diferentes estilos y las tendencias que marcan la pauta para la manera de vestir cada año.

Fue en la clase de Orientación Vocacional, durante sus estudios de preparatoria en el Tecnológico de Monterrey Campus Saltillo, donde Alejandra se decidió por estudiar la carrera de Diseño de Modas motivada por su gusto y el resultado de un examen de ubicación profesional, que la puso en la gran área de las artes y las humanidades.

EAC_4906

FORMACIÓN DE ALTO NIVEL

Alejandra Villasana cursó su licenciatura en el Centro de Estudios Superiores de Diseño de Monterrey (Cedim), una institución que se dedica exclusivamente a la formación de diseñadores en todas las áreas; web, animación, interiores, arquitectura y moda.

Cuando la saltillense revisó el plan de estudios de ese centro escolar se interesó mucho, porque sabía que en ese lugar podría desarrollar toda su creatividad e innovar en muchos sentidos, “una cosa es decir me gusta la moda y otra cosa es decir me gusta producirla, por eso me identifiqué de inmediato con el proyecto de la escuela”.

Esta diseñadora de modas se define como una persona muy familiar, por eso estudiar en Monterrey fue la mejor elección que pudo tomar, “nunca me gustó dejar Saltillo y a pesar de que estaba allá, trataba de regresar casi todos los fines de semana, hice muy buenas amistades allá, pero aún así yo regresaba siempre con mi familia”.

En total, junto a Alejandra, ingresaron 90 estudiantes al Cedim, de los cuales sólo 23 se graduaron, “sí es muy amplia la deserción, porque ya estando ahí te das cuenta que es una carrera muy pesada, como cualquier otra, no le quito ni le pongo más”, argumentó la saltillense, quien también dijo que algunas personas tienen la percepción de que se trata de una profesión no tan complicada.

La licenciatura duró cuatro años y medio, tiempo en el que conoció y experimentó todo lo relacionado con la industria textil y de la moda a través de sus clases, de las que reconoció que la asignatura de Patronaje fue la más complicada, pero también la que más le gustó. “Son los planos de la moda, así como un arquitecto hace los planos de la casa, un patrón es el plano de la prenda, sí fue la clase más difícil porque se trataba de comprender y manejar el patrón para que al final la prenda tuviera una buena forma”.

En el 2013, Alejandra Villasana se mudó a Nueva York, de donde volvió con dos grandes experiencias profesionales; realizó un Internship dentro de la marca Marchesa, especializada en vestidos de alfombra roja, ahí estuvo de cerca con el desarrollo de importantes prendas de gala y después “me fui a otro ámbito totalmente diferente, que fue diseñar para una maquila en China, así que me tocó aprender más de lo que es todo el paquete técnico de una prenda”, recordó.

EAC_4922

COSECHANDO SATISFACCIONES

A lo largo de su carrera, la saltillense ha lanzado dos colecciones y está por sacar la tercera el próximo año, “para graduarme hice mi primera colección que presenté aquí en Saltillo hace cinco años. Regresando de Nueva York lancé una segunda colección de ropa más casual y ahorita trabajo en la tercera, se trata de una colección formal de vestidos de noche de la marca Alejandra Villasana”.

En su paso por el extranjero le fue muy bien y con alegría confesó que al día de hoy, su última jefa, la del proyecto para la maquila en China, la sigue llamando para que se regrese a trabajar, “la verdad nunca me imaginé estar en un ámbito de la moda tan internacional y me gustó muchísimo la experiencia”, declaró Alejandra.

La distinción de su trabajo radica en la calidad, los buenos terminados y el trato especializado para cada persona, “traigo en mente a cada una de mis clientas, siempre pienso qué colores y formas son las que más les favorecen, es un trato personalizado para que su vestido sea único, con la garantía de que nadie más traerá uno igual”, comentó la egresada del Cedim.

Una de las grandes inspiraciones de esta diseñadora es el cuidado del medio ambiente, pues la industria textil es la que más contamina el planeta, sólo por debajo de la petrolera, “cuando estuve en la carrera sí estaba muy centrada en el cuidado del ambiente, estudiando la manera de aminorar el daño ecológico que la industria textil hace, y hasta ahorita sigue siendo importante para mí. A largo plazo yo quiero realizar una colección totalmente orgánica”.

A pesar de todas las complicaciones que se presentan en el camino de los emprendedores, Alejandra Villasana ha encontrado la manera de salir avante en cada reto. La mayor satisfacción con la que cuenta es nunca haber renunciado a lo que tenía en mente, aún y cuando observaba cómo incrementaba el porcentaje de deserción en su escuela y lo complejo que se tornaba su preparación, “ahorita me doy cuenta que todo vale la pena, a la gente le gusta lo que hago, funciona y lo acepta, esa es una buena satisfacción”.

El equipo de Alejandra está creciendo, pues afirma que de iniciar sola, ahorita ya cuenta con el apoyo de seis manos más para atender a cada una de las mujeres que deposita su confianza en ella.

EAC_4902

HACIENDO REALIDAD UN SUEÑO

En la planta alta de Casa República, un espacio para el arte y el diseño ubicado en la calle Monclova número 1727 de la colonia República Poniente, se encuentra el atelier donde la imaginación y la creatividad de Alejandra Villasana se ponen a trabajar.

Entre las prendas y los vestidos que se están confeccionando para la próxima colección se cuelan los rayos del sol por las grandes ventanas de lugar, que junto a la diseñadora saltillense ya acumulan un año de trabajo en este sitio.

Que su marca sea reconocida a nivel nacional para dejar huella en la moda mexicana es el sueño más grande Alejandra Villasana.

Por último, el consejo que esta profesional de la moda les da a las personas interesadas en este ámbito, sobre todo a los jóvenes que están por descubrir su vocación en el nivel preparatoria, como lo hizo ella, es que “si de verdad te apasiona esto, persíguelo porque eso es lo primordial, nunca te des por vencido y ve tras todos tus sueños”.

2 colecciones son las que ha lanzado Alejandra Villasana.

2013 año en el que se mudó a Nueva York para especializarse.

FRASES

Una cosa es decir me gusta la moda y otra cosa es decir me gusta producirla”.

A la gente le gusta lo que hago, funciona y lo acepta, esa es una buena satisfacción”.

 

 



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia