Visto: 254 veces

Publicado el: Viernes, 17 de febrero del 2017

Eduardo Chávez, el don de la música

Sociedad Saltillo / Friday! / Texto: Octavio Pérez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt--Saltillo,Coah.- Desde pequeño ha demostrado habilidad para tocar la guitarra y, recientemente, las percusiones, buscando aprender cada vez más de otros instrumentos

Eduardo Chávez

Colorear la vida con música

El joven considera que es importante encontrar una actividad que te llene para hacer divertida la vida y disfrutar cada segundo

La música es una de las artes más bellas, y actualmente existen muchos instrumentos con los cuales interpretar piezas musicales.

Hay quienes usan la música como una forma de vida, quienes encuentran en ella un refugio o una forma de expresión, o quienes simplemente obtienen una satisfacción personal, liberan estrés y sienten un gusto por tocar, sea cual sea la razón.

EAC_6504-OK

Eduardo Chávez es un joven estudiante de bachillerato que toca guitarra desde que era niño, y hace un par de años comenzó a aprender a tocar el cajón peruano. Sin haber tenido la influencia de algún miembro de su familia o cercano que lo haya introducido a la música, Eduardo comenzó a dar sus pasos como guitarrista amateur.

Aprendí a tocar la guitarra en mi cuarto, empecé sacando canciones, descubriendo las escalas y cuando mis papás vieron que estaba muy metido en la guitarra tanto que hasta dejé de hacer las tareas, me dijeron que me iban a meter a clases”, explicó Eduardo.

Ahí fue cuando empecé a estudiar en la Escuela de Rock de Saltillo (School of Rock) con Carlos Mesta y Ángel Villarreal. Empecé a conocer más de la teoría y poner más en la práctica, ahí fue cuando crecí como músico”, dijo.

Con el tiempo, Eduardo comenzó a tocar y en una ocasión se presentó una oportunidad para explorar otro tipo de instrumento: los de percusión.

Un día resultó que necesitábamos una percusión porque no podíamos tocar y no había nadie que tocara y dije ‘Bueno, yo le doy’. Resultó que podía seguir el ritmo y me sugirieron ser percusionista, me gusta pegarle a las cosas”, relató Eduardo.

Mi novia me regaló mi primer cajón (que es éste que uso), desde entonces me dedico a tocarlo, he tocado en algunas ocasiones y me gusta mucho, es desestresante”, consideró.

EAC_6474-OK

Retos musicales

Hoy en día, Eduardo también está aprendiendo a tocar la armónica, y pronto le gustaría aprender a tocar uno de los instrumentos que considera su meta personal: el piano.

Me gusta crear. Hay un momento en el que te gusta aprender, te alimentas mucho de esas cosas, pero ya cuando decides crear algo es diferente. Por ejemplo improvisar solos en canciones o añadirle detalles e incluso componer una canción es algo que me gusta mucho”, confesó Eduardo.

Hasta ahora, Eduardo ha escrito una canción con la ayuda de su novia, quien lo apoya en su gusto por la música.

Ella hizo la letra y yo hice la música. Ella es cantante. Tengo planeado en un futuro no muy lejano hacer una canción propia”, dijo.

Por ahora, Eduardo prepara una presentación con el grupo del bachillerato Anáhuac.

Estamos preparando un concierto. Tengo ensayos entre semana, estoy yendo allá” explicó.

Veo la música nada más como un hobby. Me interesa estudiar mi carrera universitaria y dedicarme a la música los fines de semana, agarrar mi guitarra y ponerme a tocar. No es algo en lo que me quiera meter completamente, pero tampoco es algo que planee dejar en este momento”, confesó.

EAC_6494-OK

Finalmente, Eduardo le aconsejó a los lectores de Friday! a encontrar algo que les llene el corazón, ya que así es como haces la vida divertida para disfrutarla, haciendo lo que más te guste hacer.

Encuentren algo que los haga sentirse llenos. Puede ser la música, la pintura, la lectura, la escultura, todo tipo de arte, porque es muy necesaria para llenar una parte de la vida de las personas. Si vivimos en automático, sin darle un giro colorido a las cosas, nuestra vida podría llegar a ser aburrida y no se trata de eso, sino que la vida sea divertida y la puedas disfrutar a cada segundo”, finalizó.

EAC_6515-OK

FRASES:

Si vivimos en automático, sin darle un giro colorido a las cosas, nuestra vida podría llegar a ser aburrida y no se trata de eso, sino que la vida sea divertida y la puedas disfrutar a cada segundo”.



Más videos >

nt-festival-luces-tailandia_1Ciudad de México.- Uno de los festivales más populares de Tailandia es el Yee Peng Lantern Festival, también conocido como el Festival de las Luces, en Chiang Mai.

Este festival se celebra en el norte de Tailandia cada año, en la luna llena del duodécimo mes lunar del calendario tailandés, que normalmente cae en noviembre. Yee Peng es un festival budista que marca el cambio de estación y se centra en dar la bienvenida a nuevos comienzos.

La celebración para un comienzo próspero

festival-luces-tailandia_2

Para este festival, las personas se reúnen con el fin de elaborar unas cestas flotantes hechas a mano, que se conocen como krathong, además de seleccionar flores, varitas de inciensos y velas.

Los kathrong son hechos de bambú o de un tallo de plátano y una vela. Son liberados en el río Ping o en los fosos de la ciudad, en un ritual que tiene como objetivo despedirse de lo viejo y darle la bienvenida a lo nuevo. En todo este proceso, la luz cumple un rol clave.

Las personas suelen sentarse a orillas del río, recitan sus plegarias y piden sus deseos antes de dejar el kathrong. Se cree que el deseo se cumplirá si la vela de la cesta se mantiene encendida.

Además de los kathrong, también se libera al cielo lo que se conoce como khom loy, que son linternas que se liberan para la buena suerte.

Un festival lleno de luz y color

festival-luces-tailandia_5

Cientos de cestas iluminadas, así como desfiles y ceremonias hacen que el festival tenga una estética visual increíble; la luz y los colores invaden la ciudad y crean un paisaje realmente fascinante.

Las velas son colocadas fuera de comercios y casas, al igual que las flores, y las personas se saludan entre sí y se unen para celebrar.

festival-luces-tailandia_4El tradicional festival es visitado por turistas de todo el mundo que se suman a esta filosofía de despedir el año dejando atrás todo lo malo y recibiendo la luz de lo que está por venir.

Despedir lo viejo, celebrar lo nuevo: el increíble festival de luz en Tailandia