Visto: 201 veces

Publicado el: Sábado, 8 de julio del 2017

Michoacán ruta de leyenda

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Reforma

nt--refugio-espiritualSaltillo,Coah.- Para quedar fascinado con relatos de este estado, basta con recorrer sus ocho Pueblos Mágicos

Michoacán fascina a sus visitantes a través de sus ocho Pueblos Mágicos: Pátzcuaro, Cuitzeo, Santa Clara del Cobre, Tlalpujahua, Angangueo, Tzintzuntzan, Jiquilpan y Tacámbaro. A continuación, conoce algunos de sus encantos.

www.michoacan.travel

camino-al-cielo

Camino al cielo

Pátzcuaro

A 60 Km. de Morelia

En tiempos de los reyes purépechas, Pátzcuaro era un sitio de adoración religiosa: decían que aquí se encontraba la puerta del cielo por la que transitaban los dioses. Actualmente, los visitantes pueden callejonear por el municipio, considerado como una joya de la arquitectura colonial, para apreciar monumentos y casas señoriales de estilo barroco y neoclásico en excelente estado, o bien caminar por los portales de la Plaza Vasco de Quiroga.

camino...no-te-vayas

No te vayas sin…

Visitar: el Lago de Pátzcuaro

Probar: la nieve de pasta

Comprar: artesanías de madera

agua-mistica

Agua mística

Cuitzeo

A 35 Km. de Morelia

Cuentan que el lago de Cuitzeo se formó por el llanto de la princesa prehispánica Hapunda, quien abatida por la pérdida de su amado guerrero lloró sin parar hasta inundar el valle, creando así esta caudalosa depresión en el terreno. Sin importar su origen, el cuerpo de agua invita a dar un paseo en lancha para después pasear por el municipio, en donde se ubica el Convento agustino de Santa María Magdalena, cuyo aspecto recuerda a una fortaleza medieval.

No te vayas sin…

Visitar: la zona arqueológica Tres Cerritos

Probar: las ancas de rana

Comprar: petates de tule

centellante-pasado

Centelleante pasado

Santa Clara del Cobre

A 70 Km. de Morelia

En este poblado todo lo que brilla con la luz del sol y se enrojece al calor del fuego es cobre. Incluso existe el mito de que el mismo Vasco de Quiroga, primer obispo de Michoacán, enseñó a los habitantes de este pueblo a trabajarlo. Los artesanos preservan la tradición de forjarlo a golpe de martillo, lo que garantiza obtener piezas únicas. Además de recorrer los talleres, imperdible resulta conocer el Museo Nacional del Cobre.

No te vayas sin…

Visitar: el quisco de la Plaza Principal

Probar: las tortas de tostada de carne apache

Comprar: alguna joya, máscara u olla de cobre

convento-encantado

Convento encantado

Tlalpujahua

A 140 Km. de Morelia

Quienes visiten el convento de Nuestra Señora de Guadalupe, de impresionante decorado y arquitectura, pueden buscar la cabeza que perdió un padre franciscano al caerle encima una campana de la torre. Al encontrarla liberarían su espíritu, pues se dice que por las noches pena tratando de hallarla. Este pueblo michoacano ha servido como locación para distintas películas de terror, entre ellas las mexicanas Pánico en la Montaña y Trampa Infernal.

No te vayas sin…

Visitar: el museo Mina Las Dos Estrellas

Probar: el mole de guajolote

Comprar: esferas artesanales navideñas

refugio-espiritual

Refugio espiritual

Mineral de Angangueo

A 150 Km. de Morelia

Aquí se ubica una de las maravillas naturales de México más sorprendentes, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 2008: la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca. Al considerarse que estos lepidópteros son el alma de los muertos, cada año se espera su arribo desde Canadá. Minero por tradición, el pueblo ofrece al turista visitas a algunos de sus túneles. Para tomar excelentes panorámicas, lo mejor es ir al mirador del Monumento al Minero y al de Cruz de Hierro.

No te vayas sin…

Visitar: el Templo de la Inmaculada Concepción

Probar: el licor de capulín

Comprar: objetos hechos de madera

lugar-de-colibries

Lugar de colibríes

Tzintzuntzan

A 50 Km. de Morelia

Para los tarascos, quienes levantaron su imperio en esta zona, el colibrí era la representación animal de Huitzilopochtli, su divinidad tutelar que, según afirmaban, los había guiado hasta estas tierras. Esta ciudad, la primera que se estableció en Michoacán, da muestra de las raíces indígenas más antiguas del estado a través de los cinco basamentos piramidales conocidos como Las Yácatas.

No te vayas sin…

Visitar: el convento franciscano de Tzintzuntzan

Probar: el churipo de pescado

Comprar: piezas de cerámica

tesoro-escondido

Tesoro escondido

Jiquilpan

A 240 Km. de Morelia

Existe la creencia de que a finales del siglo 18, Martín Toscano robaba a los españoles en la región del Valle de Jiquilpan. Si bien al bandido lo atraparon, nunca se supo dónde escondió el botín. Al visitar esta tierra michoacana, los viajeros no pueden dejar de recorrer sus calles para buscar esa fortuna ni de conocer el Templo del Sagrado Corazón, de color rosa y estilo neoclásico.

No te vayas sin…

Visitar: la Casita de Piedra

Probar: uchepos y corundas

Comprar: rebozos de seda

combate-de-flores

Combate de flores

Tacámbaro

A 110 Km. de Morelia

El llamado cráter-lago de La Alberca de Tacámbaro es uno de los principales atractivos de la región. Cuenta la leyenda que en primavera brotan flores de sus aguas, en memoria de las dos damiselas que se ahogaron al pelear por un amor. El santuario de la Virgen de Fátima, famoso por sus cuatro pinturas de las vírgenes refugiadas de Polonia, Hungría, Lituania y Cuba, es otra atracción que acapara la atención de los turistas.

No te vayas sin…

Visitar: la Casa del Artesano

Probar: zarzamoras

Comprar: huaraches de piel



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia