Visto: 568 veces

Publicado el: Viernes, 16 de septiembre del 2016

Betty de León una bella melodía

Sociedad Saltillo / Friday! / Texto: Octavio Pérez Fotos: Enrique Alvarez del Castillo

nt-eac_8769-okSaltillo,Coah.-  Cuando vivió en Hong Kong tuvo la oportunidad de tocar el chelo y desde hace nueve años lo practica con gran dedicación.

Betty de León

Chelista desde pequeña

Mientras estudiaba la primaria en el extranjero encontró en el chelo una oportunidad de incluir la música en su vida.

La música siempre es llamativa y capta la atención de las personas en general. Si vas por la calle y suena alguna canción que te gusta, cambiará tu humor, o si es una canción pegajosa, estará todo el día en tu cabeza.

Lo más sorprendente es que la música es llamativa aunque no suene. Esto, a través de sus intérpretes, los músicos.

Por ejemplo, Beatriz de León Jiménez robó la atención de más de uno cuando entró a las instalaciones de Zócalo acompañada de una funda grande y negra en donde guardaba su chelo, el instrumento que ha tocado desde hace nueve años.

Tenía un chelo más chiquito en tercero de primaria, cuando me vine de Hong Kong se me rompió en el avión, pero lo arreglamos y me duró otros dos años. Luego cambié a este y se me volvió a romper, pero lo arreglaron, pero he tenido este desde hace como cinco o seis años”, explicó Betty sobre su instrumento, mientras se preparaba para tocar en la sesión fotográfica.

eac_8795-ok

Estudiando en Hong Kong

Betty comenzó a tocar desde muy pequeña, cuando se encontraba viviendo en Hong Kong debido al trabajo de su papá.

Inicié cuando estaba en tercero de primaria, hace nueve años. Empecé a tocar porque vivía en Hong Kong, y ahí tenías la opción de estudiar algún instrumento y me gustó el chelo, entonces ahí me metí a clases de chelo y llegando a México seguí con otros maestros”, contó Betty para Friday!

Estaba en Hong Kong por el trabajo de mi papá, fue durante cuatro años. Desde tercero de kínder hasta tercero de primaria. Me regresé en cuarto”, relató.

Betty se dio cuenta que una ciudad tan grande como Hong Kong, alberga a grandes músicos y que los habitantes tienen una apreciación muy seria de la música.

Me gustaba mucho tocar en Hong Kong porque hay mucha gente que lo hace y tocar en una orquesta es algo muy importante allá. Tocábamos en presentaciones en la misma escuela donde estudiaba”.

De igual forma, con una cultura tan disciplinada y dedicada como la china, Betty aprendió que la música, al igual que todas las artes, requiere dedicación, estudio, paciencia y mucha pasión.

(La música) Es como una di