Visto: 369 veces

Publicado el: Sábado, 6 de mayo del 2017

Carolina Fuentes, imágenes de lo bueno

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Texto: Gibrán Valdez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_2555Saltillo,Coah.- Desde hace 19 años se ha dedicado a capturar imponentes paisajes, momentos y culturas; piezas dignas de admirarse en una exposición

Carolina Fuentes

El arte de hacer fotografía

Su trabajo se respalda con horas de investigación y estudio para mostrar la esencia de lo que quiere compartir y preservar en imágenes

La cámara fotográfica se ha convertido en un instrumento indispensable para muchos artistas, igualando al pincel y el lienzo, pues hacer fotografía es considerado un arte.

En la vida actual, llena de artefactos y dispositivos digitales, casi cualquiera puede jugar a hacer fotografía desde sus celulares y difundirlas a través de las redes sociales para admiración de los demás, pero son pocas las personas que encuentran en esta forma de expresión artística el sentido de su existencia.

Carolina Fuentes Quezada es de las pocas personas que ha convertido su vida en una sesión fotográfica interminable, hace 19 años encontró en la cámara a su mejor aliada para capturar imponentes paisajes, momentos y culturas, siempre buscando la mayor forma artística en su trabajo.

Esta artista de la fotografía actualmente vive en Querétaro, tiene 39 años y se enamoró de esta actividad al cursar una materia dedicada a este arte durante sus estudios de la Licenciatura en Diseño Gráfico.

Al concluir su carrera se mudó durante un año a Florencia, Italia, donde reforzó su talento con la cámara al lado del maestro Maurizio Berlincioni, “con él tomé clases teóricas y también fui su asistente, por lo que me prestó las llaves de su estudio para usarlo cuando quisiera”, relata Carolina, emocionada al recordar ese momento de su vida.

La estancia en la ciudad italiana le sirvió para buscar un estilo, esa voz única que todo fotógrafo tiene y que en ella se forjó gracias a la posibilidad de viajar a los pueblos cercanos a Florencia y encontrar en aquellos majestuosos paisajes la inspiración que desató su carácter artístico.

Entre los proyectos que más llamaron la atención de esta fotógrafa durante su permanencia en tierras europeas, destaca la realización de retratos artísticos.

Trabajar en un retrato “implica realizar el estudio de un rostro, de su personalidad, hay que cuidar la luz; en lo personal me gusta trabajar con la luz natural, porque modela el rostro de las personas de una manera diferente que la luz controlada”, detalla Fuentes Quezada al hablar sobre sus técnicas.

EAC_2536

La inspiración en la pintura y en la obra de Edward Hopper

Entre las diversas artes, Carolina manifiesta que es importante aprender de las técnicas que existen en otras disciplinas y confiesa que de la pintura ella se ha influenciado mucho, en específico de la obra del artista neoyorkino Edward Hopper, quien fue contemporáneo de Diego Rivera.

Hace 71 años, el neoyorkino pintó en acuarela la fachada del Cine Palacio y lo que llamó la atención de Carolina, es que allá por 1943, Hopper visitó la Ciudad de México en una época de auge artístico, sin embargo no se sintió a gusto con otros compañeros de arte, lo que hizo que partiera a Saltillo tras la recomendación de un amigo suyo.

Para esta estrella de la fotografía, la experiencia de Edward Hopper le cautivó tanto que la llevó a producir un proyecto relacionado y que considera ha sido el más complejo de su carrera, el pintor originario de Nueva York realizó tres visitas a la capital coahuilense (1943, 1946 y 1951), “son 12 obras en acuarela las que componen la obra de Hopper, siete de ellas pintadas en Saltillo”, asegura Carolina.

Subirse a las azoteas para contemplar los escenarios de la ciudad de una manera tranquila y silenciosa es en lo que consistió el trabajo que el neoyorkino dejó plasmado en acuarela y que la fotógrafa saltillense ha trabajado en reproducir a través de su lente.

Lo complejo del proyecto inició cuando Carolina intentó acceder a las azoteas que fueron testigos del desarrollo de la obra hecha por el estadunidense, sin embargo con los permisos correspondientes y mostrando la seriedad de su trabajo logró salir adelante.

Pero el destino le tenía preparada una prueba más, “una azotea fue difícil de localizar, era una casa de huéspedes que se llamaba Casa Guajardo, tuve que investigar hasta los registros del Archivo Municipal, hasta que al fin la ubiqué, pero la sorpresa fue que la vista original del paisaje pintado por Hopper desapareció porque se erigió un edificio enfrente que obstaculiza la imagen”, precisó Fuentes Quezada además de reconocer que para resolver esta situación utilizó la azotea del lado contrario, que le ofreció un panorama similar al que tuvo el neoyorquino.

Este es un trabajo que todavía no se promueve como debería, aún se busca un lugar adecuado en Saltillo para su difusión y también reconoce Carolina que “ese proyecto sí fue todo un reto, cambió mi perspectiva como fotógrafa, estudié toda la obra de Hopper y me di cuenta que hay otras formas de hacer foto”.

EAC_2529

Exposiciones recientes e internacionales

Hace un par de semanas, junto a obras de su hermano y de su papá, Carolina Fuentes expuso su serie fotográfica “Cuatro Ciénegas Horizontes” en el Senado de la República. “Esta serie fue un proyecto de un año, estoy enamorada de ese lugar, el concepto general es que los paisajes están unidos por la misma línea del horizonte”, reconoce que no fue fácil realizar el trabajo porque las imágenes se tomaron durante las diferentes estaciones del año y en esa región del estado las temperaturas son extremas.

El Centro Queretano de la Imagen también albergó la muestra de Cuatro Ciénegas durante septiembre del año pasado; en fechas posteriores, el estado de Puebla también será cautivado con las imágenes de la riqueza natural de la región centro de Coahuila.

Internacionalmente, la seguidora de Hopper ha participado en muestras colectivas en Florencia durante su estadía y en una exposición en San Antonio, Texas, junto a un grupo de talentosos artistas coahuilenses.

Proyectos a futuro

El pueblo otomí habita una parte importante del territorio centro del país, se concentran entre los estados de Querétaro, San Luis Potosí y el Estado de México, desarrollar una muestra fotográfica con retratos de esta población es el próximo objetivo de Carolina.

Actualmente esta estrella de la fotografía se encuentra en la fase de investigación, conocer dónde se ubican los otomíes, quiénes son sus líderes, cuáles son sus tradiciones, el tipo de vestimentas que utilizan según la región, entre otras interrogantes que guían el trabajo.

Este pueblo indígena tiene una serie de tradiciones muy arraigadas en su cultura y para Carolina Fuentes “vale la pena conservarlas, esto es parte de nuestra identidad como México, de nuestras raíces, es nuestra historia, si no la documentamos al menos en fotos, corremos el riesgo de que se pierda esa memoria y yo quiero colaborar a que perdure”.

EAC_2535

El significado de una fotografía

En la fotografía encontré la herramienta ideal para expresarme, para decir lo que yo quiero y distinguirme de otros artistas que hay en mi familia”, confiesa orgullosa Carolina Fuentes Quezada.

Al igual que buena cantidad del arte contemporáneo, en el mundo de la fotografía la idea que se ofrece suele ser más importante que la propia obra; el concepto y el estilo que un profesional transmite en su trabajo tiene mayor valor que los aspectos formales de la imagen.

La autora de “Cuatro Ciénegas Horizontes”, manifiesta que en estos tiempos modernos y de muchos avances tecnológicos, “una fotografía se logra hasta que la imprimes y la sientes con tus manos, yo me enfoco a que mi trabajo sea tangible y se pueda admirar en una exposición”.

En algún momento de su carrera, Carolina sintió la necesidad de expresar su descontento con la realidad violenta que azota al país y a Coahuila, “buscaba plasmar en una serie fotográfica la violencia contra las mujeres, pero reflexioné y ese tipo de temas negativos sólo pueden enfermar, te enferman el alma, prefiero enfocarme en las cosas buenas, mostrar lo bueno”.

El arte fotográfico de Carolina Fuentes es muestra de su constancia y dedicación en la materia, explorando nuevos horizontes entre las disciplinas artísticas tratando de mejorar su práctica estética y proponiendo una experiencia atractiva para quienes admiran su trabajo.

FRASE

En la fotografía encontré la herramienta ideal para expresarme, para decir lo que yo quiero y distinguirme de otros artistas que hay en mi familia”.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia