Visto: 465 veces

Publicado el: Sábado, 1 de octubre del 2016

Cuidado del calzado que tus tenis duren más

Sociedad Saltillo / Elite Sábado / Reforma

nt-2378d009446e493e_shutterstock_265147070Saltillo,Coah.- Puedes prolongar la duración del calzado haciendo énfasis en su limpieza.

Es bien sabido que los tenis para correr son esenciales para quien practica esta actividad, por lo que debes cuidarlos para darles una vida más larga.

Existen factores que afectan la durabilidad del calzado, y si los tomas en cuenta, es muy posible que logres que tus herramientas favoritas te lleven por muchos kilómetros más.

Muchos corredores cometen el error de usar un calzado que no les favorece, que no es para su tipo de pisada, ya sea pronadora, neutra o supinadora, pues los eligen principalmente porque son llamativos o porque están de moda.

También debes hacer conciencia que no puedes correr siempre con tenis favoritos, algo que sucede con muchas personas, pues entrenan o compiten con calzado que está muy desgastado y que facilita una lesión, rodillas, cadera o espalda.

Hay que saber cuándo renovar

La primera recomendación si eres un runner de los que entrenan y compiten con el mismo calzado, es tener más de un par. Lo ideal es alternar el uso de uno y otro, lo que ayudará a prolongar la vida del tenis, en especial en las zonas acojinadas, las cuales necesitan secarse del todo para recuperar su forma.

Otro buen consejo es que aflojes las agujetas antes de quitarte el calzado. Es muy común que los corredores se zafen los tenis y esto va dañando las uniones con la suela.

Aflojar las agujetas también tiene otro beneficio, pues se logra que los zapatos se ventilen más. Si el sudor de los pies no se elimina, puede generar mal olor y la humedad deteriora los tenis.

No es recomendable que al calzado le dé el sol para que se seque, lo mejor es colocarlo a la sombra en un sitio bien ventilado. Esto ayuda a eliminar bacterias y hongos.

Atención especial

La limpieza es un punto clave. Hay que lavarlos cada dos o tres semanas con jabón neutro. No uses otra sustancia, como detergente. Asegúrate de enjuagarlos hasta retirar todo el jabón.

Saca las plantillas y quita las agujetas antes del lavado. Nunca uses una secadora, el calor puede deformarlos, perderán capacidad de amortiguación y dañarás las uniones si están termosellados, algo muy común en el calzado de nuevas generaciones, pues evita las costuras.

Tampoco los seques en el microondas. El calor súbito puede deteriorar los materiales del zapato.

De nuevo, lo aconsejable es secarlos a temperatura ambiente, a la sombra y en un sitio bien ventilado.

Toma en cuenta que los tenis tardan unas 24 horas en secarse totalmente. Evita usarlos antes de ese tiempo.

Cuándo cambiarlos

A gran cantidad de corredores le pasa: no quiere deshacerse de sus tenis favoritos.

La realidad es que empeñarse en usarlos, aunque ya estén muy gastados, puede provocar una lesión.

Estudios hechos por marcas como Nike o Adidas han relevado que la vida útil de los tenis de una persona que practica la actividad de correr es de 800 a 900 kilómetros.

Habrá quienes tengan tenis que acumulan muchos más kilómetros, pero no es lo más recomendado, pues hay partes que se desgastan y no se perciben a simple vista.

Por ejemplo, en el caso de la capacidad de amortiguación, después de los 400-500 kilómetros comienza a no ser la misma.

La sugerencia es revisar la suela regularmente. Si el desgaste es muy notable, es disparejo –un tenis está más usado que el otro–, es una señal de que hay que cambiarlos.

Par darse una idea, un corredor que entrena de 50 a 80 kilómetros por semana tiene que empezar a revisar su calzado a los cuatro meses, que es el tiempo de vida aproximado que tendrán sus tenis.

Por eso es que el consejo de tener dos o tres pares es efectivo, pues al alternar su uso la durabilidad se prolonga y no hay que invertir en zapatos para correr cada cuatro o cinco meses, sino cada año o un poco más.

Tu otra rutina

Así como cuidas tu entrenamiento, es bueno cuidar de tus tenis para prolongar su duración. Toma en cuenta estos consejos.

– No corras sin usar calcetas o tines. Tus pies están más expuestos a una rozadura y no hay algo que ayude a lidiar con el sudor que producen con el esfuerzo físico.

– Después de correr, trata siempre de limpiar rápidamente tus tenis con un paño húmedo.

– Al terminar de correr, quítate el calzado desatando y aflojando las agujetas. No lo zafes, puedes dañar la suela en el área del talón.

– Abre los tenis para que mejore la ventilación.

– Evita dejar dentro del calzado las calcetas o tines que usaste, pues eso impide que la humedad se disperse.

Para lavarlos

Considera estas recomendaciones para limpiar tus tenis:

– Un punto clave es que el lavado del calzado deportivo debe realizarse a mano.

– Lávalos cada 10 o 15 días. Retira las agujetas y las plantillas para limpiarlas.

– Ten a la mano jabón neutro, un cepillo de dientes, dos paños y toallas de papel o periódico.

– Echa agua o sumerge el calzado en agua fría. Cepíllalo con jabón para quitar toda la suciedad. Esto tiene que hacerse tanto en el exterior como en las partes que veas sucias en el interior. Talla también la suela.

– Pon jabón en un paño y lava por dentro el tenis. Dedícale tiempo a este paso, pues es la parte del zapato que tiene contacto con el pie.

– Enjuágalos bien para retirar todo el jabón.

– Escúrrelos unos minutos y luego, con un paño seco, retira el exceso de agua empezando por el interior.

– Puedes usar papel absorbente para meterlo en el calzado, sólo no olvides retirarlo un par de horas después.

– Pon a secar los tenis a la sombra en un lugar ventilado y a temperatura ambiente.

– Según el clima, pueden secarse a las 12 horas, pero lo recomendable es no usarlos antes de 24 horas.

Estrictamente prohibido

No se te ocurra lavar los tenis en lavadora o lavavajillas ni ponerlos en una secadora.

El calor de estos aparatos puede deformar el calzado y dañar sus materiales, como el pegamento que tiene en la suela.

Muchos creen que un lavavajillas es menos agresivo que la lavadora, pero lógicamente es antihigiénico utilizar este aparato para limpiar utensilios de comida y lavar calzado.

Además, por el tamaño del zapato y sus materiales, es posible que se dañen los aparatos.



Más videos >

nt-mujeres-bostezos_3Ciudad de México.- A quién no le ha pasado: dormir unos minutos más, o que te salgan planes de último minuto en la noche. Aunque no tendrás tiempo de hacer un maquillaje supercomplicado, sí podrás quedar bonita con un maquillaje simple. Y ya no parecerá que has dormido solo cinco horas. Bueno, quizá se note por el ocasional bostezo.

Otras situaciones de emergencia

Cuando vas a viajar

No sobrecargues tu maleta: puedes usar otros recipientes para llevar solo la cantidad necesaria. Es más, los estuches de lentes de contacto te servirán para llevar cremas en el avión, dado que la altitud reseca tu piel. Según el sitio de belleza Allure, a 10 mil metros de altura la humedad en la cabina es del 20 %, y nuestra piel está acostumbrada a estar en un 40 a 70 % de humedad. Lleva una crema con ácido hialurónico: este producto tiene una gran capacidad de adherirse a la poca agua que hay a esta altura. Recuerda cargarla en un recipiente de 100 ml o menos.

mujer-viajar-avion

Cuando no tienes espejo

El maquillaje no dura todo el día, así que si los tuyos son largos es posible que te encuentres haciendo retoques en cualquier lugar. Y a veces la ventanilla del transporte público o tu celular no son buenas guías, por eso te damos estos consejos.

maquillaje-calle

Aplica poca base y finalízala con la esponjita, esto evitará que quede demasiado marcada. Si notas que has aplicado demasiada base, consigue agua micelar en spray: esparciéndola sobre tu rostro, quitará el exceso. Es recomendable que no uses delineador líquido: si ya es difícil con espejo, imagínate sin él. Pasa un lápiz delineador por la línea de tus pestañas, y evita el cat eye, dado que no puedes medir si te quedó igual de los dos lados.

Usa tus manos para guiarte: el contorno debería ir por debajo de la línea del pómulo y hasta dos dedos antes de llegar a la nariz. El rubor, directamente sobre el pómulo, pero debe terminar antes. El iluminador se aplica en la cara inferior externa de las cejas, en la línea central de la nariz y en el arco de cupido. Toca la línea de tus labios suavemente para aplicar labial. Y el último consejo: si te parece que todo está suficientemente difuminado, no lo está. Pasa algunas veces más la brocha.

¿Te dormiste? Te salvará este maquillaje de emergencia en 3 minutos