Visto: 241 veces

Publicado el: Sábado, 18 de marzo del 2017

Emcopaz, Sembrar conciencia

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Rostros / Texto: Octavio Pérez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--EAC_8864-OKSaltillo,Coah.- La asociación ha trabajado en promover valores atendiendo las necesidades de los grupos más vulnerables

Blanca Garza y Verónica Barreda

Mujeres constructoras de paz

Trabajando en equipo junto a un grupo de voluntarios buscan actuar positivamente en realidades de la sociedad que más lo necesitan.

La paz surge de cada uno. La bondad viene desde nuestra persona, el respeto, la solidaridad, la libertad, la felicidad, la esperanza, el amor. Todos los valores positivos siempre nacen desde el corazón de cada persona.

Por otro lado, la violencia también surge del mismo lugar. El odio, la envidia, todos los sentimientos negativos también vienen del corazón. Ambos surgen del mismo nido, y podemos fácilmente elegir uno de los dos para vivir nuestra vida.

Blanca Garza y Verónica Barreda son dos mujeres que han permitido a la paz nacer en sus corazones y buscan con mucho esfuerzo contagiar a más personas de esa experiencia. Durante años, ellas han trabajado para sembrar la conciencia en la sociedad para que vivamos en un mejor mundo.

Ambas han formado la asociación Emcopaz (Empresa Constructora de Paz), con la cual han trabajado durante años por aquellos que han vivido situaciones difíciles en su vida, dándoles una oportunidad para vivir bien y para que en sus corazones pueda existir la paz.

Cómo surge Emcopaz

Emcopaz es una asociación dedicada a promover valores como el respeto, la libertad, la justicia, solidaridad e igualdad. Se encarga de atender en su mayoría a los grupos más vulnerables de la sociedad. La necesidad de enfocar sus esfuerzos surge hace casi 10 años, cuando Verónica y Blanca se encontraron de nuevo en el camino de ayudar a los demás.

Blanca y yo nos conocemos desde niñas, cada una estudió por su lado. Nos topamos hace 10 años y nos dimos cuenta que teníamos más cosas en común de las que creíamos”, recordó Verónica.

Empezamos a trabajar en el voluntariado anónimo. Nos dimos cuenta que no estábamos solas, ya nos habíamos contactado con personas que andaban en la misma jugada.

Era momento de formalizar lo que ya estábamos haciendo, y decidimos construir esta asociación civil llamada Emcopaz”, dijo Verónica.

El trabajo realizado por Emcopaz no va sólo a brindar el alimento necesario, o la cobija a quien tiene frío, sino que atienden el problema a profundidad, directamente hacia las verdaderas causas de las situaciones de riesgo.

No hacía falta decir ‘¿Qué te hace falta? Un lonche, ten el lonche’ porque el día de mañana se sentirá igual que hoy. Encontramos una carencia, le entramos a la parte emocional, que es la más difícil y donde más resistencia hay”, aseguró Blanca.

Para realizar bien sus labores, no sólo era necesario formalizar la asociación, sino que ellas como constructoras de paz debían estar preparadas y capacitadas, por lo cual tomaron los estudios necesarios para trabajar en esos problemas.

Ambas estudiamos juntas Orientación en Desarrollo Humano, especialidad en enfoque Gestalt, Maestría en Psicoterapia Gestalt, e hicimos una Maestría en Educación para la Paz, lo que nos da este sustento para tener una visión más amplia, no en el sentido de ayudar, sino de encontrar la mejor manera de hacerlo”, enlistó Verónica.

EAC_8877-OK

Dónde construir la paz

Los frentes para combatir las carencias y las necesidades de las poblaciones más afectadas son muchos. Existen muchos puntos donde la ausencia de paz es muy común, lo cual afecta de manera importante a los habitantes.

Emcopaz trabaja en distintos proyectos que buscan la inclusión a la sociedad para personas que cometieron delitos y que necesitan rehacer su vida por completo. De igual forma, prevenir la violencia desde la escuela, empoderar a aquellas personas que tengan una carencia o una necesidad fuerte, pero que no cuentan con los recursos para salir adelante, todo desde una perspectiva que incluya a la sociedad para que ésta tenga una conciencia más amplia sobre la realidad que viven estas personas.

Nosotros trabajamos en los polígonos de mayor violencia y pobreza de la comunidad; trabajamos en las cárceles y en las instituciones educativas y en el sector empresarial. Teníamos que conectar unas realidades con otras, de modo que pudiéramos enlazar las necesidades”, explicó Blanca.

La asociación da herramientas, empodera a la persona que tiene las capacidades, pero que a lo mejor le faltan las herramientas para hacer lo que quiere hacer y lograrlo directamente.

Buscamos la reinserción restaurativa, cuando salen vincularlos con una empresa que pueda ser socialmente responsable para que accedan a un trabajo digno y/o estudio. Además de la parte emocional, cuando ya están bien, empoderados, vemos cómo pueden acceder a un trabajo que mejore su vida”, dijo Blanca.

Un ejemplo de estas realidades difíciles es la de los jóvenes que se encuentran recluidos en los tutelares de menores por haber cometido algún crimen y cumplan una condena. Al terminar su sentencia, se topan con un mundo totalmente limitado: pocas oportunidades laborales, pérdida del seno familiar, entre otros.

Aquí en Saltillo concentraron a los adolescentes en reclusión de Piedras Negras, Monclova, Acuña, dejando a su familia a seis o siete horas. Poco a poco dejan de ir a verlos y la familia comienza a acostumbrarse a que ‘Mira, ya no está el que nos causaba dolor de cabeza’ y él también empieza a acostumbrarse a que el sábado y domingo que le tocaba visita ya nadie lo ve. ¿Qué sucede cuando el muchacho sale? No saben en su casa cómo recibirlo otra vez”, explicó Verónica.

De igual forma, el ambiente escolar no se queda rezagado. Emcopaz también trabaja en centros educativos para prevenir los problemas de violencia en la escuela.

A veces pensamos que es tan difícil, pero es en los detalles, en el saludo de la mañana, en preguntarle al otro cómo está o cómo se siente, que puedas tener un diálogo con el compañerito de al lado y no nada más llegar y empujarlo. Hacer equipo entre maestros y maestros, entre padres de familia y maestros”, consideró Blanca.

Visitamos a todas las instituciones educativas con charlas interactivas, minitalleres, donde hay una riqueza entre padres, maestros y nosotras con esta intervención como mediadoras, para construir entre todos mejores realidades dentro de la institución educativa, dotar de herramientas necesarias tanto a padres de familia para la casa como a maestros para la escuela y que entre todos podamos estar de la mano con los niños y adolescentes.

Otro de los programas, que es la columna vertebral, es el Voluntariado Emcopaz. Aquí se han sumado personas muy valiosas, con diferentes talentos. Personas que desde su hacer se unen a Emcopaz. Sumamos su talento a alguna de las realidades donde se necesita. Este voluntariado se conforma por gente valiosa, queremos reconocerlo y agradecerlo, porque no tienen idea cómo ha sumado la comunidad”, continuó.

Prevenir el delito de raíz no es tan sencillo si quienes conformamos la sociedad no hacemos conciencia de la importancia que tiene reintegrar a los miembros que han cometido errores o se encuentran en una situación desfavorable. Emcopaz busca crear esa concientización en la sociedad.

El principal obstáculo al que nos hemos topado es decir ‘¿Y eso a mí qué?’. Al ir a platicar del proyecto nos dicen ‘¿A mí qué?’. Al preguntarles a los padres y madres qué pensamos cuando nuestros hijos salen en la noche. Son adolescentes y regresan más tarde, pero generalmente no te duermes hasta que no llega, y piensas en la inseguridad y oyes de Fulanita y de tu compadre al que le robaron, y nos indigna. ¿Quiénes son las personas que cometen esos delitos? Lo más fácil es decir ‘El ratero, el secuestrador, el asesino’. Ese ‘ratero’, ese secuestrador y ese asesino tienen una historia y cuando reconocemos que somos copartícipes y que yo con mi indiferencia colaboro a que esta desigualdad se haga más profunda, entonces participo. No lo hagas por ti, voltea a tu entorno y piensa en qué Saltillo es el que quieres, el que añoras”, sentenció Verónica.

EAC_8870-OK

Adecuando el Himno Nacional a la actualidad

El trabajo de Emcopaz es demasiado extenso. No alcanzaría con más páginas para resumir el legado que hasta ahora han dejado y el impacto que han tenido en muchísimas personas. No alcanzaríamos a mencionar la gran cantidad de acciones que han llevado a cabo para ayudar a quienes más necesitan una oportunidad de tener una mejor vida.

No obstante, las necesidades no se terminan, por lo tanto las ideas y propuestas de trabajo tampoco se detienen. Una de las propuestas más serias y recientes que la asociación realiza es una que va en función de generar una nueva conciencia y abrir las mentes de la sociedad: adecuar la letra del Himno Nacional a la realidad de 2017.

Esta propuesta puede sonar muy ambiciosa y es verdad que las líderes de Emcopaz se han topado con una gran resistencia. Pero son muy claras en algo: ellas son mujeres comprometidas con trabajar por el bien de México y de sus habitantes. Ese espíritu cívico tan arraigado les ha formado un gran respeto por los símbolos patrios, y han realizado un gran trabajo de investigación para llegar a esta conclusión.

En otros países se ha adecuado la letra de su himno nacional. Esta letra, en su tiempo –estamos hablando de 1853– se creó en un contexto histórico donde se presentaron las condiciones en las que se requería este espíritu, esa letra donde llamaras a la defensa de la soberanía de nuestro pueblo. Se crea después una Constitución que llama a la paz y al orden. Si tú ves nuestro Himno, sería contradictorio con varios artículos constitucionales. Hicimos el estudio y vimos que hay cosas que no checan, que contradicen artículos y el espíritu mismo de la Constitución que llama al orden y la paz”, explicó Blanca.

México está clamando por paz mañana, tarde y noche, y todos los lunes en las escuelas y en la radio diariamente pones un himno que está llamando a los mexicanos al grito de guerra, y trae todas estas frases, que aunque son poéticas y hermosas, –no quiero demeritar en lo hermoso que en su tiempo pudo haber sido ni mucho menos tachar a los autores de nada– pero hoy por hoy ¿a qué nos lleva esto?”.

La asociación realizó un estudio psicológico para sustentar su propuesta. Descubrieron que la repetición de ciertas frases puede incidir en la conducta, por lo que los llamados a la guerra mencionados en el Himno Nacional podrían llegar a repercutir en la violencia. De igual forma, la mayoría de los entrevistados no conocía el significado de las estrofas, por lo cual consideran necesario crear una nueva letra para el Himno que fuera entendible y que llamara a valores positivos.

Somos más que un grito de guerra de los mexicanos. Mucho de nuestro hacer aguerrido va por esa parte. Hoy por hoy necesitamos una letra –que fue la que compusimos con la Constitución en la mano– que hable del cuidado al medio ambiente, del respeto a la diferencia, de velar por los derechos humanos, de fraternidad con el extranjero, de solidaridad, de todo lo que nos dicen que debemos tener como ciudadanos”, dijo Blanca.

Con el respeto en la mano estamos presentando esta iniciativa.

Ya hablamos con representantes de Coahuila en el Senado y queremos hacer un foro donde se pueda presentar la propuesta, las estrofas del Himno contra las que estamos proponiendo y abrirlo a la ciudadanía y quizá mejorar esa letra entre todos, pidiendo congruencia hacia lo que vivimos, lo que requerimos actualmente y no pensar ‘ya se hizo así y así se tiene que quedar’. De 1853 a 2017 todo ha cambiado.

Nosotras somos constructoras de paz, no imponemos nada. Hacemos el trabajo completo. La propuesta está terminada, en este momento no podemos sacarla a la luz porque hay un proceso que cumplir, todo se está haciendo por el camino que nos marca, pero la letra está escrita, está sentida. Tenemos alrededor de dos años trabajándola, fue todo un proceso y sigue siéndolo”, explicó por su parte Verónica.

EAC_8867-OK

El trabajo no termina

Blanca y Verónica trabajan incansablemente por el bienestar de quienes más lo necesitan, y siempre sumando las voluntades de quienes así lo quieran. Emcopaz busca sumar las fuerzas y talentos de aquellos que mejor puedan ayudar.

La asociación nunca dejará de trabajar para resolver los problemas más grandes que tenga el país, pero siempre desde la raíz: siempre desde donde surge la necesidad para que en el futuro ya no prevalezca.

Ambas invitaron a la sociedad a dejar de pensar que es difícil ayudar a los demás y que el apoyo sólo va en función de donar dinero. La ayuda puede ser en todos los sentidos, reuniendo tus talentos o tus ganas de trabajar por los demás. La suma de esfuerzos es una de las grandes virtudes de Emcopaz, por lo que todos son bien recibidos.

Creemos que no tenemos el don (de ayudar). A veces lees un testimonio, lo escuchas y te encantaría ayudar, pero crees que no se te da. Yo los invito a darse la oportunidad. Aquí llegan a trabajar cuando pueden y cuando no, se retiran y las puertas se quedan abiertas. Yo los invitaría a darse la oportunidad de darse cuenta qué tan conscientes podemos ser”, finalizó Verónica.



Más videos >

141991968136

Saltillo, Coah.- El equipo que diariamente trabaja en el suplemento Elite del periódico Zócalo Saltillo se siente profundamente agradecido con los lectores que han permanecido a lo largo de estos años. Como muestra de esto, se elabora el ya tradicional anuario en donde se encuentran personalidades destacadas de nuestra ciudad en distintos eventos.

En esta ocasión la modelo saltillense Gaby Melendez, quien lleva varios años en este medio, nos acompaña en este cierre de año, posando para la portada.

En el siguiente vídeo se puede apreciar a Enrique Alvarez del Castillo, fotógrafo de nuestros suplementos, en el momento en que realiza la sesión de donde se seleccionó la foto utilizada en la portada del ya mencionado anuario que se ha convertido en el favorito de la sociedad saltillense.

VIDEO: Photoshoot del Anuario Elite 2014