Visto: 350 veces

Publicado el: Martes, 21 de marzo del 2017

Riga, la metrópoli del Mar Báltico.

Sociedad Saltillo / Turismo / imujer.com

bnt-riga-1Ciudad de México.- Letonia es una nación relativamente pequeña que se encuentra al norte en Europa Oriental. Este país fue parte de la Unión Soviética y antes lo había sido del Imperio Ruso por lo que la influencia cultural del gigante sobre este pequeño país es muy importante.

A Riga, capital de Letonia, se puede llegar por avión, por barco y por la carretera. Esta última opción es la mejor si se quiere apreciar los hermosos paisajes que nos regala el país, con cerros cubiertos por bosques y lagos helados conectados por numerosos ríos con el Mar Báltico que todo lo domina. Las rutas por lo general están en buen estado.

Una vez que llegamos a Riga, ciudad de alrededor un millón de habitantes todo nos sorprende. Esta ciudad ha mantenido el encanto del romántico siglo XIX en su arquitectura y ha sorteado con éxito la ocupación Soviética. El aire de ciudad aristocrática y bien cuidada nos regala un ambiente de fineza y brillo al mejor estilo de Paris, pero algo menos grandilocuente claro está.

 La mezcla de idiomas (se habla Letón, que es el idioma oficial, ruso y polaco) aporta un ambiente ciertamente cosmopolita. Recorrer las calles en busca demonumentos y edificios es un de los mejores paseos en esta ciudad. Para esto lo mejor es caminar pues todo esta bastante cerca, aunque de todas formas siempre tenemos la opción del transporte público que funciona correctamente y es barato.
riga2En busca de monumentos y arquitectura no podemos perdernos de visitar lasiglesias de San Pedro, de San Juan, la iglesia Luterana de Doms y la Iglesia Ortodoxa. También hay más de un monumento enclavado en plazas que funcionan como jardines interiores de la ciudad y calles limpias y ordenadas. También tenemos el castillo y residencia del presidente de Letonia y la Casa de las Cabezas Negras antiguo centro de reunión de los mercaderes de los mares del norte. Por último, visitar el Museo de la Ocupación es una muy buena opción. Si bien, el edificio es más bien feo (de los pocos que prueban los años de ocupación soviética) dentro de él podremos hacer un paseo por la historia del siglo pasado de esta pequeña nación. La entrada es una simple donación.

A la hora de comer podemos hacerlo en alguna taberna de la ciudad o en algún restaurante. A pesar de ser una ciudad con mucha influencia marítima, los pescados no son el fuerte de su cocina típica o por lo menos dejan mucho que desear. Las bebidas fuertes se nos harán imprescindibles durante los fríos del invierno, y en este rubro Riga no nos decepcionará.

Si vamos a pasar unos cuantos días en la ciudad es bueno hacer un pequeño viaje hasta algunas playas de la costa. Los paisajes son muy bellos y en verano hasta podemos disfrutar de un baño en el mar (uno más bien corto porque lo encontrarán helado) Este paseo es mejor hacerlo en auto e ir dejándose llevar por los casi 500 kilómetros de costas.

Y aquí van algunos consejos prácticos para quien visita Riga. Si buscan un camping, hay uno bastante bueno y económico en la ciudad pero tengan en cuenta que no tiene sombras por lo que el sol en el verano los despertará temprano. A la hora de hacer cambio de moneda lo mejor es ir a un banco y evitar las casas cambiarias. Si les hablan de un paseo por el río, la verdad es que es una hora de bastante aburrimiento pues no hay mucho para ver. Riga debe ser visitada durante el verano o a lo sumo en la primavera, pero el invierno la transforma en una ciudad helada dónde salir a la calle es todo un sacrificio por las bajísimas temperaturas. Y no se fíen de un día de sol porque las lluvias legan tan rápido como se van, llevar una campera impermeable en la mochila es una excelente opción.

Riga tiene el encanto de la ciudad que fue cuna de mercaderes y artistas y que conserva en sus calles el romanticismo del siglo XIX mezclado con lo cosmopolita de una metrópoli en el mar Báltico.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia