Visto: 18,899 veces

Publicado el: Sábado, 30 de Noviembre del 2013

¿Por qué me truenan las rodillas?

Issela García / Saltillo, Coah.- Las rodillas tienen la función de dar estabilidad al cuerpo, además de dejar que las piernas se doblen y enderecen, tanto la flexibilidad como la estabilidad son necesarias a la hora de hacer funciones cotidianas como ponerse de pie, caminar, correr, saltar o darse una vuelta, las cuales están accesorizadas por otras partes del cuerpo que ayudan a las rodillas a cumplir su función, como los huesos, cartílagos, músculos, ligamentos y tendones, si alguna de estas partes se lastima puede causar dolor en las rodillas y que no se pueda llevar a cabo su función.

 

¿Cómo funciona?

El traumatólogo José Sánchez Hernández nos platica que la articulación de la rodilla está formada por tres huesos. El fémur se apoya encima de la tibia. Cuando flexiona o estira la rodilla, el extremo redondeado del fémur se enrolla y se desliza por la superficie superior relativamente plana de la tibia. El tercer hueso se denomina rótula y está unido a los músculos, lo que permite estirar la rodilla. La rótula hace palanca y reduce la carga en estos músculos.

Los ligamentos (otro tipo de tejido blando) se sitúan en los laterales y la parte posterior de la rodilla y mantienen los huesos de la rodilla en su sitio. Estos ligamentos trabajan con los músculos que controlan los huesos y los tendones que conectan los músculos con los huesos para que puedas flexionar y estirar la rodilla. El área en torno al hueso por la que se deslizan la piel o los tendones está protegida por sacos con líquido (bolsas). La rodilla también tiene un revestimiento (membrana sinovial) que segrega un líquido transparente denominado líquido sinovial. Este líquido lubrica la articulación, lo que reduce la fricción y facilita el movimiento.

 

Dolores y molestias

Hay diferentes motivos por los que se puede sentir dolor en la rodilla, como lesiones, infección y artrosis.

Todas las personas pueden sufrir problemas en las rodillas, los cuales son provocados por un golpe o movimiento brusco que cause un esguince o torcedura, osteoartritis de la rodilla, causada por el uso y desgaste.

 

¿Cómo se diagnostican los problemas de las rodillas?

Los médicos pueden diagnosticar problemas en las rodillas cuando existen: antecedentes médicos, por medio de un examen físico o a través de radiografías, tomografías, imágenes de resonancia magnética, artroscopias y biopsias.

 

Osteoartritis

Esta enfermedad hace que el cartílago de la rodilla se desgaste gradualmente, dentro de los tratamientos se encuentran: medicamentos para aliviar el dolor, medicamentos para disminuir la hinchazón e inflamación, ejercicios para aumentar la extensión del movimiento y la fortaleza.

 

Artritis reumatoide

Causa inflamación en las rodillas y puede destruir el cartílago. Los tratamientos para esta enfermedad incluyen: fisioterapia, medicamentos y cirugía de reemplazo de rodilla.

 

¿Cómo se pueden prevenir los problemas de las rodillas?

Las caderas y las rodillas son partes fundamentales de tu esqueleto, ya que ayudan a sostener a todo tu cuerpo. Por eso cuando te lesionas puede resultarte difícil moverte y caminar. Una manera de ayudarlas, sanas o lesionadas, es fortaleciendo los músculos y las articulaciones que las rodean y manteniéndolos en forma.

Algunos problemas de las rodillas, tales como los que son causados por los accidentes, no se pueden prevenir. Sin embargo, muchos problemas de las rodillas pueden prevenirse si se lleva a cabo lo siguiente:

- Ejercicios de calentamiento, caminar y estirarse son buenos ejercicios de calentamiento que se pueden hacer antes de practicar deportes.

- Evitar los cambios rápidos en la intensidad de los ejercicios.

- Cuidar el peso.

- Usar el calzado adecuado.

- Fortalecer los músculos de las piernas haciendo ejercicios, tales como caminar, subir las escaleras, usar la bicicleta estática o levantar pesas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Más videos >

ntwhisky-cocteles-Johnnie_Walker_ELFIMA20140404_0043_12

Ingredientes para preparar el whisky con fresas y albahaca

- 3 fresas picadas
- 7 hojas de albahaca
- 1/2 onza de jugo de limón
- 1/2 de azúcar líquida
- 1 1/2 onza de whisky
- 5 hielos
- Hielo picado

Preparación del whisky con fresas y albahaca

Lo primero que debes hacer es añadir en el vaso la fresas picadas, la albahaca y machacar todo muy bien. Después, agrega al jugo de limón, azúcar líquida, whisky, los hielos y bate todo muy bien.

Luego, echa hielo picado en un vaso y añade la mezcla después de colar.

Decora el centro del trago con un trozo de fresa y una hoja de albahaca.

VIDEO: un rico whisky con fresas y albahaca